viernes, 8 de febrero de 2013

LA PELÍCULA: UNITED


El miércoles pasado se conmemoraban los 55 años de aquel fatídico accidente aéreo que sufrió el Manchester United en Munich y el próximo miércoles regresa la Champions y el Real Madrid recibirá al Manchester United en el Bernabéu para el partido de "ida" de los octavos, así que es una buena oportunidad para trae a La Taberna una película realizada para la televisión (BBC) sobre los acontecimientos que desembocaron en aquel accidente de un 6 de Febrero de 1958.


Hay que empezar diciendo que al ser un "telefilm", no encontraremos una grandiosa producción y tampoco grandes nombres de actores (pero si alguno conocido), pero si es una producción muy correcta que para el aficionado al fútbol, es una película que debería de ver y para aquellos que no lo son tanto, no les resultará excesivamente futbolera (no hay imágenes de partidos de fútbol). La trama se centra, no tanto en el fútbol y aquel equipo que estaba destinado a conseguir grandes cosas en Europa, si no más bien en sus personas y la vida que les rodeaba, sin olvidar, que el tema principal es el accidente aéreo que acabó con la vida de 8 de los jugadores que integraban aquella plantilla de uno jóvenes conocidos como los "Busby Babes". La historia es conocida por todos (más aún y con detalles si eres aficionado al fútbol o al ManU en particular). De toda aquella trágica historia, todos sabemos que uno de los sobrevivientes fue  Sir Bobby Charlton y es en la figura de un jovencísimo Bobby en la que se centra la película... y la de Jimmy Murphy.


Con un breve inicio que nos pone ya en la situación del accidente, la trama empieza dos años antes del accidente, en el 1956 justo cuando el ManU empezaba a defender el título liguero que había ganado ese mismo año con la plantilla más joven hasta el momento. Entre los jóvenes jugadores destaca Duncan Edwards (al que muchos ponían al nivel de Di Stéfano), líder del equipo y el joven Bobby Charlton (amigo de Duncan) que espera sus oportunidad para debutar en Old Trafford. La importancia de llevar la película a dos años atrás, es precisamente por que el ManU aún no era el equipo "referencia" que es hoy en día, y se puede decir que con aquella plantilla de jóvenes, el fútbol empezó a cambiar en Inglaterra (y el mundo), además que también presenta un conflicto federativo que también tiene su relevancia en el desenlace del un accidente que pudo haberse evitado. Una temporada antes se había inaugurado la "Copa de Clubes Campeones Europeos" (la actual Champions League) que había ganado el Real Madrid, pero que no era vista con buenos ojos por los dirigentes de la federación inglesa. El año anterior, el campeón inglés había sido el Chelsea y la federación inglesa le prohibió el aval federativo para competir. En el 1956, el ManU y su "manager" Matt Busby se enfrentó a la federación inglesa, haciendo que el Manchester United participara en la "Copa de Europa". Pero no nos desviemos mucho de la película, que empieza con un todo ambule y afable, en dónde todo es alegría y jovialidad en un plantilla que estaba destinada a asombrar a Europa. Sin embargo, como se puede ver en la película, aún en aquellos años los fútbolistas no eran las grandes estrellas (con enormes salarios) que son hoy en día y hasta las mujeres preferían buscarse a un "trabajador" de la industria, antes que a un futbolista, que no cobraba mucho y su carrera era muy corta.


Así que entre conflictos con la federación, llegamos al momento en que el joven Bobby Charlton debuta con su equipo en Old Trafford, marcando dos goles en la victoria de su equipo, para prácticamente ir al momento en que el ManU tiene que viajar a Yugoslavia para enfrentar al Estrella Roja de Belgrado. El partido es entre semana y el sábado siguiente el ManU debe de jugar nuevamente en Inglaterra, dónde los estamentos federativos le exigen estar en el país un día antes (es decir el viernes). Matt Busby le pide a la federación que retrasen su partido del sábado para poder cumplir con ambos compromisos (hay que recordar que antes los viajes no eran como ahora), recibiendo un "no" por respuesta. Eso es lo que motiva a Matt Busby alquilar un avión para el regreso. Después se sucedieron muchas cosas que incitaban a que el ese avión no hubiese despegado después de su parada en Munich a repostar. Después de varios intentos fallidos de despegue, el piloto volvió a tratarlo, pero con la poco fortuna de haber tomado una decisión equivocada (quien sabe si por la exigencia de llegar a Londres el viernes), el avión terminó estrellándose.


Los días posteriores fueron de incertidumbre, a Matt Busby se le dio por muerto hasta dos veces, pero logró recuperarse de las heridas, el que no tuvo mejor suerte y acabó por morir 15 después fue Duncan Edwards, por problemas en el riñón. El Manchester United estuvo a punto de cerrar por varios años (quien sabe de haber desaparecido), pero Jimmy Murphy, el "ojeador" y entrenador de jóvenes promesas de Matt Busby, se encargó de reconstruir un equipo notablemente mermado por aquel accidente. La película, a pesar de la tragedia no es "lacrimógena" y seguramente le falte algo más de profundidad en la historia y los personajes (tan sólo dura hora y media), pero es una película correcta, en dónde lo mejor es la ambientación de la época. Una buena película para ver en la sobremesa de un sábado o domingo y que sin duda, si eres futbolero encontrarás interesante. Aún así, creo que la historia y el mito de sus personajes daban para mucho más.


Nunca sabremos si Duncan Edwards habría llegado a ser uno de los más grandes (ha día de hoy y a su muerte con tan sólo 21 años, sigue siendo considerado por muchos como el mejor jugador inglés de la historia), pero si fue con su juventud, el que cambió la idea del jugador de fútbol (por aquel entonces, en su mayoría hombres de mediana edad). En el Mundial del 58 de Suecia fue que un jovencísimo Pelé (de tan sólo 18 años) deslumbró al mundo del fútbol.


El Manchester United no llegó a ganar su primera Copa de Europa hasta 10 años después del accidente aéreo, en 1968 con Bobby Charlton y un joven de 22 años llamado George Best en el equipo. Fue en aquellos años con George Best que el Manchester se hizo grande de Europa. Bobby Charlton por suerte sobrevivió a aquel accidente para verlo y nunca sabremos si no hubiese pasado lo que pasó, si la historia hubiese sido distinta. Lo que si está claro, es que a veces "no hay mal que por bien no venga" y aquel accidente no tan sólo cambio la historia del Manchester United, si no también la del fútbol europeo y mundial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario