lunes, 10 de enero de 2011

EL FÚTBOL VENDE Y GENERA "MIERDA"

Días como hoy es cuando uno realmente piensa, si no malgasta tiempo de más en "todo esto" del fútbol. Pero para uno que como yo es un "amante" del llamado deporte rey, le es muy difícil separarse completamente de todo lo que huela a fútbol. Es cómo el cinéfilo que sigue yendo al cine a ver "malas" películas (por que son las que generan ingresos para la industria), y a fin de cuentas lo que proyectan en las "multisalas" y ver cada vez peores actores y actrices, o actores y actrices muy buenos haciendo películas de mierda por que son con las que ganan dinero. Después esperar a que lleguen los Oscars y ver como premian a Javier Bardem por un "papelillo" en una película aburrida, pero de la que los entendidos hablan maravillas, o a Penépole Cruz por hacer de una histérica sin gracia en una película mala de Woody Allen. Que no se me malentienda, que Bardem (más que la Penélope) ha hecho muchas más películas mejores que su papel premiado, pero aquí lo desilusionante de todo esto de los premios, es que depende de si vendes portadas de periódicos, revistas, productos en los grandes almacenes, etc.

El fútbol no está exento (en los últimos años) de esa moda "mercantil" donde más prestigio tiene, lo que se vende mejor. A Vicente del Bosque, el "Ser Supremo" (presidente del Real Madrid) lo echo de su club por que no daba la imagen "vendedora" que él quería, imagen que al parecer si da el designado mejor Entrenador 2010, José Mourinho (actual entrenador del Real Madrid). Ya sé que los premios no se dan por ser "mejor" o "peor" persona, pero no voy a negar, que más que el hecho de que Del Bosque es todo un señor, ha hecho una clasificación impecable para llegar al Mundial y posteriormente ganarlo y merecía mejor premio. Pero también hay que reconocer que Mou logró un "triplete" (con un Inter de Milán) que ha tenido mucho más repercusión mediática que el primer trofeo mundial de España en toda su historia. Está claro que vende más ser problemático y celebrar goles frente al banquillo rival (llenando portadas y tapando el mal juego del Madrid), que ser un hombre de buenos modales, de mucho fútbol y donde "la victoria te da resultados" y no "los resultados te dan la victoria".

Si el premio negado a Vicente del Bosque ya me parece injusto, lo que si es una "aberración" para el "mundillo" en que han convertido el fútbol de los últimos años, es que el Balón de Oro se lo hayan otorgado en un año cómo el pasado 2010 a Leo Messi, que si bien se lo mereció en 2009, que alguien me explique cómo en un año dónde el Barça sólo gana La Liga y Supercopa de España y Argentina no demostró en ningún momento nivel alguno de calidad, donde Messi estuvo desaparecido en todo el Mundial, sin meter ni un gol, sin embargo sus dos compañeros de equipo y campeones del Mundo, no han tenido premio. Si bien siempre he comentado que no me parecía justo que se lo hubiesen dado a Iniesta, por sólo el gol en la final del Mundial, Messi ni siquiera jugó las semifinales y jugadores como los holandeses (que si jugaron la final del Mundial) Robben (doblete en Alemania) y Sneijder (triplete con el Inter del sí premiado Mou), ni siquiera estuvieron entre los tres primeros. No voy a negar que el argentino es un gran jugador, pero se supone que estos premios reconocen los méritos de todo un año, y éste año (más allá de regates y goles) Messi no ha hecho más méritos que otros para llevarse el galardón del Mejor Jugador, cómo por ejemplo y se me ocurre un nombre: Xavi Hernández (tercero en las votaciones).

Definitivamente, lo que vende (más allá del talento) es la polémica. Y si bien Messi, no es un tipo polémico, si genera una gran expectación la idea de que tengamos otro D10S argentino que suplante a Maradona y más nos "enamora" un prepotente que gana títulos con planteamientos "anti-fútbol" (todavía me duele recordar a Eto'o jugando de lateral contra el Barça) que rellena hojas de noticias marcadas por la "bronca". Ahora sufro ver al Madrid jugando al "resultadismo", donde cuando no tenga ni a CR7 ni a los árbitros (y lo que se queja el Mou), veremos en donde quedan los resultados sin fútbol. *De más estar decir que el Madrid tiene que estar agradecido de que los árbitros le "echaran una mano" en casa contra el Valencia (expulsión injusta de Albelda) y Villarreal (¡en el tercer gol hay fuera de juego hasta tres veces! más un posible penalti no pitado a favor del Villarreal) y encima ir de provocadores (no puedo creer que aún no haya ninguna foto, que atestigüe que el hijo de Mou estaba en el sector del banquillo del Villarreal). A final de cuentas, este año se recordará por "la manita" del Camp Nou (y eso que Messi tampoco marcó).

Lo que si está claro es que España no vende (sólo compra) en el fútbol mundial. Aquí se pagan cantidades astronómicas por tener a los mejores jugadores del planeta, pero cuando las miradas apuntan al país ibérico como cima y referente del fútbol mundial, la FIFA mira a otro lado (siempre que puede). Forlán fue elegido mejor jugador del Mundial y ahora Messi repite como el mejor del mundo. Si de fútbol se trata, el mundo sigue mirando a Brasil y Argentina, aunque a día de hoy ninguno de los dos entran dentro de los mejores 4 equipos del mundo (según el pasado Mundial) o si no a Inglaterra (los padres del fútbol). En el 2001 Owen deja sin Balón de Oro a Raúl. Si bien el Liverpool de Owen ganó 5 títulos ese año y Raúl que venía el año anterior de ganar La Champions, ese 2001 ganó el título de Liga y la Supercopa de España y fue máximo goleador de la Champions, mientras que entre los títulos de Owen, el Liverpool ese año no ganó su liga domestica (Premier League) aunque sí la Copa de Inglaterra y la Copa de la Liga de Inglaterra (en Inglaterra tienen hasta 4 torneos locales) de menor importancia y tampoco es por menospreciar, en Europa ganó la UEFA (torneo menor que la Champions) y contra un Alavés que fue 10° en la liga española (sin menospreciar al Alavés). El Atlético de Madrid sin ir más lejos ha ganado en el 2010, UEFA y Supercopa y finalista de la Copa del Rey y no he visto ningún jugador entre los mejores clasificados. Ese año 2001 cuando también estaba el FIFA World Player Raúl quedó tercero, mientras que Owen (por votaciones) se quedó con un 8° puesto. Owen "The Wonder Boy" era el jugador de moda y quien vendía "tabloides", era el futuro del fútbol y creo que no llegó a promesa. Raúl siguió agrandado su MI7O.

España ha tenido que esperar mucho para que una generación liderada por Casillas y Xavi Hernández y comandada por Del Bosque le den un a Copa del Mundo, por talento, esfuerzo, humildad y por ser sencillamente los mejores del mundo. Eso es algo, que aunque el mundo "podrido" del fútbol no quiera reconocerlo, no nos lo podrán quitar jamás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario