martes, 18 de diciembre de 2012

EL "CRÉDITO" DE MÁS DE MOURINHO


¿A qué espera Florentino? ¿Alguien tiene duda que si el entrenador del Real Madrid no se llamara José Mourinho, ya estaría fuera de la entidad blanca? Florentino ha pasado en apoyar públicamente a Mourinho diciendo de él, que es el mejor entrenador del mundo a llevarle la contraria sobre la percepción de que La Liga está perdida. Yo pienso, que La Liga está prácticamente perdida (sería casi un milagro lo contrario), pero también es verdad que si hay un equipo (por historia y por plantilla, no por entrenador) que puede darle la vuelta a La Liga es el Real Madrid, pero para que eso pueda suceder, debe de cambiar de entrenador en este parón navideño (ya debía de haberlo hecho).


El Real Madrid podía esta semana recortarle puntos a uno de los dos primeros clasificados o a ambos, pero con su empate justo dos horas antes del Barcelona vs. Atlético de Madrid, pocos puntos iba a recortar. Por cierto, el Atlético de Madrid (otra vez) demostró que esta Liga le sigue quedando un poco grande. No es tanto que haya perdido sus dos partidos contra Real Madrid y Barcelona (de visitante), si no por que la imagen que han dado, es que ambos equipos siguen siendo superiores a ellos. Lo del Real Madrid, el verlo en tercer lugar en La Liga resulta raro, pues por plantilla y poder económico debería de estar primero o en su defecto segundo, pero le falta un entrenador que haga jugar al fútbol a una plantilla con un gran número de los mejores jugadores del mundo, no un "general" que hace la guerra con todos por su cuenta y finalmente termina desgastando a todos a su alrededor: jugadores y afición. El único que parece que no se desgasta es Florentino, que parece seguir "confiando" en el portugués. Yo me imagino que lo que le mantiene como entrenador, es que muchos entienden que la Champions está muy cerca con Mourinho en el banquillo. Algo que es posible, pero visto lo visto, no parece que vaya a ser así.


He de decir que he visto el partido entre el Real Madrid vs. Espanyol en diferido y ya sabía el resultado (había escuchado el partido en la radio). Pero después de verlo, coincido con Javier Aguirre que si les hubiesen metido cinco goles, nadie se hubiese extrañado. Con eso no quiero decir que el Real Madrid hiciera un buen partido, pero no ha sido de los peores de esta temporada y hay que admitir que Casilla (el portero del Espanyol) fue le mejor del partido y que el mexicano Aguirre le ganó a Mourinho con la pizarra. Siempre me ha gustado el entrenador mexicano, desde que entrenaba al Osasuna, al que logró clasificar para jugar la previa de Champions. Después fichó por el Atlético de Madrid (algo que me molestó) y logró meterlo en competiciones europeas, primero la UEFA y después la Champions. El domingo con un Espanyol (en horas bajas) logró empatar en el Bernabéu (y sigue sin perder desde que fichó por el club barcelonés) dando una muestra de cómo saber mover el banquillo según el desarrollo del partido. El primer cambio fue Wakaso, sacándolo antes de que lo hiciera Mateu Lahoz por doble amarilla. Después cuando Mourinho dio entrada a Di María (que fue un revulsivo) reaccionó metiendo en esa banda a defender a Capdevilla, que no cuenta con muchos minutos, pero que Aguirre entendía que tenía la veteranía y la experiencia para frenar al argentino. Aguantó el 2-1 (y es verdad que pudieron ser más) y decidió cambiar al jugador que mejor juega el balón en el Espanyol, Verdú, para dar entrada a un Albín que le diera más opciones en el ataque y en la llegada a gol y fue el que consiguió el empate a 2 (otra vez en un fallo defensivo del Real Madrid a balón parado). Mourinho por su parte volvió a ser predecible a lo acostumbrado en sus cambios, para mí debió de arriesgar más, pero como no lo hizo, terminó empatando contra un Espanyol que es colista. Aunque si el Real Madrid estuviese más atinado de cara a gol (lleva esta temporada 17 goles menos en lo que va de liga), hubiese ganado claramente, lo que hizo que no consiguiera la victoria es que sin jugar bien, no puedes esperar que la suerte siempre esté de tu lado, pues el domingo la suerte estuvo del lado del Espanyol. Y dicen que la suerte (como la victoria) se busca... y el Espanyol la buscó más que el Real Madrid. Ahora bien, como ya es norma habitual, cuando el Real Madrid no gana y el Barcelona está por 13 horas arriba, hay que mirar al árbitro. Un Mateu Lahoz que estuvo demasiado condescendiente con algún que otro jugador del Real Madrid en su trato, dejando imágenes más propias de una relación amorosa adolescente (ahora te quiero, mañana no, pasado vuelvo a quererte). Pero lo que quieren resaltar es una mano en el área espanyolista después de un cabezazo de Sergio Ramos. La mano existe (y para mi todas las manos dentro del área deben de ser penaltis), pero a ver si nos ponemos de acuerdo de cuando se suponen que son voluntarias o involuntarias (sin depender el color de la camiseta) y esa mano es totalmente involuntaria, así que es buscar excusas en el empate. Además, gracias a Mateu Lahoz que no pitó falta (por juego peligroso) en el gol de CR7 justo antes del final de la primera parte. Fue precisamente con CR7 que se vio a un Mateu Lahoz sonriente y cómplice antes de empezar el partido y durante vimos un abrazo del portugués al árbitro, que a cualquier otro (ese contacto) le hubiese supuesto una amarilla. Yo soy de los que piensa que el contacto con el árbitro debe de ser prácticamente inexistente, mucho más el abrazo de CR7 a Mateu Lahoz o la forma de agarrar del brazo (por dos veces consecutivas) de Coentrão al arbitro para reclamar un supuesto codazo que no existió. Por cierto, muchos entienden que Coentrão fue de los mejores del Real Madrid el domingo (y es posible), algo que deja también muy claro que el Real Madrid empató por que si un jugador como Coentrão es de los más destacados, es que el equipo tampoco estuvo muy brillante. De Arbeloa tan sólo decir que fue pitado en varios lances del partido (y estuvo fatal en la marca del segundo gol), evidenciando que no está, para nada, en su mejor forma. También hubo pitos al terminar el partido.


Así que después del 2-2, muchos aún siguen hablando más del último acto de "macarras" de Mou y sus secuaces, llevándose a un periodista de MARCA a un cuarto a recriminarle por su labor. No voy a entrar en las formas y si el periodista es un "mierda" (que es posible), pero que cosas como esas pasen en un club como el Real Madrid, es imperdonable y causa mayor para echar a toda esa panda de "payasos" y "chulos". El Real Madrid no merecer dar una imagen tan penosa y el entrenador del Real Madrid (y su equipo técnico) debe de estar muy por encima de todas las críticas o rumores (justas o injustas) de los medios de comunicación. Así que no me explico, ¿cuál es el "crédito" que tiene Mou con Florentino para seguir aún entrenado al Real Madrid? Por ahora tiene mucho más "crédito" que Schuster, al que se le echó por decir (en la primera temporada de Guardiola) que era imposible ir a ganar al Barcelona. Ahora Mou ya ha dado La Liga por perdida y parece que nadie le reclama nada o le pide explicaciones. Claro que Simeone después de perder contra el Barcelona (4-1) ha dicho que La Liga es "aburrida". Yo entiendo que Simeone ha logrado algo muy importante en el Atlético de Madrid, pero tampoco es un equipo que sea paradigma de el mejor fútbol en Europa (por mucha Europa League) y eso se ha notado en sus dos enfrentamientos con los dos grandes en La Liga. Al igual que pienso que La Liga no es "aburrida", es descompensada. Hay partidos muy interesantes y equipos que hacen un buen fútbol, claro está que cuando eres 2º a 9 puntos del 1º y del 4º, pues te deja en una posición en la que sabes que seguramente no puedas ganar La Liga y que seguramente no sufras por estar en la Champions la próxima temporada. El haber logrado los objetivos prácticamente antes de finalizada la primera vuelta, pues puede hacer que para tu equipo La Liga sea "aburrida", pero de seguro que para equipos como el Betis, el Málaga, el Valladolid o el mismo Espanyol, La Liga no es tan "aburrida". El comentario de Simeone creo que peca un poco de "delirios de grandeza" (después de que lo bajaran de la nube por segunda vez), pero no debería de descuidarse, por que un Real Madrid nefasto, sólo está a 4 puntos y si se descuida tal vez los 9 puntos no sean tantos por detrás como parecen serlo por delante. El domingo demostró que su Atlético de Madrid por ahora da para ganar la Europa League y eso teniendo a Falcao (que marcó un golazo), que si el colombiano se va (como parece ser) habrá que ver si La Liga ya no es tan aburrida y vuelve a estar luchando como en años anteriores por al menos clasificar para jugar la Europa League. Simeone lo ha hecho bien (para ser el Atlético), pero aún no ha logrado nada al máximo nivel, así que no debería de "aburrirse" tan pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario