martes, 10 de abril de 2012

LA PELÍCULA: LORAX (EN BUSCA DE LA TRÚFULA PERDIDA)


Empezaré por decir que no soy seguidor de los libros de Dr. Seuss y que sí había visto en el cine la adaptación de "El Grinch" con Jim Carrey (que me gustó) y tan sólo había visto algunas escenas de "The Cat in the Hat" con Mike Myers. Después sacaron "Horton" de la que me han comentado cosas bastante buenas y que después de haber visto "Lorax", la pongo en la lista reciente de películas para ver. Además, fui a ver "Lorax" no tanto por que me llamara la atención, reconozco que en esta ocasión la promoción de la película ha hecho mucho y también mi chica que siempre quiere ver casi todas las películas de animación (y yo no me opongo).


























La verdad, es que a veces, cuando vas a ver una película sin ningún tipo de expectativas, muchas veces resulta que te gusta más de lo que esperabas. "Lorax" es una muy buena película, pero claramente dirigida para el público infantil. No es de esas películas de animación que juegan con la dualidad de querer ser para niños, pero también quieren atraer un público algo más mayor y adolescente (que muchas veces juega con chistes de doble sentido), es sencilla, directa y honesta y aunque es claramente para niños, los padres también la disfrutarán. Además, a aparte de los gustos cinematográficos de cada cual, el mensaje que presenta la película es del todo válido y necesario para los tiempos que vivimos. Es siendo una película para niños, una película más inteligente que otras tantas que tanto llenan las salas de cine, dirigidas a un público que se supone que tienen más "cerebro" que los niños. Claro está, que la historia no es mérito de los productores o guionistas, es mérito del autor del libro en la que está basada: "Dr. Seuss The Lorax".


La historia es aparentemente sencilla, pero que encierra una enseñanza más allá de los personajes y el colorido de la película. En una cuidad claramente futurista, todo en la ciudad es artificial y nada dentro de la ciudad es natural o perteneciente a la naturaleza de la Madre Tierra. Hasta los árboles son artificiales y todo es controlado por un gran magnate (que además vigila todo lo que hacen los ciudadanos) que lo único que quiere es seguir promoviendo el consumismo desmedido, algo que hace que al mismo tiempo que genera dinero, sus fábricas siguen contaminando el aire y por eso, su próximo proyecto es después de vender el agua, vender el aire. Si lo pensamos, hoy en día no estamos muy alejados al mundo que presenta la película de "Lorax" y por eso la importancia de sus mensaje precisamente a los que en un futuro puede ser que se enfrenten a situaciones parecidas. Entre todo esto un niño (unos 12 años) que como todo niño, le gusta una niña. Una niña con inquietudes artísticas (siempre muy relacionado con el pensamiento humano) y que sueña con poder ver un árbol de verdad. Esto despierta el interés del niño y con la complicidad de su abuela (imprescindible este personaje... jejeje) va en busca del único que sabe el secreto de los árboles. Claro está, que este personaje vive ermitaño fuera de la ciudad y es lo que desemboca en toda una aventura para el niño y al mismo tiempo nos cuenta el origen de "Lorax" y la destrucción de los árboles.






Todo está adornado con gran colorido y personajes del bosque "graciosos", que pasan por peces cantarines, ositos (casi de peluches) adorables y patos. Los árboles son peludos y de colores chillones (naranjas, rojos, amarillos y púrpuras). Tal vez la película abuse un poco de la risa que siempre producen los "golpes", sobre todo en los niños, pero a pesar de este único inconveniente, no pierde ritmo, ni fuerza. Tan sólo decae un poco llegando al final, pero vuelve a subir, esta vez con otro de los aciertos de la película, que son las canciones. Desde el inicio, la película empieza con un número musical (muy al estilo de la última película de "Los Muppets") y termina con la canción que seguramente es la mejor de todas (también está muy bien, la que representa el cambio y destrucción del bosque). Tal vez si no fuera por las canciones, "Lorax" no tendría la fuerza para poder hacer llegar el mensaje que desde el inicio es su intención como película, además de divertir y de vender productos con la cara de el "Lorax" (que tampoco seamos tontos). Pero, para mi es una película en su contenido, totalmente necesaria en estos momentos y que si además de divertir, puede también enseñar y educar, mejor que mejor. Muy buena película "Lorax" y tal vez, como ya comenté cuando volvieron "Los Muppets", ojalá se hicieran más películas así, para el público infantil y poder soñar con que no se pierdan las buenas costumbres y la educación. "Concientizar" nunca está de más... aunque no sea gratis y a veces nos cueste una entrada al cine, pero merece la pena.



No hay comentarios:

Publicar un comentario