lunes, 22 de octubre de 2012

ARMSTRONG: EL "SUPERHOMBRE" QUE CAYÓ DE LA LUNA


Siempre se ha usado la metáfora de "llegar a la Luna" para referirse a conseguir una sueño o una meta muy deseada o casi imposible. Así que se puede decir que hoy Armstrong (Lance, no Neil) se ha caído de la Luna y se ha dado el hostión... yo diría que del siglo. Me he estado "mordiendo la lengua" durante las últimas semanas, pero todo aquel que más o menos me conozca (o sea asiduo de La Taberna) sabrá que la noticia que hoy se ha desvelado, que la UCI (mayor protectora del norteamericano) no ha tenido más remedio que condenar a Lance Armstrong y desposeerlo de sus 7 Tours de Francia, me ha hecho muy feliz. Con esta condena pública, finalmente se ha acabado (yo no diría con el mito) con el engaño del que todos creían que era el "Superhombre" del deporte mundial. Yo reconozco (y no me gusta, por que creo que me acerca a ser una mala persona) que "estoy más contento que unas castañuelas" y eso que no suelo desearle mal a nadie (pero tengo una lista de "personajes" a los que si les deseo, no mal, simplemente justicia).

Parecerá una tontería, pero yo personalmente esperaba una notica así desde hace mucho tiempo. Nunca me creí el mito de Lance Armstrong. Puedo ser un escéptico (aún no me creo que el hombre llegara a la Luna y tampoco me creo las imágenes del salto desde la estratosfera de Baumgatner), pero hay algunas proezas que creo que son más propias de "cómics" y "superhéroes" (ficticios) que de humanos... y la proeza de los 7 tours seguidos de Lance Armstrong, no entra en una propia de un ser humano, más bien de un tramposo y un mentiroso y manipulador de masas (sobre todo esto último). Claro, que muchos (no se si seguidores de Armstrong) me preguntarán ¿qué pasa con Indurain? Pues con Indurain (por ahora) no pasa nada y no por el simple hecho de que sea español. Yo crecí viendo ciclismo cuando aún corría Álvaro Pino (mi preferido) y poco después disfruté de los duelos entre Greg Lemond (USA y de mis favoritos) y Laurent Fignon (Francia), en los que se coló un Perico Delgado, que vino a ser el primer caso de dopaje más sonado de España (para aquel tiempo). Perico era para mí un ídolo dentro del ciclismo, pero creo que nunca nadie argumento que aquella sanción por positivo de dopaje había sido injusta (como si creo que ha pasado con Contador). Después llegó Indurain, justo cuando nadie pensaba que alguien pudiera superar a Perico Delgado y lo hizo con creces y a lo grande. Hasta Contador, creo que no ha habido otro ciclista español capaz de superar a Indurain. Los franceses (y la UCI) envidiosos como son, lo saben y aprovecharon el mínimo (porcentaje de clembuterol) para sancionarlo. Digo todo esto, por que no es cuestión de nacionalidades (aunque uno tenga favoritismos), es cuestión que nunca me creí que un paciente de cáncer que nunca había ganado nada, de repente (después de recuperarse) gana 7 Tours seguidos, como si nunca hubiese padecido de ninguna enfermedad. Lo que más rabia me daba, era que usara su "cáncer" para hacer dinero y "demostrar" como había vencido y superado una enfermedad como el cáncer. Uno, que ha vivido la experiencia del cáncer tan de cerca, siempre me dio asco esa utilización para sacar dinero con "pulseritas amarillas". Se ha demostrado que el único "cáncer" es Lance Armstrong, no tan sólo para el ciclismo (primer perjudicado) si no también para la sociedad que le había creído y le había elevado hasta la Luna.



Por mi parte (y aunque muchos sigan hablando de Armstrong como un "gran campeón") creo que se ha  hecho justicia, pero tal vez llega demasiado tarde. Si la UCI y las autoridades pertinentes querían de verdad limpiar el ciclismo, hacía tiempo que tenían que haberle metido mano a Lance Armstrong. Ahora, después de esta sentencia, sí creo que se da la situación propicia para que de verdad el ciclismo vuelva a ser lo que era y pueda estar lo más limpio posible. Aún así, creo que no todo acaba aquí, a caído el "héroe", la cabeza más visible (como Nacho Vidal en la Operación Emperador), pero creo que en la UCI hay más implicados, que deberían también caer o al menos ir dimitiendo (como ha manifestado Óscar Pereiro) por su inoperancia o yo diría complicidad. Perece mentira que haya sido la USADA (el organismo del mismo país que Lance) la que haya tenido "los huevos" de "matar" a su propio "héroe". Algo de aplaudir (una vez más) a los USA y sus instituciones. Es que para mi, era tan evidente que conforme iban pasando los años (aún con Armstrong en activo) iban cayendo todos los compañeros de equipo (US Postal) de Lance Armstrong, además de sus más directos rivales. Además se daban casos como el Festina o la Operación Puerto, en dónde surgían nombres con relación (directa) con el ciclistas estadounidense. La USADA ha basado toda su investigación en una trama bien organizada de dopaje, que dirigía (entre otros) Lance Armstrong. Muchos argumentarán que supuestamente no hay evidencia de positivo en los exámenes, aunque los más escépticos (como yo) siempre han hablado de que si hay positivos que han sido encubiertos, siempre a través de un pago de una cantidad monetaria (también hay en el informe casos de sobornos). Aún así, recuerdo que Valverde fue sancionado simplemente por que su nombre aparecía dentro de la investigación de la Operación Puerto y su supuesta vinculación con el Dr. Fuentes (no por positivo). Además, si la UCI finalmente ha tomado la decisión de sancionar de por vida a Lance Armstrong (al que siempre había defendido) será por que más allá de positivos, las pruebas (y declaraciones) presentadas por la USADA son incuestionables. Creo que no todo acaba aquí y habrá "caso Armstrong" para rato. Creo que aún hay muchas "ratas" a las que sacar de la "cloaca" que se ha convertido la UCI (paladines contra el dopaje... JA-JA).



Se que me pueden reprochar el que me alegre del mal de otros, como el"mal" de Armstrong (que en pocas semanas ha perdido casi todo... hasta la mayoría de sus patrocinadores que le hacían millonario), pero para mi humildemente, mi insistencia en que Lance Armstrong era un tramposo hoy se ha convertido en realidad y por eso no siento que me alegre del "mal" de Armstrong, simplemente me alegro de que por fin se haga justicia. Por otra parte estoy triste por toda esta mentira, estoy triste por todos aquellos que siempre creyeron al estadounidense, por los que compraron su "pulserita amarilla" creyendo en la bondad de un tramposo, que lo único que hacía era hacerse más rico a costa de una enfermedad que sufren muchas personas que no logran tener los medios (económicos) para poder vencer su lucha. Me siento triste, por que en verdad, aunque crea que algunas proezas son más propias de "cómics", creo que a este mundo le hacen falta más "héroes" (y hay muchos anónimos). Lance Armstrong "fue" uno de ellos, ejemplo para muchos y es muy triste que ahora todo el mundo se entere que era un mentiroso más... y eso, aunque muchos no lo crean, también me pone triste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario