domingo, 2 de septiembre de 2012

EL PELICULÓN: INTOCABLE


Esta película francesa (la más taquillera del cine francés) se estreno en Europa para noviembre del año pasado. Ahora llega a los cines de México ("Amigos") y para mi es de las mejores películas que he visto últimamente. Uno se podrá preguntar cómo una película que se centra en dos personajes: un rico paralítico desde el cuello hasta los pies y un pobre emigrante senegalés puede ser una gran comedia. Aunque más que comedia es una "tragicomedia" exquisita. El secreto está en que tratándose de unos personajes y unos temas un tanto delicados y muy aprovechables para poder afligir al espectador y sacar la lágrima fácil, si terminas llorando, de seguro que es de risa.



No es una comedia alocada, además dentro de su sencillez y naturalidad aborda temas muy profundos como lo son la amistad y el amor (al prójimo) de una forma nada "ñoña". Está tan bien estructurada en su guión que conforme va pasando la película, pierdes casi la noción de que uno es parapléjico y el otro un emigrante. Es precisamente esa actitud de Driss (el emigrante senegalés), que llega a que le firmen el papel necesario para cobrar el paro (como que asistió a una entrevista de trabajo y lo rechazaron), que no repara en darle importancia a la condición de inmovilidad de Philippe, quién finalmente decide contratarlo, para su cuidado personal. Toda esa naturalidad en la que se desenvuelven ambos personajes, como si (siendo marginados) no hubiese casi diferencia entre ellos es lo que hace que la película funcione tan bien y consiga empatizar con el espectador.



De más está decir que la relación entre ambos y la química entre los actores es explosiva. Tal vez la misma película no hubiese funcionado igual si no fuera por la gran labor de Françios Cluzet (Philippe) que tan sólo con su rostro (no puede mover el resto de su cuerpo) logra transmitir todas las emociones de su personaje. Pero aunque la labor de Cluzet es de por si admirable, la grata sorpresa es el personaje de Omar Sy, con un personaje que encandila casi desde el primer momento y que logra sacar más que una carcajada (sincera y limpia) en la película. No obstante Sy se llevó el premio a mejor actor en los Cesar del cine francés. Hay una parte genial en la que baila al ritmo de "Earth, Wind & Fire" y que dan ganas de bailar y es lo que logra hacer con una fiesta "inmóvil" y que tanto agradece el que menos puede moverse. El acierto de la película y de ambos personajes, empezando por el de Driss, es la naturalidad en la que afrontan las particulares situaciones del otro, con esa naturalidad que al otro no le hace sentirse "inferior" o "marginal". Incluso hay espacio para la broma en referencia la discapacidad y que es recibida con buen humor y haciendo que los lazos de amistad se estrechen.



Hay que poner en perspectiva (desde un inicio se sabe) que la película "Intocable" está basada en hechos reales y al final en los créditos se ve la imagen de ambos personajes reales (que poco tiene que ver con lo cinematográfico). Para muchos, es una película comercial (aunque venga del cine francés) y que cae absurdamente en la ofensa de sus bromas. Me imagino que todo dependerá del cristal con el que se mire. En un principio se puede decir que el personaje que más recibe del otro es el de Philippe, que está acostumbrado a una vida "estática", en dónde todos a su alrededor le tratan con piedad y eso es precisamente es lo que no necesita (o quiere). Pero no es tan sólo el único en ver su vida de una manera diferente con la llegada de Driss, éste por su parte accederá a placeres (como el arte o la ópera) que hasta entonces no estaban a su alcance (aunque se mofe de ellos). Es una relación simbiótica, que hace pensar, que si uno fuera minusválido, le gustaría tener alguien como Driss a su lado y si fueras un emigrante de una barriada marginal, poder conocer a alguien como Philippe que no muestra prejuicio alguno. Todo está basado en ambos personajes, pero sin duda es Driss, el que con su naturalidad, sinceridad y hasta "incultura" logra en cierta forma cambiar la vida de todos los habitantes (empleados) de la mansión (tan rígida y formal) de Philippe. Además, que siempre también es una forma de captar la atención de los espectadores (masculinos y que les gusten las pelirrojas pecosas) con una "pedazo de motivación" como Audrey Fleurot, que se presenta como una atractiva ayudante de Philippe e interés cortejador de Driss.




No hay mucho más que se pueda contar de "Intocables" sin entrar en detalles que puedan arruinar la satisfacción que genera en sí lo sorpresivo de toda su composición. Para mi es un peliculón que logra por algo menos de 2 horas hacer que pases un rato divertido, de la forma más natural y sencilla posible, que es a través de la risa y la comprensión (no compasión) de ayudar al prójimo desinteresadamente. Creo que es una película que hay que ver, no será tiempo perdido, no es sensiblera ni moralista, es ágil e inteligente y de seguro que con el personaje de Omar Sy, muchos recuerden inclusive al mejor Eddie Murphy y su carismática sonrisa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario