viernes, 14 de diciembre de 2012

LA PELÍCULA: CHIKO


Parece mentira, pero ahora que estoy en México estoy viendo más cine europeo que cuando vivía en Madrid. Bueno, ayuda mucho que en ciertos canales de tv (de pago) siempre estén dando cierto tipos de películas que muchas veces son inaccesibles. Bueno, el caso es que las otras noches me vi una película alemana dirigida por un "turco-alemán" llamado Özgür Yildirim y por lo que sé era su primera película como director. "Chiko" es una película en dónde un joven y ambicioso turco hace lo posible para empezar a trabajar, para uno de los mafiosos (drug dealer) de la ciudad. Ningún actor me era conocido, menos precisamente el que interpreta al "traficante" alemán, Moritz Bleibtreu (Run Lola, Run). El caso, es que la película entraba dentro de un ciclo semanal de películas con personajes "fuera de la ley". La comparación de "Chiko" con "Scarface" es inevitable, pero salvando las distancias. La película de Brian De Palma es un clásico del cine moderno y un peliculón, con un gran Al Pacino. Está  clara la influencia de una película en la otra. "Chiko" al igual que "Scarface" trata de cómo un joven emigrante se las ingenia, sin escrúpulos, para llegar "alto" y obtener todo lo que quiere, incluido un mercedes blanco. Mientras que el personaje de Al Pacino, Tony Montana, es un cubano emigrante en los USA, aquí Chiko es un emigrante turco en Alemania, dejando patente la realidad de la gran emigración turca en el país germano.


La diferencia (además de presupuesto y calidad) es que "Chiko" aborda más el tema de la fidelidad entre amigos. También es algo menos violenta que "Scarface" y el personaje principal es mucho menos despiadado... algo más humano, aunque sin duda para llegar a dónde quiere tendrá que dejar atrás (o a un lado) a todo aquel que le rodea y le perjudica. Es aquí dónde entra el conflicto de una supuesta traición entre amigos. El mejor amigo de Chiko se siente traicionado cuando éste antepone su interés de "negocio", antes de defenderlo a él como amigo. Les une un gran vinculo, que es la madre del amigo traicionado, a la que Chiko tiene como su propia madre y está enferma. Todo esto es lo que nos lleva al desenlace y es tal vez lo que le falla a "Chiko" para ser una mejor película, que en el medio se pierde un poco en el "ascenso" de Chiko a ser prácticamente el "nº 2" y un hombre de confianza del "mandamás" y deja la "amistad" a un lado. En ese ascenso consigue todo lo que se propone, incluido el "amor" de una prostituta turca a la que había conocido "casualmente" haciendo un trabajo. También en eso hay claras referencias a "Scarface" y la relación "amorosos" entre Al Pacino y Michelle Pfieffer, en dónde la mujer parece dejarse seducir más por el "dinero y poder" de su pareja, que por "amor".





Aunque la comparación es tal vez perjudicial para "Chiko", no es cuestión de comparar para ver qué película es mejor, así que aunque se pueda "vender" a "Chiko" como el "nuevo" "Sacrface" turco-alemán, la verdad es que es mejor verla sin poner mucho empeño en "recordar" a Tony Montana, aunque el actor que da vida a Chiko es de lo mejor e inclusive algo más humano (y cercano) que Al Pacino con Tony Montana. "Chiko" es una película de "drogas", "ambición", "poder", "prostitución", "traición" y "muerte" y es muy interesante es su propuesta y ver el contraste de dos culturas (la turca-musluman en una Alemania "cristiana"). Las actuaciones en momentos son de lo mejor y le dan un interés dramático a la película que se pierde un poco en su guión en general. De todas formas, mientras "Scarface" dura casi 3 horas, "Chiko" tan sólo dura una hora y media, lo que la hace ser mucho más concisa pero al mismo tiempo menos profunda. A mi me gustó "Chiko", aún considerando que podía estar mejor, pero tampoco es cuestión de copiar otra película que es un "clásico" (casi insuperable), pero creo que dentro del contexto social actual de la Alemania "turca" presenta cosas interesantes y es una muy buena película. Si bien se puede "diluir" un poco en su trama, creo que el final (posiblemente su último cuarto de hora) es de lo más remarcable, puede que previsible, pero no por ello menos impactante. Así que, como digo siempre, si eres de los que de vez en cuando te gusta ver películas que no provengan del "mainstream" de Hollywood y además te gustan las películas tipo "Scarface", creo que "Chiko" es una buena opción para verla (aunque tal vez sea un poco difícil de conseguir... casi ni llegó a muchos países en el cine). Al menos es cine europeo, joven y mestizo y para mi, normalmente suele ser motivo para encontrar cosas interesante y "Chiko" lo es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario