miércoles, 4 de abril de 2012

EL GATO CON BOTAS... PERO SIN "ALMA"


Muchos de los que suelen visitar La Taberna puede que piensen que se trata del jugador del Real Madrid, Karim Benzema. Pero, aunque el Madrid afronta esta noche su pase a semifinales de la Champions, no nos referimos al jugador francés que últimamente se está poniendo las botas y es uno de los que más "alma" le está poniendo al Real Madrid. Nos referimos a la última película de Dreamworks y su "franquicia" de personajes de Shrek, con el "spin-off" de "El gato con botas".


Sin duda "Shrek" ha sido de las últimas películas de animación (por computadora) que le ha podido hacer frente a la factoría Pixar (tanto por personajes, como por la historia), pero ya en la segunda entrega del "ogro verde" (dónde precisamente sale "el gato con botas") se veía un desgaste que ha querido llevar a límites incluso "dolorosos" para el espectador. Creo que hacía bastante que no veía una película tan mala y que además hubiese estado nominada como "mejor película" (de animación).



"El gato con botas" logró capturar la atención de los espectadores en la segunda película de "Shrek" y ha salido en las posteriores (que ya no se si son 3 o 4). A muchos nos hacía "ilusión" el "spin-off" del personaje, pero reconozco que conforme salían las últimas películas de "Shrek" y todo lo que se iba viendo de la película protagonizada por "el gato", se me iba quitando cada vez más las ganas de verla. Finalmente preferí no verla en el cine (creo que hice bien) y preferí verla en casa, en la comodidad de mi sofá y sin pagar una entrada "innecesaria". No me quedé dormido, por que aún era temprano en la noche, pero si llegó un punto, aún siendo una película relativamente corta (hora y media), que sólo quería que se acabara... por favor. No tiene gracia (algo que caracterizaba las películas del "ogro verde"), tan sólo par de "chistes" que tal vez te arrancan una sonrisita. La historia es bastante floja y tirando a muy aburrida y abusan demasiado de "bailes" estúpidos entre gatos (me imagino que tal vez a los niños le pueda encantar... pero es la forma "estúpida" de entretener a los niños). Si algo podía haber llamado la atención del minino peludo y pequeño (interpretado por Antonio Banderas), era que era un personaje con gracia y "alma" (llamémoslo carisma), que en su propia película la ha perdido por completo, pues han preferido "ridiculizar" sobre lo que precisamente tuvo el "gancho" para el espectador.



Los personajes nuevos, como la gatita interpretada por Salma Hayek o el huevo conocido como Humpty Dumpty, no llegan tampoco a tener la presencia escénica de otros personajes de la franquicia "Shrek" y el adorno con la fábula de las "habichuelas mágicas" y el "ganso de oro" (que mezclan con "la gallina de los huevos de oro") tampoco llega a crear una atmósfera que te haga introducirte dentro de la película. Seguramente, los "huevos de oro" es lo único que "brille" en toda la película, que una vez que acaba, es como si nunca hubiese empezado y mejor si no hubiese existido. Tal vez estoy siendo un poco cruel con "El gato con botas" (no lo creo...) pero creo que tenían un muy buen personaje, como para darle el protagonismo en una película tan floja y con un guión tan malo. Siempre me ha encantado la fábula de las habichuelas mágicas y es uno de los cortos animados de Disney preferidos de mi infancia (con Mickey, Donald y Goofy) y creo que aquel "viejo" corto de 20 minutos es mucho mejor que la hora y media de "El gato con botas".



Sé que hay comparaciones que no deberían de ser, pues estamos comparando seguramente la mejor época de las animaciones de Disney con una película que se ve claramente que ha sido realizada por el simple hecho de sacar dinero a un personaje que tenía "tirón", pero que los mismos creadores se han encargado de "empequeñecer", realizando una película fácilmente digerible y a la vez olvidable. Lo que más me molesta seguramente de la película de "El gato con botas", es que pudiendo haber sido mucho mejor (al menos interesante y entretenida), se limitaron a poner un gato bailarín y "latín lover", que sólo sabe "poner ojitos". Lo único que salva al "gato con botas" es Antonio Banderas (ya sea en inglés o en español) y después de haber visto la película, creo que el éxito que goza el personaje felino es mérito del actor español y su caracterización. Por lo demás, poca imaginación para una película sin "alma" (como ya venía pasando con las últimas de "Shrek") y lamentablemente "el gato con botas" se queda más veces sin ellas puestas, en un claro reflejo del producto final de la película, que para mi gusto no llega a ser la película esperada por muchos. Es más, para mi es la peor película de animación que he visto este año (y en varios). Será que no me gustan los gatos...

2 comentarios:

  1. Eres demasiado cruel con la pelicula, no es una maravilla pero tiene su gracia, sera porque a mi me encantan los gatos.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a mi no me gustan mucho... los gatos. Pero aunque sé que puedo exagerar y ser cruel, la verdad es que la película no me gustó nada... aún así "El Gato con Botas" sigue siendo mi personaje favorito (después) de "Burro" de todo el mundo "Shrek".

      Salu2

      Eliminar