miércoles, 9 de enero de 2013

LA PELÍCULA: EL ORIGEN DE LOS GUARDIANES


Justo cuando se acababan las fiestas navideñas fue que sauce un tiempo y me decidí a ir a ver al cine "El Origen de los Guardianes". He de admitir que me "echaba un poco para atrás" el ver a un Papá Noel en plan guerrero, al igual que al Conejo de Pascua, pero entre que estaba producida por Guillermo del Toro y que venía recibiendo buenas críticas, pues me animé bastante y la verdad es que salí bastante satisfecho del cine (una pena que el sonido no fuera el mejor) y no me molesto para nada las "sospechas negativas" que tenía sobre Papá Noel y El Conejo de Pascua.



Está claro que es un producto "Made in USA" y aunque Santa Claus es ya un ícono internacional, es verdad que personajes como El Conejo de Pascua, El Hada de los Dientes, Sandman y (el más protagónico) Jack Frost, no son para nada amenos para la inmensa mayoría de los niños en el mundo entero. Claro está que ahí radica la "globalización" a la que los USA están a la cabeza como exportadores de "cultura" y costumbres. De todas formas hay que tener en cuenta que la película está basada en una serie de libros "The Guardians of the Childhood", escritas por el ilustrador William Joyce que ha trabajado en películas como "Toy Story", "Bug's Life" y "Robots" entre otros y es uno d ellos creadores de la serie animada de Disney "Rolie Polie & Olie" (ganadora de Emmy's). Además que fue el escritor y director, del pasado corto de animación ganador del Oscar 2012 "The Fantastic Flying Books of Mr. Morris Lessmore". Así que también era motivo para, por lo menos darle una oportunidad a "El Origen de los Guardianes".




De por sí, el diseño de personajes es genial y hay que agradecer que aunque en un principio (viendo el trailer) parace que veremos a un Papá Noel "pateando culos", para nada, lo más que lo veremos será enfundando unos sables, mientras que El Conejo de Pascua tan sólo se ayuda en un par de ocasiones de un bumerán. El único personaje que se presenta algo más "guerrero" o "temerario" es precisamente el joven Jack Frost que se enfrenta al "coco" (Pitch Black en el inglés original) que representa "la oscuridad" y "las pesadillas". Por eso de las pesadillas, el personaje de "Sandman" (que ayuda a los niños a dormir y tener buenos sueños esparciendo arena en sus ojos) también tiene un papel importante. Así que todos los personajes están bien desarrollados y su actualización a personajes más cercanos a los tiempos que corren (a uno que ya está algo crecidito), no llegan a molestar, además que el desarrollo de la historia y su temática sigue siendo igual de mágica, que aquellas historias que uno podía escuchar o leer de pequeño. Vamos, que el propósito de entretener y al mismo tiempo mantener esa "llama" de ilusión e imaginación infantil está muy presente y es lo que le da fuerza a "El Origen de los Guardianes".



Así que el hecho de que Papá Noél se llame "Norte" y tenga los brazos tatuados con las palabras "naughty" (malo) y "nice" (bueno), pasan casi desapercibido. Es más casi Papá Noel pasa un tanto desapercibido, sin quitarle la importancia que tiene en la historia como "líder" de los "guardianes". En ese "liderazgo", el centro de mando en el Polo Norte es de lo más "gracioso" con unos pequeños duendes y unos grandes "hombres de las nieves". Todos los "mudos" de los "guardianes" son visitados y presentados y todos las festividades o eventos tienen su lugar, al verse amenazados por "la sombra" que trae "el coco". Visualmente "El Origen de los Guardianes" es muy buena y la historia, aunque simple, no deja de ser original y entretenida. Más para los niños (todos en el cine estuvieron en absoluto silencio y cuando acabó muchos tenían sonrisas en sus labios) que para los adultos, pero igualmente disfrutable. Aunque como hemos dicho es un producto puramente estadounidense, yo decidí ir a verla en "Víspera de Reyes" y salí casi con la misma ilusión que uno tenía de niño. Cuando parecía que las últimas películas dedicadas a la Navidad y la ilusión infantil de esperar la llegada de Santa Claus, con tramas un tanto absurdas y poco "mágicas", aquí en "El Origen de los Guardianes" parece que quieren volver a darle importancia al poder de la imaginación de un niño y la facultada de creer sin tener que verlo. Es una película para niños y para preservar esa "magia" infantil. Los que nos sentimos niños aún también la disfrutaremos. Una de las mejores películas navideñas que se han hecho en los últimos años. No es un gran película (creo que le falta algo) pero si es una muy buena película para ver en Navidad, o en Pascua, o cuando se te cae un diente o simplemente no puedes dormir y tener dulces sueños... "El Origen de los Guardianes" ayuda a seguir teniendo ilusión.

1 comentario: