domingo, 23 de diciembre de 2012

MOURINHO ESTÁ PIDIENDO QUE LO ECHEN A GRITOS!!!


Pues hace dos días (el viernes 21 de diciembre) decían que se iba a acabar el mundo y no fue así. Lo que si es seguro es que el próximo 31 de diciembre se acaba el 2012 y lo que podría ser una posibilidad, es que de aquí a "fin de año" presenciemos otro "fin", el de Mourinho como entrenador (entre tantas cosas) del Real Madrid. Lo que se vio en Málaga ayer fue "como para mear y no echar gota", después de un inicio de temporada en el que ha imperado más las polémicas extra-deportivas que los buenos resultados y el buen juego, Mourinho justo antes de finalizar el año y en el último partido antes del "parón navideño" ha decidido mostrar abiertamente sus intenciones y ha dejado a Casillas (sin ningún tipo de antecedente lógico) en el banquillo, plantando un nuevo pulso de "poder" al club, a la plantilla, el vestuario, la afición, el madridismo, el señorío y los más de 100 años de historia del club.



Que nadie se equivoque, no soy de los que piensa que hay jugadores que deben de jugar por decreto. He sido "raulista" de toda la vida y en su última etapa en el Real Madrid, consideraba que ya no estaba en condiciones para ser suplente (aunque muchas veces Higuaín daba pie a que tuviera preferencias sobre "el capitán" como titular) y no me tomé a mal que en su último año, Pellegrini (ese que hoy le ha ganado al Real Madrid de Mou) tuviera los "santos cojones" de sentar a Raúl en el banquillo en la mayoría de los partidos. Digo lo de Raúl, por que aún siendo "el capitán" y todo lo que eso significa en el Real Madrid, ya muchos veíamos que era el tiempo de dejar el lugar (de titular) para otros. También lo digo, por que considero que aquella decisión de Pellegrini en su momento fue acertada y hasta lógica y no se entendía como un pulso a la directiva, la institución o los líderes del vestuario madridista. Sin embargo con Casillas es totalmente distinto, no hay razones para pensar que el portero y capitán del Real Madrid no está en su mejor momento, sin ir más lejos ha habido victorias, empates y derrotas que no han sido de un resultado peor, por la labor de Casillas bajo los palos. El problema del Real Madrid esta temporada no está precisamente en la portería. En verdad, el problema mayor ni si quiera está en el terreno de juego (me refiero a los jugadores), el problema de fondo esta en el banquillo, como entrenador, jefe y líder del equipo. Pero si tuviéramos que buscar "culpables" dentro del terreno de juego, habría que mirar primero en la delantera (notable bajada en los goles conseguidos) y también en la defensa. En la delantera se puede excusar el hecho de que Higuaín lleva un tiempo lesionado (y también lo ha estado Benzema (que vuelve a estar otra vez ausente). De CR7 la gente no habla mucho, tal vez para no perjudicarle en su "carrera" por el "Balón de Oro", pero desde que dijo que estaba triste su rendimiento no es el mismo y no le sigue la estela a Messi. De su entrega en cada partido, pocas veces se le puede criticar. Özil, cada día se parece más a Guti... la eterna promesa, que te deslumbra en un partido y después desaparece en los próximos 5 (sigo diciendo que no le favorece para nada como juega este Real Madrid de Mou). Pagaron 40 millones por Modric y dijeron que podría sustituir a Özil, a Khedira o Xabi Alonso... yo aun sigo esperando verlo hecho realidad y cada vez se me asemeja al caso del turco Sahin. Di María cuando quiere puede ser de los mejores, pero cada vez más me recuerda a Robben, un jugador del que todos hablan maravillas y con calidad, pero que entre su "debilidad" física y su actitud indolente en algunos partidos (además de su teatro y busca-pleitos), hace más daño al equipo, que de lo que aporta con sus asistencias milimétricas. Xabi Alonso se le ve que no puede ya ni con su alma, es el jugador de campo que más desgaste físico se ve que hace en cada partido y al no tener un recambio de garantías, después de la temporada pasada se le ve que el pobre está fundido, pero aún así es pieza clave y por ahora indispensable. Khedira hace lo que puede, pero en un sistema de juego en el que parece que no se sabe a que se juega, tampoco es para pedirle más. Es una posición en la que da igual si pones a Khedira, Essien (o Lass la temporada pasada) o a un mono (sin connotaciones racistas, por si acaso), ninguno va a destacar. Y la defensa es para echarse a llorar. Un Arbeloa del que ya casi todos entienden que hasta un cono puesto en el césped lo haría mejor y un Coentrão que ante la baja de Marcelo (hace ya mucho) no logra que nos olvidemos del brasileño. Además cada dos semanas está lesionado muscularmente y los que saben dicen que las lesiones musculares se deben a que el jugador no se cuida (entre fumar y estar de parranda) o no entrena correctamente, pero como es uno de los protegidos de Mou, de eso se habla poco. Y después están Pepe y Sergio Ramos, ambos mantienen el tipo, pero lo justo. Fallas de marcaje, siempre más pendientes en buscar el encontronazo que al balón y así van las cosas. Los dos están igual de bien o de mal, según lo quieran mirar, pero normalmente se señala sólo a uno y siempre es el mismo. Yo sobre Ramos siempre he dicho que no me gusta de central (aunque no desentone), que debería de ser el lateral derecho y así nos quitábamos a Arbeloa y darle el puesto de central a Albiol (que tenía experiencia, ya creo que se le ha olvidado todo) o a Varane (que pese a su juventud tampoco lo ha hecho mal). No voy a hablar de Nacho, por que es meterse en otro lío. Y después están los suplentes, con Callejón que a pesar de haber hecho méritos para ser titular indiscutible (por encima de algunos) tenemos que verlo últimamente jugando en cualquiera de los dos laterales (hoy en el izquierdo). Kaká ya dije, cuando Mou señaló a un jugador en la Copa del Rey (contra el Celta), que para mi se refería al brasileño, pero que jugaría antes de que se acabase el año y así ha sido. En un claro intento de que fuera un "revulsivo" y todos hablaran de él y poder venderlo en el mercado de invierno (aunque se diga lo contrario). Pocos jugadores pueden ser un "revulsivo" en este Real Madrid, al menos que hagas la guerra por tu cuenta.



Lo que ha hecho Mou en Málaga es pedirle a Florentino que lo eche y le pague su finiquito (que él de todas formas se va a ir al finalizar la temporada, pero mejor si le pagan por irse). Florentino por su parte me da a mi que sabe que Mou se quiere ir y tal vez no es cuestión de no querer pagarle los millones por echarlo, si no que piensa que realmente Mou es capaz de hacer a este Real Madrid campeón de la Champions. Todo es posible, pero como sigan así las cosas, pocas posibilidades le veo y si lo logra con la imagen que está dando este Real Madrid, quedará a la altura de campeones como el Chelsea del año pasado con Di Matteo (algo que en mi opinión no le da muy buena imagen al mejor club del pasado siglo). Así que parece que todo (o al menos Florentino) se jugará en Champions y será lo que le de valor a esta temporada. El pasado 20 de diciembre fue el sorteo de la Champions y como yo esperaba (y quería) el Real Madrid tuvo la suerte de que le tocara enfrentarse contra el Manchester United. Eso será en febrero, después de que ya se haya regresado a La Liga y se haya jugado la vuelta de los octavos de la Copa del Rey y habrá que ver si el Real Madrid logra remontar en el Bernabéu la eliminatoria (que es lo que se supone que deba hacer). Puede llegar a ese duelo contra el ManU con la única opción del título de Champions, algo que sería muy poco para este gran proyecto de Florentino con Mourinho.


Ayer Pellegrini le ganó a Mou. Un Pellegrini que le largaron injustamente del Real Madrid. Ayer Pellegrini puso a su mejores jugadores en el campo, mientras Mou dejaba a su líder y capitán en el banquillo. Esa decisión pudo minar la moral de todo el conjunto y de seguro que después de la derrota el más afectado fue Adán (que como en la Biblia no tuvo la culpa). Tal vez con Casillas en la portería el resultado hubiese sido igual, los goles del Málaga eran muy difíciles de parar para un portero, pero si hay un portero en el mundo que ha demostrado de lograr paradas "imposibles", ese es Casillas. La sorpresa fue mayúscula y mayúscula debería de ser la reacción. Es verdad que hubo dos penaltis a favor del Real Madrid (para mi lo fueron los dos, la falta de Sergio Sánchez sobre Khedira y la mano de Eliseu), pero fijarse en eso o tratar de buscar justificación al desastre de Mou en esas dos jugadas es inútil. Hoy los madridistas (incluidos los "pseudomadridistas" o los madridistas disfrazados) habrán estado con Casillas. Los que hayan estado con Mou (y su decisión técnica) no son madridistas, son mourinhistas y cuando Mou se vaya, deberían de irse también, a animar al equipo que termine entrenando. Desde que llegó Mou he querido que se fuera y nunca lo he escondido, siempre lo he dicho y ahora que todo parece indicar que es la situación propicia, pues incomprensiblemente quiero que se quede hasta que termine la temporada y que sea él que se vaya. Que el Real Madrid no le de ni un sólo euro más a ese "ladrón". Tal vez si se queda, termine ganado la Champions, la Copa e inclusive La Liga, pero viendo como está la cosa no parece posible. Muchos pensaban que el viernes pasado era "el Fin del Mundo" y no pasó nada. Muchos pensaban que con Mou se ganarían Copa, Liga y Champions... pero los tres en la misma temporada, no de uno en uno. Muchos pensarán que Mou no termina el año en el Real Madrid, habrá que ver... sólo espero que la noticia no salga el 28 de diciembre, pues no se si pensaré que me están tomando otra vez el pelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario