lunes, 17 de septiembre de 2012

LA PELÍCULA: LOS JUEGOS DEL HAMBRE


Creo que tengo serios problemas con los productos que tienen toda la pinta de ser "prefabricados". Es decir, que corresponde más a la idea de crear algo fácil de digerir y a sabiendas que es lo que el público (o la masa social) quiere ver o espera ver. Esa es la impresión que tenía antes de ver "Los juegos del hambre" y esa sigue siendo mi impresión después de haberla visto. Es verdad que no puedo decir si es una o no buena adaptación del libro de Suzanne Collins, pues no he leído los libros, pero si he leído que al parecer, aunque la película "encierra" bastante la escénica del libro, esta no llega a ser tan "cruda" como lo que se plasma en tinta sobre papel.


Cuando llegó a los cines me rehusaba a verla, pero la verdad es que después fui ganado algo de interés con el despliegue de noticias para la secuela y etc. No esperaba una gran película, pero si esperaba algo al menos interesante u original. Nada que ver, inclusive me ha decepcionado de sobremanera el papel de Jennifer Lawrence (que sí me había gustado como "Mystique" en "X-Men: Primera Generación"). Todo lo que leía sobre el personaje de Katniss Everdeen (muy parecido a Merida de "Brave"), era de que tenía mucha fuerza y era una gran heroína y bla, bla, bla. Pero ni tiene fuerza, ni tampoco es la gran heroína y todo su personaje se centra en una estúpida historia de amor adolescente. Me cuesta mucho a veces ver a actores como Donald Sutherland o Stanley Tucci en este tipo de películas, pero bueno tampoco es criticable, es como ver a Emma Thompson o Alan Rickman (entre muchos otros) participando en la saga de Harry Potter (pero aún así creo que hay bastante diferencia). No soy seguidor de Harry Potter (creo que habré visto tres películas enteras), pero reconozco, que aunque sé (por los mismos seguidores del mago con gafas) que no todas son buenas películas (y la serie tiene sus altibajos), mi problema no es que considere que "Harry Potter" es un mal producto, es que a mi nunca me llegó a enganchar. Sin embargo y por el contrario, si considero que la saga "Crepúsculo" (siempre hablando de las películas) si es un producto totalmente "prefabricado" y además dañino (pero para gustos, los colores). Y ahí creo que radica el principal problema de "Los juegos del hambre", que siendo la típica película que se aprovecha del tirón literario de una saga para adolescente, se asemeja más a "Creprúsculo" que a "Harry Potter", dándole más importancia a las "caras bonitas" que puedan atraer hordas de niñas adolescentes que abarroten los cines.



A mi me da mucha rabia, por que después de ver la película, tan sólo me he quedado con la curiosidad de ver si algún día me animo a leer el libro, por que creo (o esa es la impresión que me quedó) que puede ser más interesante que la película. Me da rabia, por que tal vez estaba esperando que me gustase y no me gustó, por que tal vez entiendo que la idea de la trama no es mala (aunque tampoco es nueva) y me da rabia por que (gustándome los filmes post-apocalipticos) aquí después de una gran guerra, el poder establecido vive aprovechándose de los pobres (nada nuevo e irreal), pero mientras que los distritos más pobres parecen ser campos de concentración nazi o poblados del sur de los USA de los años 40-50, después nos encontramos un "Capitol" en dónde todo está "decorado" con vestimentas al estilo de la época de la Ilustración (cómo si de una película de Mozart se tratara o de Maria Antonieta), pero que no deja de verse a lo "Lady Gaga", lo que terminó por repatearme completamente. Además de una policía (o fuerzas de seguridad) que se asemejan a los "Beastie Boys" en su video "Intergalatic", que más que imponer "miedo" o "respeto" a mi me daba risa. Pero eso no es lo peor, si además de toda esa estética y maquillajes a los "Lady Gaga", tampoco puedo ver a Lenny Kravitz en la pantalla (si se trata de una película). Me encanta Lenny Kravitz como músico y cantante, pero no puedo verlo actuando, lo siento. Claro que también está Woody Harrelson, pero su personaje (que me da la impresión que en el libro debe de tener mayor presencia) no deja de pasar a ser uno testimonial, como el de Elizabeth Banks (que después de "¿Hacemos una porno?" vaya decepción) que no aporta mucho. Ya veremos a ver que pasa con ambos personajes en las siguientes películas (como con el personaje de Donal Sutherland), pero a mi me costará mucho verlas, si lo hago lo haré como con esta, tranquilamente en el salón de mi casa.




Y sigo con "la rabia", por que una película que se prestaba para ser "rabiosa" y con coraje se queda en poco y nada. Tampoco es que quisiera ver escenas de mucha sangre y ver cabezas cortadas y cosas al estilo (más propias de una película "gore"), pero es que las pocas secuencias de violencia, además de que no presentan nada de violencia (me imagino para que pudieran verlas los menores de 18 años) que hasta cierto punto puede ser lógico, el problema es que están muy mal presentadas de cara al espectador. Durante la película se supone que matan a más de 10 niños y adolescentes y nunca llegas a sentir lástima por ellos (por ninguno de ellos), ni siquiera llegas a sentir (aunque sea algo) repulsión ante un "reality" que juega con la vida (y "el hambre") de otros. Ese es el principal fallo de la película, que no tiene ningún tipo de "identidad", que tratando se de una "barbarie", pasa como si se tratase de "La Isla" (reality show), en dónde poco te interesa quién sufre, pasa hambre o se muere. Lo que te interesa es quién se lía con quién. Pero si aún así la intención de la película fuese "criticar" esos programas de televisión tan de moda, también falla, por que una vez que empieza el "espectáculo", no hay en la película ningún tipo de interacción de ver como reacciona el público ante la sucesión de muertes (Tan sólo sucede una vez y es precisamente en un distrito, no de los "aburguesados" del Capitol). Además que la manipulación de "elementos" en el "campo de batalla", es absurda y ridícula y terminan también por quitarle realismo. La parte de los perros generados por computadora es de lo peor... pero en fin, que si querían hacer crítica se quedaron lejos (y eso que la película dura casi 2 horas y media). Parece un "reality" más, pero ficticio (aunque todos lo son) y es lógico que si no me gustan los "reality" tipo "La Isla" o "Gran Hermano", pues tampoco me va a gustar una película que se asemeja más a eso que a una película.



Por cierto, y para aquellos que a lo mejor no lo sepan, hay una película japonesa "Battle Royale" (también basada en un libro del mismo nombre) que sin duda es mucho mejor que "Los juegos del hambre". Yo que después de ver "Los juegos del hambre", me han dado ganas de ver otra vez "Battle Royale" y si decido leer uno de los dos libros, creo que primero me consigo el japonés.

2 comentarios:

  1. La adaptación es aproximadamente de un 90% respecto al libro...poco más vas a ver en la novela, salvo ampliación del transfondo con insertos narrativos en modo de recuerdos y flashbacks. Y el argumento no se centra en una historia de amor. Como mismo dicen en la peli es una artimaña para gustar al público, pero obviamente no pueden profundizar en los resquemores de la prota respecto a tener que aliarse como una "enamorada"...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la historia de amor entendí que era para "enganchar" al público, pero sin leer el libro, a mi en la película me parece que la saga se va a centrar más en ese triángulo amoroso, precisamente para enganchar a los espectadores (sobretodo a las adolescentes). La verdad es que tengo algo de curiosidad de leer el libro, para ver si no es tan plano como si me resultó la película, pero si me dices que la adaptación es un 90% respecto al libro, no se que pensar... Aún así, creo que casi dos horas y media dan para profundizar y mucho... Vamos que está claro que no me gustó mucho, pero por otra parte creo que hay material para que las próximas películas sean mejores...

      Saludos y gracias por tu comentario!!!! XD

      Eliminar