lunes, 11 de febrero de 2013

LINCOLN: 12 NOMINACIONES Y POCO MÁS


Ayer por fin fui a ver "Lincoln" y tuve que cruzarme todo México D.F. (de norte a sur) para encontrar un cine (de "clase bien", bien pija) que aún la tuviera en cartelera. Pensé que aguantaría más tiempo en la mayoría de los cines, pero finalmente se ha ido quedando en aquellos cines que se supone que son visitados por gente "culta" y "degustadores" del buen cine. Antes de entrar a valorar la última película de Steven Spielberg, he de decir que la experiencia en el cine de "gente bien" (había que verlos), ha sido una de mis peores experiencias en un cine. Serán "gente bien" con estudios y muy educados, pero en el cine saben comportarse menos adecuadamente que los que frecuentan los cines de algún "arrabal". Para decir más, que una señora estuvo casi diez minutos parada en las escaleras, en plena película, hasta bebiendo de su botella de agua, que me dieron ganas de gritarle algún que otra grosería, pero eso me delataría como gente de "arrabal" y como un madridista en el Camp Nou (o viceversa) si te enfrentas a uno de ellos, puede que aún teniendo razón, el que salga mal parado seas tu.


Bueno el caso, es que finalmente fui a ver "Lincoln". No podía perderme la última de Spielberg, ya que es sin duda uno de mis directores favoritos, pero he de reconocer que (no sé si por la mala experiencia del cine) no me ha gustado tanto como yo me lo esperaba y me he llevado una leve decepción. No puedo decir que sea una mala película, pero no es tan buena (en mi opinión) como la están vendiendo. No se le puede reprochar nada a la manufactura técnica de la película, su ambientación (dirección de arte), vestuario y la iluminación (lo mejor de la película) son de una alta calidad. La dirección de Spielberg es como casi siempre estupenda, con planos y secuencias bien estudiadas y es un mérito que en una película que dura las dos horas y media, no se haga excesivamente larga, pero si se hace en momentos (sobre todo los iniciales) algo "espesa" y pesada de ir "digiriendo". No soy un experto en la historia de los Estados Unidos de América y mucho menos de su ex-presidente Lincoln, pero la película se presenta igual que su personaje principal, un Lincoln demasiado "sosainas" con una noble intención, pero que para llamar la atención de su discurso, siempre tira de la anécdota graciosa. Hay en una parte de la película, que uno de los personajes dice estar harto de las anécdotas de Lincoln cuando miles se están matando en la Guerra Civil. Pues a mi, en parte me pasó lo mismo, me cansó un poco la forma tan superficial de tratar, no al personaje, sino un momento tan complicado e importante en la historia de los USA (y por consiguiente del mundo). La película más que "Lincoln" debió llamarse "La 13 Enmienda", ya que se centra en el proceso de conseguir votos a favor y la votación final. Claro que históricamente pueden encontrarse fallos (como los que ya han denunciado), pero no podemos tampoco olvidar que es una película, en dónde en un tiempo limitado trata de exponer la idea principal.


A parte de que el personaje de Lincoln no terminó de engancharme, entiendo que Spielberg (que suele hacerlo normalmente) ha sido "políticamente correcto" sin querer "anfangarse" como si muestra en una secuencia inicial de soldados matándose durante la Guerra Civil. Está claro que la abolición de la esclavitud (que llegó con el mandato de Lincoln) es un hito histórico y de regocijo, pero no es menos cierto que la abolición no llegó a los USA por que algunos blancos estuvieran convencidos de que los negros eran iguales a ellos y merecieran la emancipación. La verdad era (una vez más) económica y política. Los Estados de la Unión (los del Norte) eran los estados industrializados y ricos, mientras que los Estados Confederados (del Sur) basaban su economía en las plantaciones de algodón, de la cual la mano de obra eran los esclavos negros. Mientras que los Estados del Norte sacaban beneficio económico a su estructura industrial y a los beneficios de aduana, los Estados del Sur se veían perjudicados en tener que pagar más que los Estados del Norte, que además, al no necesitar tanta mano de obra negra, empezaron a abogar por la abolición de la esclavitud, pero sin querer aceptar una igualdad total entre blancos y negros ("La 13 Enmienda" se firmó en 1865, pero los negros no pudieron votar hasta 1965... un siglo más tarde). "Lincoln" se presenta como una película demasiada moderada, dónde si bien no hay "buenos y malos", si se remarca la oposición de los demócratas a "La 13 Enmienda" (ahí viene la queja del Estado de Connecticut). Tampoco se da el detalle, de que lógicamente la votación es llevada por los Estados de la Unión (no los Confederados) y que en el momento de su aprobación (después de varios intentos) tan sólo en 5 Estados de la Unión la esclavitud seguía siendo legal, después de que la mayoría de los Estados de la Unión se habían adscrito a la "Proclamación de Emancipación" que años anterior había hecho Abraham Lincoln (al que también le dieron poderes excepcionales que sufrieron algunos opositores políticos demócratas que fueron arrestados). Ya sé que es entrar en detalles históricos, pero creo que es necesario poner todo en su justa perspectiva, como el hecho de que la "Proclamación de Emancipación" ayudó a que los Estados de la Unión aceptaran a los negros en el ejercito como soldados, pero no como comandantes o generales, etc (servían para morir, pero no para mandar). Algo que tan sólo es tocado muy "levemente" al inicio de la película.


Así que hablando de la película, que me despisto, he de decir que lo mejor probablemente esté en el personaje de Tommy Lee Jones, el más visceral en su defensa de igualdad entre blancos y negros y que logra moderar su discurso a favor de una enmienda que no aboga por esa total igualdad. Tal vez el personaje más sincero (y al mismo tiempo manipulador de sentimientos del espectador) de la película, pero que Tommy Lee Jones le aporta una presencia esencial y mesurada. En contra parte, el lado cómico lo pone un envejecido y gordo James Spader, como recolector de votos, en dónde se suceden secuencias al menos simpáticas. Por lo demás, las actuaciones son correctas y he visto a Daniel Day-Lewis en papeles mejores, aunque no dudo de su gran trabajo como Lincoln (con momentos memorables y de gran fuerza), pero de por sí el personaje resulta como ese "amigo" que siempre esta reflexionando y con anécdotas que pretenden ser graciosas y que cuando habla, casi te duerme por lo pausado de su discurso. Claro, que Lincoln sería así en su vida real y ahí no puedo meterme. Sally Field es una gran actriz que en "Lincoln" tiene dos secuencias interesantes pero poco más, al igual que el desaprovechado Joseph Gordon-Levitt como hijo de Lincoln. Spielberg presenta a un Lincoln más como "padre" que como "presidente", me imagino queriendo hacer una alegoría al que sin duda es el "padre" de la actual nación norteamericana. Después de la Guerra Civil, se puede decir que se conformó los USA actuales. Como retrato del personaje, "Lincoln" se me queda algo flojo, no he sacado nada nuevo sobre la figura de Lincoln que antes no supiera o me imaginara. Como momento histórico sobre "La 13 Enmienda" me parece que está demasiado edulcorada y buscando el clímax final del aplauso y el regocijo de la votación a favor, además que no creo que se profundice en factores menos agradables, como los intereses económicos en la emancipación de los negros esclavos. No hay "buenos y malos", pero en realidad si los hubo (al igual que los intereses económicos), como los hubo en la época nazi (algo que como buen judío, sí que ha sabido reflejar en otras películas, claro que los "buenos" son los USA). Si algo nunca me ha gustado de Spielberg es que siempre ha querido ser políticamente correcto y nuca ha sido demasiado crítico con su propio país (totalmente legítimo), pero por su parte siempre ha ensalzado la labor norteamericana en la 2ª Guerra Mundial (cuando Hitler perdió la guerra en Stalingrado en su enfrentamiento con los soviéticos).


Así que "Lincoln" de Steven Spielberg me ha dejado a deber. Puede ser una gran película, con interesantes en momentos y simpática (moderadamente) en otros, pero que no aporta mucho más. Aunque una película como "Lincoln" este muy bien realizada y con las mejores actuaciones y presente un momento crucial de la historia, yo esperaba una película que también me hiciera erguirme en la butaca del cine y que me hiciera pensar, pero no ha resultado así. Es una típica película patriótica norteamericana (con poca autocrítica), lo que le puede dar posibilidades en los Oscars. El año pasado Spielberg también optaba al Oscar a Mejor Película (de un total de 5 nominaciones, pero no como Director) con "Caballo de Guerra" y no se llevó ninguna, mientras que "Lincoln" es la más nominada para los Oscars con 12 (todas merecidas). No sé cuantas se lleve "Lincoln", pero a mi me gustó más "Caballo de Guerra" y por ahora parece que "Argo" (ya en agenda) le va ganando en la competencia. He de decir que Spielberg me ha decepcionado y que "Lincoln" no me ha aportado nada nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario