viernes, 21 de diciembre de 2012

DOBLE SESIÓN APOCALÍPTICA: ESCAPE FROM NEW YORK & ESCAPE FROM L.A.


Ya que estamos en el día en el que el mundo se va acabar y bla, bla, bla, pues nada mejor que si tienes tiempo, hacer una "doble sesión" de cine. Hay infinitas películas de corte apocalíptico, en donde después de un "desastre", la sociedad se ve alterada de como la conocemos. De entre ese gran número de películas del género siempre ha habido dos películas de John Carpenter que me han gustado y que están ambientadas en un mundo apocalíptico. Las dos son un conjunto y que tienen como protagonista al mismo personaje interpretado por Kurt Russell... Snake Plissken, uno de los mejores personajes e iconos de Hollywood.


La primera de las dos películas y que fue un gran éxito de taquilla es "Escape from New York" (1981) y está ambientada en un Manhattan que ha sido enteramente convertida en una prisión en donde se segregan a toda clase de delincuentes. Lo más llamativo es lo impactante visualmente de un New York prácticamente derruido y deteriorado, que le da a la película además de sus tonos oscuros y sombríos y un fuerte contraste, un "tinte" apocalíptico de los mejores vistos en el cine (uno de los responsable en esta labor fue un joven James Cameron). La trama se centra en que el avión presidencial (el Air Force One) ha sido secuestrado y estrellado en la ciudad, con la consecuencia de que el Presidente que sobrevive al suceso, se encuentra en la prisión más grande de unos USA en decadencia, en cuales las calles están llenas de delincuentes y dementes personajes. Está claro que el Presidente caerá en manos de unos reclusos que querrán negociar con su vida el poder escapar y salir de la isla de Manhattan y es cuando entra en acción Snake, un veterano de guerra al que todos daban por muerto. Lo mejor de la película y del personaje interpretado por Kurt Russell (entre otros) es ese tono ácido, que también ayuda a poder llevar mejor una crítica a la sociedad y los poderes establecidos, sin hacerla extremadamente pesada o moralista. El personaje de Snake, parco en palabras y rudo, pero que también guarda momentos de cierta "humanidad" (como se puede ver en relación a algunos "compañeros de viaje") es lo mejor de la película, pues aunque es bastante entretenida, con dosis de acción y efectos especiales (que ahora nos pueden hacer reír), el guión (en su trama) no es una gran maravilla, pero los diálogos y las personalidades de todos sus personajes, están bien elaborados. Es de los pocos antihéroes que realmente funcionan en el cine, un héroe que no quiere serlo y que está en contra del sistema que lo "contrata" para su misión. Esa característica le da mucha fuerza al personaje y su rivalidad con el alcalde del penal. Sin duda un clásico de los 80, dentro del género de la "ciencia-ficicón". Como detalle decir que ese "futuro" apocalíptico en New York está ambientado en el 1997.




La segunda película tardó 15 años en llegar a los cines (después del éxito de la primera) y cumple básicamente con los mismos parámetros de la primera. "Escape from L.A." (1996) cambia de escenario a un Los Ángeles que después de un terremoto ha sido separado de la península, convirtiendo en una isla, la que posteriormente el gobierno decide utilizar para desterrar a todos aquellos que no sean buenos ciudadanos estadounidense. También tiene una fuerte crítica social y política. Entre los desterrados a la isla de Los Ángeles, pueden estar los que fuman, comen carne roja o son musulmanes, entre otras cosas. Aunque la trama en su esencia es la misma, en esta nueva secuela la diferencia está que esta vez Snake tendrá que adentrarse en L.A. para encontrar a la hija del Presidente, que descarriada y convencida por su novio (delincuente) ha robado un "arma letal". Es entonces que Snake es reclutado para esta nueva misión, en una película que como cualquier otra del género, resulta predecible, pero no por eso deja de ser menos entretenida. Kurt Russell vuelve a estar genial en su papel de Snake, que inclusive regresa más ácido y áspero que en la anterior. Además en esta segunda película está acompañado de actores veteranos como Peter Fonda y Pam Grier, además de contar con Steve Buscemi. Está claro que usando la misma fórmula de la primera puede resultar algo "trillada" y seguramente 15 años después no aporte nada realmente nuevo a la original, por eso puede ser que en cuanto a la trama y el guión este por debajo de "Escape from New York", pero creo que el personaje de Snake sale reforzado. Otro detalle de "Escape from L.A." es la caracterización a lo Ché Guevara del "malo de la película", como un guerrillero con su boina incluida. De seguro que aquellos que cuando fueron a ver al cine "Escape fron L.A." sin antes haber visto "Ecape from New York" salieron más que satisfechos (si les gusta el género). Son películas que se pueden ver por separadas, sin necesidad de haber visto la otra. Es como si la segunda fuese un "remake" de la primera, en donde cambia el escenario y algunos personajes, pero la trama básicamente es la misma (como "El Mariachi" y "Desperado"). Por cierto, si "Escape from New York" sucedía en 1997 (un año después de que se hiciera "Escape from L.A.), "Escape from L.A" viene a suceder en 2013 (justo el año que viene).




Lo que muchas veces tiene el cine de John Carpenter, es que a veces no sabes si se burla de ciertos aspectos o simplemente es un guiño en forma de homenaje. Ambas películas de "Escape from New York" y "Escape from L.A." son claros homenajes a las películas de "serie B" y los "westerns". Además, John Carpenter logra también un gran impacto con la música que acompaña ambas películas. Para mi son dos clásicos del "sci-fi" y reconozco que soy de los que vio primero (en el cine) "Escape from L.A." y me fascinó. Así que si aún tienen tiempo y viendo que "lamentablemente" el fin del mundo no ha llegado, pues yo no tengo plan mejor que ver una "doble sesión" de estas dos películas post-apocalipticas... que de eso se trata todo esto del fin del mundo... ¿quién sabe? El 2013 está a la vuelta de la esquina.



No hay comentarios:

Publicar un comentario