domingo, 30 de enero de 2011

LA PELÍCULA: AVATAR

No es que sea muy "admirador" de James Cameron y reconozco que esta adversión al cineasta canadiense viene en gran parte por su gran éxito "Titanic". Personalmente aborrezco bastante la película protagonizada por Leo DiCapiro y Kate Winslet (a la que adoro, después de "Titanic"). James Cameron hizo bien el traernos el hundimiento del Titanic, como seguramente pocos como él pudieran haberlo hecho, sin duda lo mejor de toda la "larga" película.


Cameron es un hombre que viene de los efectos especiales y que también es guionista y sus mejores trabajos, son los que se "sumergen" dentro de la "ciencia fición" y "futuros apocalípticos". A quién no le gustan "Terminator" (I y II), "The Abbys", "Aliens" (la segunda) y ahora después de mucho tiempo apartado de la dirección y el "género"... "Avatar". Cuando dejó la "serie" de "Terminator" ("El día del Juicio Final" es genial), las secuelas se vinieron abajo. "Abbys" es sin duda la mejor película sobre las profundidades de los océanos y la segunda película de "Alien" (Ridley Scott, 1979) muchos consideran que es la mejor de la "cuatrilogía" del "octavo pasajero".


"Al cesar lo que es del cesar" y James Cameron con "Avatar" nos ha vuelto a regalar una de esas películas que no te puede dejar indiferente. Más allá de todo el desarrollo tecnológico, el 3D (yo no la vi en ese formato) y lo "generalmente" computarizado de "Avatar", la fuerza, como siempre está más allá de los efectos especiales, está en la historia y en los personajes, en lo que nos cuenta, eso sí, adornado con muchos "colores" en el mundo de "Pandora". En "Avatar", Cameron recurre a la siempre genial Sigourney Weaver (ya la dirigió en "Aliens") y optó por darle el papel protagónico al último "Terminator" (que no estuvo a la altura) Sam Worthington y no desentona para nada. Tampoco nos engañemos que no es una película de actores, pero también hay que saber "estar" en este tipo de películas, donde sabes que más allá de tu personaje, el espectador quedará fascinado por todo lo que hay alrededor. "Pandora" es un mundo apasionante, del que es lógico que James Cameron pretenda sacarle más partido, creo que desde George Lucas y su "Stars Wars" (salvando las diferencias) no descubría un mundo con tanto juego y que engancha.


Tan sólo tengo un "pero..." y es el hecho de que en una historia tan bien estructurada, con unos personajes bien definidos y en donde se reflejan muchos sentimientos humanos (la película podría haber estado ambientada en una selva de Sur América o África hace más de 500 años atrás), el abuso de efectos especiales, le quita un tanto de empatía con el espectador. Escenas en dónde ya de por sí para un actor es difícil transmitir un sentimiento (tristeza, amor, dolor...), a mi personalmente, se me hace mucho más difícil la "identificación" con el personaje, cuando está generado (si no totalmente, parcialmente) por "animación computarizada". Aún así, y reconociendo que fui un poco reticente para ver "Avatar" (pues esperaba, más de lo mismo), ahora que puedo hablar con los fundamentos de haberla visto, aseguro que no es "más de lo mismo", es dentro de la avalancha que sufrimos de malas películas que viven por y para los efectos especiales, un "soplo fresco" de buen cine. En "Avatar" los efectos especiales son muy importantes para su buen funcionamiento, pero en definitiva, si la película ha funcionado tan bien y hasta incluso optó por el Oscar a la mejor película y mejor director, es por que James Cameron a demostrado que más allá de "titanics", es el genio del "Sci-Fi" y ya estoy esperando más de "Avatar".

No hay comentarios:

Publicar un comentario