lunes, 12 de noviembre de 2012

BOCHORNOSO ESPECTÁCULO PASADO POR AGUA


Los otros días hablando con un amigo, me decía que había dejado de ver los partidos del Real Madrid. Es una de esas personas (que como yo y otros tantos) que siendo seguidores del Real Madrid desde pequeños, no nos sentimos actualmente identificados con el equipo actual, ni con su imagen (institucional) ni con su juego. Yo creo que hay pocos partidos del Real Madrid que no termine por dormirme (ahora con la diferencia horaria entre España y México, los partidos suelen ser entre la 1 y las 5 de la tarde). Con el partido de ayer, me volvió a pasar (pero reconozco que la resaca de la fiesta de cumpleaños del sábado ayudó a ello). Muchos esperaban un partido más vistoso, pero la lluvia lo impidió. No fue la única inclemencia en un partido en el que el árbitro fue el protagonista absoluto y eso es claro reflejo que de fútbol se vio poco (por no decir nada).


Está claro que el campo del Levante estaba casi imposible para jugar al fútbol (principalmente en la primera parte) y que ello propició a que con el balón frenándose a cada momento en las zonas encharcadas (casi todo el campo), los jugadores decidieran ir más al choque y meter fuerte la pierna. Ambos equipos tienen jugadores especialistas en esas labores y menesteres. Partido feo y bronco, que a pesar de la lluvia el árbitro no supo controlar y terminó como dicen que acabó en la zona de vestuarios y la enfermería. Yo no voy a defender a nadie (mucho menos a los del Levante o a Ballesteros, que de seguro que estaba buscando bronca), pero si el nombre Pepe sale en cualquier trifulca, yo ya sé a quién no voy a creer y a quién voy a señalar con el dedo. Lo siento mucho, pero ya durante el partido se pudo ver a un Pepe (nuevamente) sobreexcitado, que en alguna que otra acción del juego, se le vio (después de lanzar el balón fuertemente afuera, al público) haciendo aspavientos de provocación (también tiene antecedentes contra el Levante). Parece que por mucha agua que le mantuvo mojado, su temperatura corporal era lo suficientemente caliente. Para mi Pepe debería de estar en un ZOO encerrado en una jaula (y no hago comparaciones "racistas" con los monos"), por que su comportamiento es más de un animal que el de un jugador profesional de fútbol. Muchos rivales lo han dicho y yo también lo pienso, "Pepe no debería de vestir la camiseta del Real Madrid". Para mi otra camiseta, como por ejemplo la del Levante (casos como el de David Navarro) le vendría mejor.


El Levante (no sé si por las condiciones del terreno de juego) salió a frenar la "fuerza" (física) del Real Madrid. David Navarro debió de ser expulsado por su codazo a CR7 y es otro jugador que no debería de jugar al fútbol (el daño que le hacen al deporte). Lo de Ballesteros es diferente, es un jugador que siempre se ha valido de su corpulencia física para imponer "respeto" en la defensa. A la primera que se le acercó a Callejón vio la amarilla (un tanto rigurosa) y en la posterior fue Callejón el que "bochornosamente" hizo teatro para ver si el árbitro picaba y le sacaba la segunda. Ballesteros se puso como una fiera, pero la cosa no fue a más. El árbitro estuvo fatal (también es una vergüenza que Muñiz Fernández siga arbitrando), pero en un partido tan bronco, me parece un poco desigual que al Levante le sacaran 6 amarillas por sólo una al Real Madrid (CR7 por una mano). Es verdad que los jugadores del Levante parecían jugar un poco más al límite de la agresividad, pero vi faltas iguales de parte de Albiol, Xabi Alonso, Ramos o Pepe. No creo aún así que haya sido un robo como dicen en Levante, pero está claro que el árbitro no tuvo el mismo rasero con ambos equipos (empezando por la no expulsión de David Navarro) y en ese desacierto arbitral, yo creo que perjudicó más al equipo local, con un penalty (incluido) que no lo era y que la parada de Munua hizo justicia. En definitiva un partido que fue un despropósito y en el que el Real Madrid volvió a llevarse un resultado favorable e inmerecido. Un empate hubiese sido lo más justo, pero entre que el Levante no tuvo suerte de cara al gol y Casillas siempre hace alguna que otra parada que bien vale una victoria inmerecida, el Levante se vio "hundido" ante el Real Madrid.



Sin embargo, el héroe fue Morata, salió a poco menos de 10 minutos para el final y en menos de un minuto (y creo que en el primer balón que tocaba) metió el gol que salvó a Mourinho del ridículo. Un ridículo que el mismo portugués había propuesto en el terreno de juego. Essien volvió a ganarle la partida al "cuarenta millones" de Modric y se está perfilando como un titular indiscutible con Mou. Está claro que las condiciones del terreno le venían de perlas a jugadores de tipo similar a Essien, pero no tengo ninguna duda que de no haber llovido tanto y el terreno estar en mejores condiciones, hubiese sido titular igual. Con respecto a CR7 ocupando el lugar del "9" (ante la ausencia de Benzema e Higuain) era en cierta forma lo más lógico. Seguramente darle la titularidad a Morata hubiese parecido algo "desproporcionado", pero también era una opción. Lo que yo no puedo entender, es que cuando CR7 (temiendo por su linda cara adornada por un corte en la ceja... no me creo lo de los mareos, no por un golpe así, la verdad. Un jugador que juega con un hombro dislocado, por favor...) no salta al terreno de juego, en su lugar lo hace Albiol (para formar un "trivote" defensivo). Ya sé que los "mourinhistas" dirán que siempre se le criticará todo lo que haga, pero por favor (por mucho que el campo pareciera una piscina) el que al quedarte sin tu "mejor jugador" (y más ofensivo) decidas meter a un defensa central a "estorbar" en el medio del campo, es una clara intención de "amarrar" un triste gol. Además que teniendo en cuenta de lo "incómodo" del partido, sus cambios sistemáticos fueron precisamente jugadores con los que no cuenta especialmente, como Albiol, Kaká y Morata. Mourinho vio la piscina de Levante y decidió "ahogarse" jugando al waterpolo (de mucho contacto físico), menos mal que Morata le sirvió de salvavidas. Cuando vi que Albiol salía por CR7, pensé que si Morata no salía después de todas las "señales" que lo apuntaban, ya no lo haría nunca. Después salió Kaká por Arbeloa (y dos detalles, Coentrão volvió a jugar todo el partido y Albiol podía haber resuelto en su momento las ausencias en defensa), desplazando a Albiol al lateral derecho. Mourinho sacó los "desechos" del banquillo para que se enfangaran. Morata se hizo un gran favor (al demostrar que puede tal vez jugar algo más que 10 minutos) y le sirvió a que el oportunista de Mourinho sacara pecho con la cantera. Por cierto que se habla del fuera de juego (muy justo) en el gol del Levante, pero no se habla (y tal vez sea yo el único que así lo vea) de la posible falta de Sergio Ramos a Ballesteros en el gol de Morata. Si esa acción llega a ser al revés (de Ballesteros a Ramos) se hubiese pedido penalty. Con esto no quiero decir que no me alegre por Morata (y en consecuencia con la victoria), con esto quiero decir que el Real Madrid no mereció ganar, que Mourinho volvió a tirar de su repertorio más cobarde y bochornoso y que al final cuando ya el partido agonizaba (y muchos veían aumentada la diferencia con el Barça a 10 puntos) se encontró con un resultado que además de mantenerle a la misma distancia, también le ha servido para encumbrarse como el responsable de que Morata haya marcado gol. Para mi, el mérito es únicamente del canterano, no del entrenador que le ha dado los minutos de la "basura" cuando ha podido al menos darle 45 minutos.


Del resto de La Liga decir que el Barcelona no afloja (con tres goles en la primera parte y uno con un fuera de juego posicional, que no afecta al computo global de la victoria), que el Atlético de Madrid sigue queriendo mantener las opciones (y que también los árbitros parece que están por la labor). El Málaga pierde fuelle (después de sus partidos de Champions) y también el Betis, pero siguen manteniendo los puestos. El Valencia no termina de despegar en La Liga y parece que el Athletic de Bilbao empieza a escalar posiciones poco a poco, mientras que el Sevilla de Michel se descuelga, como el Mallorca de Caparrós. Es que hay mucha liga por delante y me temo que también muchos bochornos (en todos los aspectos, deportivos, extra-deportivos y arbitrales) como los de ayer vistos en el Levante vs. Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario