martes, 22 de enero de 2013

LO IMPOSIBLE: UN "BLOCKBUSTER" MÁS...


Entiendo que es un avance (para la industria) que el cine en España, cada día más se vaya viendo como un negocio. Hay que hacer películas que vendan y que la gente quiera ir a ver y todo eso es muy lícito. En Hollywood lo llevan haciendo desde hace mucho tiempo y con buenos resultados, pero muchos sabemos que muchos de esos "blockbuster" producidos en los USA, aunque cumplen con su cometido de entretenimiento, su realización es muy profesional y el público acude a raudales a llenar las salas de cine, no la mayoría de las veces es una buena película o como se dice en caso excepcionales, "un películón".


Creo que España, en los últimos años, el que más y mejor ha sabido sacarle partido al cine como negocio ha sido Santiago Segura con su saga "Torrente" (ya van cuatro). La primera, dentro de su cometido, resulta ser una buena película (además de lo que presenta de "fresco" y "nuevo"), pero ya las posteriores (que son un claro producto comercial) hay que verlas "a su propio riesgo". Yo creo que el cine español ha crecido mucho en las últimas décadas (desde los 90) y eso también le ha valido para que sea bien valorado fuera de nuestras fronteras, pero aún dentro de España hay muchos que siguen con el pensamiento de que no merece la pena ver cine español o una "españolada más". Creo que aparte de Almodóvar (que ya era mundialmente reconocido), el que empezó a sacarse ese "san benito" de "españolada" fue Amenábar con películas como "Tesis" o "Abre los Ojos" (que después fue producida y protagonizada por Tom Cruise con "Vanilla Sky"). Era el género del suspense (más que terror) y posteriormente el género del terror en España fue ganando adeptos y hasta los directores españoles eran requeridos en Hollywood para que dirigieran sus producciones.

Digo lo de Aménabar (que desde "Ágora" -2009- no realizada nada), por que me da la impresión de que Juan Antonio Bayona quiere ser un imitador de Amenábar. Para empezar, he de reconocer que no me impresiona para nada el (poco) trabajo de Bayona (ni si quiera sus vídeos de "Camela"). Está claro que en el mundo del cine, a veces hay algo más de suerte (que también hay que buscarla) que de talento. Amenábar tuvo la suerte de que un José Luis Cuerda (que ha criticado a Bayona y "Lo Imposible") se fijó en él y pudo realizar "Tesis" sin ni siquiera haber terminado su carrera de "Imagen y Sonido" en la Complutense. Para mi Amenábar es uno de los grandes dentro del cine español, arriesgó y sorprendió a muchos con "Tesis" cuando en España el género del suspense no era muy tratado y con gran calidad. Después siguieron "Abre los Ojos" y "Los Otros", antes de hacer la genial "Mar Adentro" (Oscar a Mejor Película Extranjera). Por su parte, Bayona tuvo la suerte de conocer a una de las personas más influyentes hoy en día del cine mundial (sobre todo en películas del género de "terror" o "sci-fi"), el mexicano Gillermo del Toro que le ayudó a producir su película "El Ofanato". Bayona empezó con una película fácil de hacer en un momento en el que el cine de terror "made in spain" triunfaba dentro y fuera de las fronteras de España, con nombres de directores del género como Bagaleró (que ya llevaba años) y Fresnadillo (que ese año estrenó "28 semanas después"). He de decir que "El Orfanato" no la he visto entera, me senté un día a verla en el sofá de mi casa y me quedé dormido. Cuando me desperté, sabía lo que había pasado (en líneas generales) durante mi pequeño sueño y sabía lo que iba a pasar en los últimos minutos de la película... ya había visto "Los Otros" (entre otras tantas película del género).



Por lo menos (lo que vi) la realización era correcta, la que se le debe de pedir a una película de un presupuesto parecido y es lo mismo que me ha pasado con "Lo Imposible", que me he encontrado con una película muy correcta en su realización (sobre todo en la recreación del tsunami), pero no con la mejor dirección posible y que claramente es un producto "prefabricado" con la intención de llenar las salas de cine con la "propaganda" de una historia dramática y lacrimógena de la vida real (la música es bastante mala, buscando emocionar injustificadamente en todo momento). Siempre se ha dicho (y yo lo comparto) que es más difícil hacer reír que hacer llorar. Y con "Lo imposible" es tan fácil llorar, que casi terminas por no hacerlo y que te de grima el uso fácil de las desgracias ajenas. De toda la película me quedo con el impresionante despliegue técnico para reproducir el tsunami (y de vueltas con la música, tratando la incertidumbre del tsunami como si de un tiburón se tratase, con acordes y sonidos muy parecidos a los de "Tiburón"... ridículo vamos), con un inicio de película impactante y agobiante, pero que después (llegando al final) vuelve a hacer un uso innecesario de esas tomas "ahogantes" del tsunami, para cerrar una historia que ya está cerrada... totalmente innecesario (creo que después de haberlas filmado, no sabían muy bien que hacer con ellas y aprovecharon un "descuido" para poder insertarlas... otra vez). Es crear angustia gratuitamente. Por el desarrollo de la película, es una  historia de supervivencia más, de esas que toman valor por el hecho de que sabes de antemano que es una historia real (aunque adornada para que funcione en el cine). Sino fuera por ese detalle de "basada en hechos reales", la película y su guión carecería de efectividad. Encontré unos personajes poco empáticos (tampoco hay un preámbulo suficiente antes del tsunami para empatizar con la familia). Las situaciones más sensibleras son las obligadas en historias de este calibre, pero hasta cierto punto forzadas. Me encanta Noami Watts, pero aún me preguntó a cuento de qué su nominación al Oscar como Mejor Actriz, si hasta el "pobre" papel de Ewan Mc Gregor (que también me chifla) tiene en una sola escena mucho más impacto actoral (y para mi, la más sensible de la película) que todo el trabajo de Noami Watts. Inclusive el joven Tom Holland (nominado al Goya Mejor Actor Revelación), se puede decir que lleva el peso de la película y hasta en cierta forma hace que la película funcione correctamente.



Así que se puede intuir que no me gustó mucho "Lo Imposible", aunque es una película que al menos se deja ver. Me parece que Bayona en su segunda película quiso mezclar el éxito comercial de Amenábar con "Los Otros" y actores de renombre mundial (actriz australiana incluida) y el éxito cinematográfico (lágrimas de por medio) de "Mar Adentro". Lo primero lo ha conseguido y con creces, en España se ha convertido en la película más taquillera (quitándole el honor a "Los Otros") y seguramente también lo haga como la película española más taquillera internacionalmente (pero como segunda en la lista está una mala "Planet 51"). En el segundo apartado, para mi ha fallado estrepitosamente, "Lo Imposible" no está a la altura de "Mar Adentro" y de muchas de las mejores películas del cine español. Amenábar  después de "Los Otros" (y su colaboración con Nicole Kidman) hizo la película de Ramón Sampedro, un español, interpretado por un actor español y con un elenco y reparto de actores españoles y logró tener éxito internacional. Bayona, por su parte ha querido contar la historia de Maria Belón y su familia íntegramente española, pero modificándola a una familia inglesa seguramente para captar más audiencia internacional. Todo a favor de generar un producto fiable en la taquilla, si "Lo Imposible" hubiese sido protagonizada por Belén Rueda (por poner un ejemplo) y en español, sería mucho más difícil su distribución internacional, por que en el mercado del cine, lo que manda es el inglés. Todo es respetable, pero después de haber visto "Lo Imposible", estoy seguro que si no hubiesen nombres como los de Noami Watts y Ewan McGregor en los créditos, "Lo Imposible" es una película que no la hubiese ido a ver "ni peter" y no sería a día de hoy la película más taquillera en España. Es peor que muchas de esas "españoladas" que mucha gente no quiere ver, pero el glamour de estrellas como Naomi Watts, tan sólo se puede ver en "Lo Imposible" o los anuncios de Navidad de El Corte Inglés. Producida con dinero español, no hay duda que la película es española, pero aún basándose en una historia real de una familia española, "Lo Imposible" es la película menos española que he visto en los últimos años. Lo bueno, es que en parte, si hay dinero (que muchas veces no lo hay) sabemos que la industria española de cine, también puede competir internacionalmente, lo malo que al igual que en Hollywood se producen muchas y grandes películas, un gran "blockbuster" no siempre es sinónimo de una gran película, depende mucho de quien está detrás de las cámaras dirigiendo. Hay muchos con oficio, pero poco más. "Lo Imposible" es un "blockbuster" hecho con mucho dinero y oficio, además de con grandes nombres de actores, pero con un director detrás de las cámaras, que más allá de lo trágico y sensible de la historia, no ha sabido darle eso que muchas veces se le llama "alma", se ha preocupado más por lo comercial del producto que por la historia en sí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario