miércoles, 21 de marzo de 2012

DOBLE SESIÓN: "ACERO PURO" VS. "YO, EL HALCÓN"



Realmente me encanta cuando hago doble sesiones en el sofá de mi casa y una de esas doble sesiones surgió cuando finalmente me decidí a ver la más reciente película de Hugh Jackman, "Acero Puro", que sencillamente se centra en un torneo de boxeo de Robots. Inevitablemente, como me suele pasar en muchas ocasiones, mientras veía "Acero Puro", no podía sacarme de la cabeza a Sylvester Stallone en una película de los 80 llamada "Yo, el Halcón" y que centra su historia en torno a un torneo de "pulsos" en las Vegas. Ahora bien, la propuesta de La Taberna, para aquel que quiera seguir la sugerencia, es que también hagan una "doble sesión" de cine de sofá, con "Acero Puro" y "Yo, el Halcón", pero ya que tenemos dos películas tan parecidas entre si, de décadas ya bastante distantes y que ambas tienen una gran importancia en las "luchas" y demostrar quién es el mejor... pues al mismo tiempo haremos de esta "doble sesión" un "versus" entre las dos películas.





No me llamaba la atención "Acero Puro", absolutamente para nada, pero si escuché varias voces que me decían que la habían visto y resultaba entretenida. Ok, de acuerdo, después de haberla visto, puedo decir que me entretuvo más de lo que imaginé y que si bien no me resultó un buena película, pensaba que si a mi de niño, me gustó "Yo, el Halcón" (vaya fiebre pillé con los de los "pulsos" y virarme la gorra), pues ¿a que niño de hoy día no le gustaría ver una película de un "robot luchador"? Claro está que muchos se preguntarán que tiene que ver Stallone echando "pulsos" a Jackman "luchando" con un robot. Pues el nexo común es que ambas películas empiezan con el protagonista en su camión. Stallone es camionero y Jackman usa su camión para transportar su robot e ir peleando por ferias de campo y pueblos, haciendo exhibiciones. Luego ambas presentan, el que será el hilo conductor de las películas, ambos personajes (de una forma algo parecida, pero no igual) se tiene que enfrentar ante el hijo, que hasta en ese momento no han conocido. La madre de ambos niños, muere en la película y por esa razón los niños tiene que ir con sus padres. También en ambas está el familiar que quiere la custodia del niño, mientras que en "Acero Puro" es una tía que en principio parece ser la contraparte del padre, finalmente es un personaje comprensible y amable que deja que el niño vaya con su padre a la gran pelea de robots. Sin embargo, en "Yo, el Halcón", es el personaje del abuelo, el que lucha por la custodia del niño y tiene mucha más presencia en la historia, tratándose de un personaje casi mafioso, que es el "dolor en el culo" de Stallone.



Punto a favor de "Acero Puro" es que el niño resulta menos repelente que el niño pijo de "Yo, el Halcón", pero si es verdad que tal vez un tanto menos creíble, o será que yo ya no conozco a los niños de hoy en día y todos actúan como si fueran adultos y son unos descarados. En "Yo, el Halcón", aunque el niño pueda resultar repelente, me parece que se acomoda más a cómo debe de ser un niño de esa edad. Al mismo tiempo y aunque las actuaciones no sean especialmente buenas, la relación padre e hijo de Stallone en "Yo, el Halcón", es algo más paternal, que la de Jackman, en la que más que padre parecen amigos. Bueno, me imagino que también se debe a que los tiempos han cambiado. En definitiva, que ambas películas se desarrollan conforme a la relación de padre e hijo, que hasta el momento no se conocían y que el niño, que en un principio no quiere saber del padre, después le coge cariño, en dónde el nexo de unión se da con las peleas de robots o con los "pulsos". Siendo sinceros, ambas películas tienen un guión muy pobre, no se puede pedir mucho a una película de "pulsos" o de "robots boxeadores". Se diferencian en la música, una con "pop ochenteno" y la otra con "hip-hop actual". Ambas logran su mejor momento en los minutos finales, con la pelea final de robots, entre el grande y el pequeño, el fuerte y el débil y con el torneo de "puslos" que Stallone participa, para poder ganar el camión y también recuperar a su hijo. Ambas, claramente presentan una metáfora de superación y quieren poner la figura del padre, como rol modélico, pero mientras que en "Yo, el Halcón" todos sabemos que el bueno de Stallone terminará ganado (Stallone no puede perder), en "Acero Puro" es algo diferente, pero se empaña demasiado con las "lagrimas fácil", que de verdad no viene a cuento, no en una pelea de boxeo de robots, que algo más "frío" e insensible que eso no puede haber. Además, algo que Stallone no necesita para capturar la atención del público masculino, es la inclusión de la contraparte femenina, que en "Acero Puro" corre a cargo de Evageline Lilly (la de "Lost"), en un personaje muy intrascendente, pero claro está que Hugh Jackman como buen "conquistador" necesitaba su romance y también destaca por su belleza (no por nada más) Olga Fonda, que viene a ser del lado "malo" de la película. Ambas actrices son totalmente innecesarias para la historia, pero al menos, si no te gusta el "rollo" fraternal entre padre e hijo, al menos (como hombre) podrás "deleitarte" (en las pocas escenas que salen) con las dos guapas actrices. Pero insistimos... totalmente innecesarias.







"Yo, el Halcón" es una película de los 80, con Stallone seguramente en la cima del mundo (Over the Top) y una des sus pocas películas dirigidas al público infantil o familiar. "Acero Puro" tal vez se muestra un tanto más fría, al igual que todo el mundo de los vídeos juegos y por eso, la lágrima fácil del final y con un Hugh Jackman que parece que empieza a "caer" en popularidad. Son dos opciones de "cine con palomitas", que te pueden hacer pasar el rato. Más entretenida seguro para los niños que para los adultos. Lo que está claro, es que "Yo, el Halcón" no es una de las películas referencia de los 80, aunque muchos la recordamos con entusiasmo y "Acero Puro" tampoco lo será de esta década, pero algo de agradecer de "Acero Puro" es, que aunque se "ubica" en un futuro (no tan lejano), si es de las pocas películas que parece "beber" de aquel cine de los ochenta que todos recordamos con tanto cariño, aunque después con el paso de los años, no nos resulte tan buenas como la recordábamos.



Yo, además de que es película de mi infancia, en este "versus" me quedo con Stallone y "Yo, el Halcón" y eso que me gusta el boxeo, pero me viene gustando ya de adulto. Considero que de niño es mejor jugar a los "puslos" que no al boxeo y aunque "Acero Puro" trata de "enfriar" el boxeo con acero, no representa lo mejor de ninguno de los dos... ni del boxeo como deporte, ni del juego de robots para niños. Definitivamente, el "pulso" lo gana "Yo, el Halcón".

3 comentarios:

  1. Jaja que bueno. La vi ayer y justo pense lo mismo, la conexuon entre las dos. Me alegro q alguien tb lo viera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No era tampoco muy difícil de hacer la conexión... jejejeje. Eso si has visto "Yo, el Halcón", que para mi marcó mi infancia. Saludos!!! y gracias por visitar La Taberna.

      Eliminar
  2. En mi opinión es una porquería de película, futurista inexplicable, copia 40% Rocky IV ( cuando llegan los rusos con Drago) y 60% Over the Pop...Saludos , buen Blog

    ResponderEliminar