lunes, 28 de enero de 2013

CINE ESTRENO: DJANGO DESENCADENADO


Soy fanático de Quentin Tarantino, no lo voy a negar. No hay película del director (realizador) que no me guste, pero creo que en sus últimas películas está algo lejos de llegar al nivel de sus primeras dos películas ("Reservior Dogs" y Pulp Fiction"). Ya con "Malditos Bastardos" me pasó cuando fui a verla al cine, que la encontré un pelín larga y con escenas y secuencias que alargan tal vez "inútilmente" la película. Su nominación a "Mejor Película" en los Oscars del 2009, la encontré un pelín desmesurada, pero al fin y al cabo "Malditos Bastardos" es una de mis películas favoritas y un peliculón. Algo parecido me ha pasado con "Django Desencadenado", que me ha gustado (y mucho), pero hay partes que se me hacen especialmente "largas" o "innecesarias". No me parece que "Django Desencadenado" debiera de estar como "Mejor Película" (pero ahora es que son 9 las nominadas) y eso que para mi gusto es un peliculón y aún no he podido ver otras nominadas. Creo que Quentin Tarantino ha logrado hacer lo que muy pocos, dentro del gremio de la Academia. Y es que haciendo un cine típicamente (lo que conocemos por) comercial (aunque en Hollywood todo es comercial), normalmente siempre tiene el favor de la crítica y el aval de las nominaciones. No está nada mal. A mi que me perdonen, pero (sin ser nada malo desde mi punto de vista) no encuentro mucha diferencia entre sus dos películas de "Kill Bill" y "Django Desencadenado" (da la impresión de estar dividida en dos partes). Las dos tienen el tema de la venganza como eje central, mucha violencia y sangre desmesurada (hasta puntos ridículos) y en cierta forma "rinden homenajes" a viejos géneros de películas de "clase B", como el "spaghetti western" o "martial arts" de "kung fu". La diferencia que ha llevado a "Django Desencadenado" a un nivel "superior", es que trata sobre un esclavo negro en la época de la esclavitud norteamericana antes de la Guerra Civil en los USA y eso hace que parezca una película más seria. Ya muchos hablan que es mucha "coincidencia" que entre las películas para los Oscars, el tema de la esclavitud negra esté tan presente, dado que el actual presidente de los Estados Unidos de América, es negro. Para mi son chorradas de querer mezclar cine con política (aunque tienen su nexo), pero estoy seguro que al final ganará la más "patriótica" (que suele pasar).


Pero hablemos de "Django Desencadenado". Yo sé que Quentin Tarantino ha basado su carrera cinematográfica, digamos que "copiando" otras películas (la mayoría de las veces desconocidas para el gran público). Para mi, el basarse o inspirarse en algo ya creado (cuando está casi todo ya inventado), no es "copiar", además si después resulta que el "todo" no tiene que ver con el original o más allá, la "reinterpretación" es válida como algo "nuevo", "diferente" o "personal". George Lucas lo hizo con "STAR WARS", en dónde uso una amalgama de "creencias" y "dioses", para crear su mundo intergaláctico. También lo hicieron los Wachowski con su trilogía "Matrix" y es lo que en cierta forma ha hecho Quentin Tarantino, pero hay que darle el beneficio que lo sabe hacer bien, llevándose la "referencia" a su propio terreno. Cuando empezaron hablar de "Django Desencadenado", siempre salía el dato, que para su escena en "Reservior Dogs", en dónde le rebanan la oreja a un policía, Tarantino se había basado en la película original de "Django" de 1966. Después de ver el "Django" original (que recomiendo para los amantes del género "spaghetti western"), he de decir que nada tiene que ver una escena con la otra (la del rebanamiento de oreja) y definitivamente me quedo con la de "Reservior Dogs". Ahora bien, "Django Desencadenado" tiene muchas referencias a películas o productos ya para muchos antiguos. Cada uno sabrá identificarlos, según su "experiencia", pero no quita de que la nueva versión de "Django Desencadenado" que no es un "remake" (nada tiene que ver con la original) sea una buena película y muy disfrutable (más si te gusta el cine de Tarantino). Además, de que Quentin Tarantino también sabe escoger muy bien las canciones que acompañen a la película (hasta el "rap" - "hip-hop"). En esta ocasión, la canción de "Django" es la original del 1966.






Aún así, "Django Desencadenado" tiene sus puntos flojos y radican esencialmente en tener en momentos la impresión de que la cosa se está alargando mucho. Te va dejando la impresión de que si fuera por Quentin Tarantino, hubiese hecho una película de 5 horas (o dos divididas a lo "Kill Bill"), alargando escenas y situaciones, pero hoy en día ¿quién aguanta una película de 5 horas?. Antes con "Lo que el viento se llevó" era más habitual, pero hoy en dónde se vive que con tanta prisa y el ojo está acostumbrado a ver un movimiento desenfrenado, no creo que fuera producente para una película (y a mi me encante ver "Lo que el viento se llevó" completita y de un tirón). Eso sí "Django Desencadenado" no es un "Lo que el viento se llevó". Lo que (a mi modo de ver) hay que agradecerle a Tarantino, es que es un director de actores y escribe papeles para actores y logra que luzcan bien. Lo mejor de "Django Desencadenado" no es Django. Jamie Foxx es un gran actor y está muy bien, pero el actor y el papel que lleva el peso de la película es sin duda el Dr. King Schultz, interpretado por Christoph Watlz (que está nominado a mejor actor secundario, pero debería de ser principal). La película decae cuando Cristoph Waltz no está en escena y Leonardo Di Caprio no logra llenar ese vacío, con un personaje (creo que el más flojo de todos) que se me asemejó demasiado al Capitán Sparrow de Johnny Depp (no sé por qué o si era simplemente por que usaba delineador de ojos, pero en vez de ver a Di Caprio, veía a Johnny Depp), claro que él que si logra (ante la ausencia de Waltz) mantener el tipo es un Samuel L. Jackson con un personaje hecho a la medida (para su entonación, a lo Jules de Pulp Fiction) que te hará reír y odiarlo al mismo tiempo. Django (aún siendo el papel principal) parece que siempre queda en un segundo plano de otro personaje, aunque si es verdad que la venganza es igual de disfrutable que de merecida y con gran dosis de violencia. No es una película totalmente "violenta", aunque tiene sus dosis, es verdad que vive más de la historia (y los diálogos) y de una química genial entre Django y Dr. Schultz, que puede recordar a películas como "Dos hombres y un destino" (entre otras, como por ejemplo una escena a "Cowboy de Medianoche"). Ahora bien, "Django Desencadenado" es una película para divertirse, por mucho que trate el tema de la esclavitud, no es una película para reflexionar, para salir del cine pensando en lo crueles que eran los blancos con los negros en aquella época. Para esas reflexiones hay otras películas, digamos que más serias. Aún así no quiere decir que "Django Desencadenado" no tenga su crítica sobre la esclavitud y lo que la rodeaba. El personaje del viejo Stephen, es una crítica al negro que se creía blanco y superior a los de su misma raza y la idea de que sea un alemán (tan criticados en los USA por el holocausto judío) el personaje que trata a los negros como iguales, es genial en el sentido, de que los USA también tuvieron su propio "holocausto" y muchos parecen haberlo olvidado. Pero no es una película con un calado crítico importante, aunque si hay una escena hilarante en dónde se ridiculiza de forma magistral (aunque un pelín larga o fuera del contexto global de la película) los inicios del "ku klux klan". Es un "gag cómico" dentro de la película que no tiene desperdicio.


Por lo demás, "Django Desencadenado" es una película a lo "Kill Bill", pero con una tratamiento narrativo más cercano a "Malditos Bastardos" y ya que estamos cercanos a los Oscars he de decir que sí es un buen "guión original", aunque siento que tiene lagunas, pero pensar que sea la "Mejor Pelíucla" del año, no lo creo y tampoco la labor de Tarantino como director es que me haya sorprendido en esta ocasión. Así que nos queda la "fotografía" y la "edición de sonido", en la que me da la impresión de que tampoco debe de ser de las mejores, claro que aún no he podido ver muchas de las demás nominadas (trataré de ponerme al día). Eso sí, creo que Christoph Waltz tiene muchas opciones para repetir Oscar al Mejor Actor Secundario". De todas formas, Oscars aparte (que siempre vende mucho), "Django Desencadenado" es una película que no necesita de "nominaciones" para venderse, ya que viene con el "sello Tarantino" (para lo bueno y para lo malo) y normalmente con Quentin Tarantino (aunque sea un gilipollas integral) sabes lo que vas a ver. Si te gusta Tarantino, te encantará "Django Desencadenado", si no te gusta Tarantino, buscarás "errores", "plagios", "sangre de más" y un largo etc. para justificar que la película es mala (que no lo es). Por cierto, para los que hayan visto anteriormente "Django" (1966) hay una escena genial entre Jamie Foxx y Franco Nero. Es un "cameo" un guiño al espectador, en dónde aprenderás que Django se pronuncia sin la "D". Quentin Tarantino ya tiene su "western" particular y otra vez, como con sus "nazis", la nota es muy alta y sobresaliente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario