miércoles, 2 de enero de 2013

EL PELICULÓN: LIFE OF PI: UNA AVENTURA EXTRAORDINARIA


Seguramente "Life of Pi" es una de esas películas que no me hubiesen llamado mucho la atención de no venir acompañada del nombre de Ang Lee (un genio del cine actual). Es una película que está basada en el libro del mismo nombre y que ya de antemano sabes que trata sobre el ser humano y su relación con dios y la religión. El que me conoce sabrá que no soy una persona muy religiosa (otra cosa es creyente... en lo que sea) y que el uso de la religión para generar una gran riqueza y poder sobre la gran mayoría, es lo que me hace renunciar a ella. Bueno, por esas razones, cuando sé que un producto (en este caso la última película de Ang Lee) viene edulcorado con "azúcares" religiosos, pues puede que me eche para atrás, pero tenía que ver "Life of Pi" por que sencillamente tenía que ver la película de Ang Lee.


Iba preparado para disfrutar del trabajo del realizador taiwanés (sobre todo que era en 3D que me encanta), pero también iba preparado para "recibir" las dosis de "religión" que me pudiera ofrecer "Life of Pi". No voy a engañar a nadie, "Life of Pi" tiene razón de ser en la religión, pero aunque es así no resulta ser un sermón religioso de ningún tipo, aunque según el tipo de persona que seas, te puede acercar más a la fe (sea cual sea) o por el contrario reafirmarte en su ateísmo o agnosticismo y su consecuencia lógica. Es difícil de explicar y más sin relevar datos y sucesos importantes de la película, por eso recomiendo que es una película para ver y más aún en el cine y sobre todo en 3D. Ya a mi me sorprendió el uso del 3D por parte de Martin Scorsese en su película "Hugo" y Ang Lee ha sido el próximo en sumarse a esta "nueva" y mejorada tecnología, pero elevándola aún más y se puede decir que también el 3D está a la disposición del cine de arte y calidad.


"Life of Pi" es una película seria y para adultos (por su contenido, digamos filosófico), pero que puede ser en parte disfrutada por niños ya casi adolescentes y con alguna inquietud. La película de Ang Lee empieza tal vez sin mucha fuerza. Durante casi la primera media hora nos introduce en el la infancia de Piscine (el protagonista), contada por él mismo a un joven escritor canadiense (el autor del libro) que al estar pasando por una crisis "literaria", es enviado a Pi para que le cuente su historia y la de Richard Parker. Toda esta introducción tiene el beneficio de entretener con algo de humor y alguna situación curiosa, como el tío nadador de Pi y sobre todo sus encuentros y curiosidades con todo tipo de religiones, teniendo así a un niño que es el mismo tiempo, hindú, cristiano y hasta musulmán. Es necesaria esta primera parte introductoria para poder entender la personalidad del protagonista y así su relación con dios (sea alá, jehová o buda). Así es como se llega a dónde de verdad empieza "la aventura extraordinaria" que sufre Pi después de que naufrague en una barca, cuando el buque carguero japonés se hunde en las profundidades del mar, perdiéndolo todo. Pierde su familia, que juntos se mudaban a América para poder vender sus animales de su antiguo zoo y empezar una nueva vida.


Así que después de quedar naufrago nos adentramos en una historia extraordinaria en dónde los protagonista serán Pi y un tigre de bengala. No esperen un "Naufrago" (de Robert Zemeckis con Tom Hanks), la historia va mucho más allá (prácticamente toda en medio del océano pacífico) y en parte puede recordar a "Forrest Gump" por la forma en que la película se presenta, contada por su protagonista ya adulto y con situaciones que a la par de poder resultar inverosímiles, son creíbles por la forma en que son contadas. "Life of Pi" no deja de ser una hermosa y actual fábula (historia con animales y con una supuesta moraleja al final). A mi (que no he leído el libro aún y lo agradezco, pero que creo que lo haré) "Life of Pi" me recordó en su estructura narrativa al libro "El mundo de Sofía" que te cuenta a través de los ojos de una niña, la historia de la filosofía y los grandes filósofos de la humanidad. Pues (sin haber leído el libro, que parece que es más profundo que la película), me imagino que con la historia de Pi y el tigre de bengala, el autor quiere en cierta forma metaforizar con la relación del ser humano con dios. Una de esas metáforas (que ya han sido comentadas) es la de el zoo y las religiones. Mientras en el zoo los animales se encuentra enjaulados y encerrados, la religión también en cierta forma encierra a las personas a un pensamiento único y hasta cierta forma lo hace esclavo de su doctrina. Por eso me gusto "Life of Pi", por que te habla de religiones, de la relación ser humano con dios, pero no te da un sermón, simplemente te cuenta una historia de la cual tú individualmente deberás sacar una conclusión (si así lo crees conveniente). Cualquier de las conclusiones que saques será la correcta y la más conveniente a tu forma de ser, de pensar y de tener tu propia fe. En definitiva "Life of Pi" es una película que sin duda después de vista, te dejará varios días pensando en lo que has visto o en lo que has creído ver. Seguirás buscando y rebuscando en sus metáforas y tratándole de darle un sentido final que termine por aclarar tus dudas... que también de eso se trata. La duda intrínseca de cada uno es lo que muchas veces nos lleva a tener fe en historias increíbles, por que esa fantasía nos hace ver la vida de diferente manaras y nos da fuerza a seguir luchando.


Eso es lo que nos deja en su contenido narrativo "Life of Pi", pero no podemos olvidar que es una película de cine y también debemos de evaluarla como tal. Sencillamente impresionante, las dos horas de cine mejor invertidos en mis últimas visitas al cine. La actuación del joven Pi (Suraj Sharma) es notable, sin duda es la que lleva el peso de la historia, pero su versión adulta (Irrfan Khan) no deja de ser aún mejor, con una actuación sobria y madura que cuando es emotiva, también llega a emocionarte. El resto de actuaciones son lo que deben de ser, meras comparsas que no desentonan, todas ellas correctas y al nivel de una gran película. Como nombre destaca el de Gerard Depardieu, aunque no aparezca mucho en pantalla. Pero la fuerza de "Life of Pi" no está en las actuaciones (aunque son importantes), la fuerza está en todo lo demás, en cómo poder sacar partido visualmente a un paisaje "vacio" en medio del mar. Desde el inicio de la película Ang Lee le da una calidad visual impresionante con una fotografía (del chileno Claudio Miranda) impecable en dónde el uso del 3D hace que te adentres aún más en el naufragio (oceánico y espiritual) de Pi. No podemos obviar que la película tiene numerosas escenas con animales que la hacen enriquecer visualmente, pero hay muchas de esas escenas (sobre todo con el tigre) que son imposibles realizarlas con un tigre de verdad y lo más grande es que casi no se nota que esté generado por animación computarizada. Un buen producto realizado con cariño y con todo lujo de detalle. Tal vez el final (el desenlace) sea lo más flojo (después de todo lo anteriormente visto), pero es necesario para darle sentido a la historia. Puede que tal vez debiera de ser algo más condensado, pero seguramente la intención es de que el espectador no se "pierda" y pueda tener todos los elementos necesarios para poder él mismo cerrar la historia y sacar su propia conclusión.


Creo que no hay película de Ang Lee que no me guste (inclusive me gusta y mucho "Hulk"), por que más allá de su calidad visual, sus historias proponen algo más que mero entretenimiento. Para mi es sin duda uno de los grandes, si no el más grande de los realizadores actuales, atreviéndose con todo tipo de género y ahora también con el 3D, con una película que visualmente nos ofrece experiencias muy difíciles de igualar. Tal vez ayuda un poco que también suelo ser un "sentimentaloide" y me dejo conmover e impresionar por nada... aunque no creo que este sea el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario