domingo, 15 de abril de 2012

DIFERENTES PARTIDOS... MISMO "GUIÓN"


Ayer se jugaba La Liga (el título liguero). Sólo había dos partidos y eran precisamente los que tenían al Real Madrid y Barcelona como protagonistas. Los partidos se presentaban con claras diferencias para los cuatro equipos, pero al final se han parecido más en su desarrollo, de lo que muchos podían haber pensado. El Madrid sabía que no podía perder puntos antes de la visita al Nou Camp y el Barcelona (después del resultado en el Bernabéu) sabía que si dejaba puntos en Levante, las posibilidades de ganar La Liga se esfumarían. Si logran (como la gran mayoría presupone) ganar en su casa ante el Real Madrid, la diferencia de un punto al Barcelona, le puede dar La Liga en los partidos venideros, pero si pierden contra (todo pronóstico) contra el Real Madrid, la diferencia sería de 7 puntos y sería prácticamente imposible. El Madrid se podría hasta dar el lujo de perder contra Sevilla y Athletic de Bilbao (a priori los encuentros más difíciles) y aún conservaría un punto de ventaja sobre el Barça. El próximo fin de semana sabremos definitivamente si hay o no hay liga.

El Real Madrid se enfrentaba al Sporting de Gijón (segundo por la parte final de la tabla) que necesitaba la victoria, o al menos puntuar para tener opciones de quedarse un año más en Primera. Los de Clemente, salieron claramente a "amarrar" un empate y ver si pescaban un gol a la contra (con muy pocos efectivos). La diferencia de puntos entre ambos equipos era (antes del partido) de 54 puntos... una barbaridad (que refleja lo "pobre" de esta Liga). El Barcelona visitaba al 5º clasificado (el Levante) con el que la diferencia de puntos era de 30 puntos... otra barbaridad (ya que se trata del 5º en la tabla). El Levante también necesitaba la victoria para poder meterse otra vez en puestos de Champions, pero también salió a tratar de mantener un empate en casa y ver si a la contra le hacía daño al Barça. Entre Levante y Sporting la diferencia de puntos es de 20 puntos, en lo que también dejaba claro que en principio, el Madrid que jugaba en casa, lo tendría más fácil que el Barcelona que volvía a jugar de visitante en un campo en "malas condiciones". Tanto Madrid como Barça terminaron ganando y con muchas dificultades (más dificultad para el Barça) y también ambos empezaron perdiendo y de forma muy parecida, por manos dentro del área de los dos Sergios (Ramos y Busquets). Ambos penaltis bastante claros. Aunque Busquets trata de llevarse las manos al pecho (pagándolas al cuerpo) cuando el balón cae entre sus manos, aun no están pegadas del todo y hacen que el balón en vez de salir rechazado, caiga muerto dándole una ventaja en una acción más que voluntaria. Al igual de voluntarias son las manos de Ramos que al ver que en su deslizamiento, el balón lo va a superar extiende notablemente las manos, para que este no le pase por encima de la cabeza. Así que Sporting de Gijón y Levante empezaron poniéndose por delante. La diferencia, es que en esos primeros minutos el Barcelona llevaba la ofensiva y el control, mientras que el Real Madrid ya había sufrido más de lo que se esperaba y de nuevo en gran parte al planteamiento inicial de Mourinho y a la inoperancia de un medio del campo compuesto por Khedira y Sahin (que sustituía a Xabi Alonso). Ante esta ausencia de alguien que pudiera mover el balón con criterio y al mismo tiempo pudiera buscar desplazamientos largos de balón al área, fue Sergio Ramos el que se puso "las botas" de Xabi y en un buen centro al área encontró la cabeza de Higuaín. Algunos podrán decir que la defensa del Sporting se confió demasiado, pero el pase de Sergio Ramos es medio gol, el otro medio fue que Higuaín puso la cabeza y para dentro.




En la segunda parte Mourinho quitó a Sahin (metiendo a Benzema) y a Callejón (metiendo a Di María). El turco estuvo mal y el pobre Callejón estuvo en la primera parte como el resto del equipo, inoperante. Pero Mou volvió con sus cambios más habituales. Di María no mejoró a Callejón (tan sólo se encontró con el regalo del balón en el pase del segundo gol) en exceso, pero si es verdad que Benzema da mucho más juego al ataque que Higuaín (que terminó siendo sustituido por Granero). Marcaron los dos (Higuaín y Benzema) y también CR7 y ponen a este Real Madrid igualando el récord de los 107 goles en La Liga (por ahora nada más que decir). El Sporting de Gijón que no fue al Bernabéu a marcar goles, marcó uno, pudo marcar otro y lo que a mi me preocupa más (de cara a futuros partidos) volvió a demostrar que al Real Madrid, con muy poco, se le hace bastante daño. Por cierto, dos cosas que no me gustaron (Mourinho y sus "shows" aparte) noté a Marcelo por segundo partido consecutivo "sobreexcitado" y Arbeloa hoy recordó al "mejor" Altintop o Coentrão (de lo mal que estuvo). Por lo demás, el Real Madrid acusa en exceso la ausencia de Xabi Alonso (es un alivio que pueda estar en el Nou Camp) y vive de la renta goleadora de sus tres hombres más ofensivos (CR7, Benzema e Higuaín). Buen partido de Özil, que ante la ausencia de Xabi, fue el único que puso "algo" de "cordura" en el juego del Real Madrid.




El Barcelona, en la segunda parte buscó hasta la extenuidad el primer gol (del empate) y lo consiguió en una gran jugada de combinación que una vez más culminó Messi. El empate no le era suficiente y siguió buscando el gol, pero el Levante (y Munúa) se lo pusieron muy difícil. El que se lo puso muy fácil, fue Botelho al árbitro, cuando en una entrada de Cuenca (que no parecía tener mucho más peligro que otras jugadas) empujó al atacante. Hubo una acción muy parecida también de Ballesteros sobre Iniesta, pero esta vez el árbitro no pitó penalty (y tampoco se protestó mucho). Guardiola después ha dicho que el penalty "es así, así" y yo me imagino que más bien (además del resultado a favor) lo hace para dar de que hablar de cara al clásico. A él también le interesa que haya "polémica" antes del partido, sobre los favores arbitrales. Partidos como el próximo "clásico" conviene "calentarlo" un poco y si hay presión sobre el árbitro, sabe que juega en casa y que un árbitro "presionado" siempre tira a "casero". El "así, así" claramente busca una respuesta en Madrid, pero se ha olvidado que Mourinho ahora guarda silencio.



Pero antes del "clásico", la Champions. El Madrid en principio tiene una eliminatoria más difícil que la del Barça. Creo que ninguno puede despistarse mucho y si hay clara diferencia con el resto de equipos de La Liga, también la hay con el resto de equipos de Europa. Ya se que muchos esperan la Final entre Barça vs. Madrid, pero no sé por qué (y lo digo ahora con la posibilidad de equivocarme, como siempre) algo me dice que no habrá la Final esperada por todos. Creo que tanto el Bayern de Munich tiene opciones reales de eliminar al Real Madrid, como el Chelsea hacerlo con el Barça. Hoy los dos equipos más grandes de Europa han "sufrido" para ganar a un equipo en puestos de descenso y a otro (que aún siendo el equipo revelación de La Liga) no olvidemos que tiene uno de los presupuestos (si no el más) más pequeño de La Liga. Sigo diciendo que el Madrid juega poco y vive de sus goles y el Barcelona sin duda es el "peor" de los últimos 4 años (con Guardiola). Siguen siendo los mejores, pero cuidado que el Bayern de Munich no es un Sporting de Gijón (con todos los respetos) y el Chelsea un Levante (también con todos los respetos). Lo único que puede beneficiar a ambos equipos españoles, es que enfrenten unos partidos más "abiertos" que los "ultra defensivos" de ayer. Por cierto, el Sporting "tiró la toalla" con el segundo gol del Madrid, el Levante "dio la cara" y apunto estuvo en los últimos minutos de darle un disgusto al Barça. Yo creo que avisados están para la Champions.

No hay comentarios:

Publicar un comentario