jueves, 27 de diciembre de 2012

DOBLE SESIÓN: PETER PAN & DESCUBRIENDO NUNCA JAMÁS


Aprovechando que estamos en periodo vacacional (para muchos) y los niños (los que tengan niños) están en la casa, pues desde La Taberna sugerimos una doble sesión (para la tarde y la noche), en la que la primera película es para ver y compartir con los niños y la segunda, pues ya es un poco más para adultos, pero que aún así también se puede disfrutar con los niños más grandes. Además tienen un nexo en común y es que ambas giran en torno de la figura de Peter Pan y el País de Nunca Jamás.


La primera "Peter Pan" (2003) es la última adaptación del libro de James M. Barrie. Coincidía prácticamente con el cumplimiento de los 100 años de haberse esterando la obra original en Londres (1904). Es una adaptación muy diferente a la mundialmente conocida de Disney y esta vez es en "live action" con actores y un gran despliegue de "dirección artística". Además, aún siendo una película para niños, es igualmente de disfrutable por los adultos, pues al mismo tiempo "encierra" momentos de cierta "oscuridad" y "maldad" en los piratas, sobre todo en el Capitán Garfio. Sin duda alguna lo más destacable de "Peter Pan" de P. J. Hogan es el desarrollo artístico, recreando un "Neverland" totalmente mágico y llamativo. Las actuaciones son correctas, teniendo en cuenta que en su mayoría son niños (ninguno de ellos ha llegado a hacer nada más de renombre) y tal vez el actor que más destaca en su personaje es Jason Isaacs como Capitán Garfio. Para aquellos que les guste las películas de mundos de fantasías (sin olvidar que "Peter Pan" es un clásico de la literatura infantil) y las películas de piratas, mezclada con otros aderezos como las hadas y los indios, es una película estupenda y muy amena. Original en su desarrollo y su guión, mezclando aventuras con algo de humor. No es del todo inocente, pues la relación que se crea en torno a Peter Pan y Wendy (con el Capitán Garfio de por medio) en torno a un "beso", hace que a veces parezca que estamos viendo una típica película de "acción" a la americana, en la que el protagonista mantiene una "tensión (de atracción) sexual" con una fémina, que siempre termina con (al menos) un beso, ya llegando al final de la película. Aquí, en "Peter Pan" la acosadora es Wendy (sin duda) que juega con la inocencia del niño Peter Pan, mientras que ella (que se va haciendo mayor) le ofrece su "beso escondido" en la comisura de su boca. Así que habrá momentos un tanto extraños, más propios de adultos, entre Wendy y Peter, pero que aún así no hacen desmerecer el desarrollo de la película, en la que prima más el afán por no crecer, que el afán de enamorarse y dejar de ser un niño, para ser un adulto (al menos un adolescente). A mi personalmente me encanta Disney y su película de "Peter Pan" (1953, cincuenta años antes), pero esta adaptación de P. J. Hogan no tiene nada que envidiarle (son distintas) y resulta entretenida y muy acorde a los tiempos actuales. Aún así, lo  que está claro, es que "Peter Pan" nunca envejece.




Al año siguiente, en el 2004 (justo en el 100 aniversario) estrenaron "Descubriendo a Nunca Jamás" con una larga lista de grandes nombres de actores, empezando por Johnny Deep y siguiendo por Kate Winslet, sin obviar a Dustin Hoffman (que había hecho de Capitán Garfio en "Hook" de Steven Spielberg) y Julie Christie, entre otros como el niño Freddie Highmore. "Descubriendo a Nunca Jamás" es una gran película (con un gran número de nominaciones a premios) y de seguro un peliculón si eres aficionado a la obra de Barrie, "Peter Pan". Para mi (como "Peter Pan" es uno de mis libros favoritos) es un peliculón y reconozco que es de esas películas que logra sacarme la lagrimita. Aquí más que a "Peter Pan" (que veremos en su representación teatral), veremos el proceso que vivió el autor J. M. Barrie para crear la obra teatral. Me imagino que en la película (como suele ser usual) habrá mucho de ficción que adorne la realidad, pero no deja de ser menos interesante, entretenida y conmovedora. Todo empieza con un fracaso teatral de Barrie y su productor  (Dustin Hoffman) "instigándole" a recuperar con algo nuevo su fallida inversión. Es cuando conoce por causalidad a los cuatro niños de Sylvia Llewelyn, con los que entabla una amistad. Esta relación con los niños (y también su madre) le hace crear poco a poco lo que será "Nunca Jamás" y su obra de teatro "Peter Pan". Uno de los niños se llama Peter y es con el que más conflicto tiene en un  principio, pero con el que logra tener una relación más cercana, dada la gran creatividad del niño. Barrie le pide permiso a Peter para darle su nombre al personaje de la obra que está escribiendo. Todo esto se "complica" por el rechazo de la madre de Sylvia, que no ve con buenos ojos la llegada de Barrie a la vida de su familia, un hombre casado, que también termina teniendo problemas con su esposa por esta situación. No obstante, Barrie se encariña de una forma u otra de los niños (que perdieron a su padreen la guerra) y también de Sylvia, que sufre una grave enfermedad. Con todos estos ingredientes, sin duda hay mucho espacio para el drama y hay alguna que otra escena de más emocionantes y de gran dolor, pero no obstante "Descubriendo a Nunca Jamás" tiene grandes dosis de imaginación y fantasía, teniendo también un gran despliegue artístico. Las actuaciones son en general muy buenas, destacando las de Freddie Highmore y Kate Winslet. Dustin Hoffman y Julie Christie al ser secundarios, no tienen un largo recorrido en la película, pero siempre es bueno ver a grandes actores y Johnny Deep es Johnny Deep, un actor que no suele desentonar (dependiendo de que tipo de película está mejor o peor) y que cumple con la interpretación de J. M. Barrie, pero sin ser lo mejor de la película (aunque estuviera nominado para los Oscar y Los Globos de Oro), si es verdad que puede ser uno de sus papeles más serios y tal vez por eso destaque. Recomendable para una fría noche de invierno (con manta incluida) en el sofá y kleenex (para los más sensibles)


No hay comentarios:

Publicar un comentario