domingo, 3 de marzo de 2013

AL BARCELONA YA LE QUEMA EL "TIQUI-TACA"


Los otros días en referencia al juego del Barcelona (creo que después de su derrota por 2-0 en Milán) decía que el Barcelona actual parecía que "jugaba con fuego" cuando seguía empeñado en (como ellos dicen) ser fieles a su estilo y no buscar formas alternativas de superar las carencias goleadoras del equipo. Decía, que eso les podría llevar a "quemarse" y parece que más que quemarse, el Barcelona se está "inmolando" con seguir persistiendo en una forma de juego (que muchos avalaban) que tan sólo tenía valor, por que se conseguían goles y se ganaba. De no haber sido así, nadie hubiese hablado del "tiqui-taca", como ahora que no se consiguen los resultados, parece ser una forma de juego ya "caduca". Es ley de vida (o de juego), todo llega un momento que ya no sirve o tiene que ser mejorado o modificado para poder subsistir. El Barcelona necesita urgentemente encontrar esa solución.


Vaya por delante que digo lo del Barcelona como aficionado al fútbol, por otra parte, como aficionado al Real Madrid, me alegra que el Barcelona esté en periodo de sequía goleadora (que lo está, sin un Villa o Alexis que funcionen) y de pocas ideas para reaccionar, cuando vienen mal dadas. Bueno, reaccionar si que están reaccionando (sobre todo ayer una vez acabado el partido) y lo hacen de la misma forma en que la hacen todos los perdedores, llorando, quejándose al árbitro, tirándose y pidiendo penaltis que no lo son, diciendo que el arbitraje les perjudicó y que el rival tampoco es tan bueno y no se merecía la victoria. Lo mismo que sucedía par de años atrás con el Real Madrid, en aquel entonces el club blanco daba una mala imagen y el Barcelona presumía de "seny, valors y humildat..." ¿ahora en dónde ha quedado todo eso? Al final todos quedamos retratados... Esperemos que a Valdés le caigan los mismos partidos que le cayeron hace poco a Sergio Ramos por dirigirse al árbitro con insultos y desprecio.


Aún así, el partido de ayer, el aparentemente último "clásico" de la temporada, no fue especialmente bueno, aunque si terminó siendo intenso. Empezó como muchos nos sospechamos, algo "descafeinado". El Real Madrid entre otros dejó en el banquillo a CR7 y metió a Morata en el once titular (y esta vez si jugó los 90 minutos). Es verdad que jugaba con varios suplentes, pero todos ellos suplentes de grande nivel que deberían de suplir con garantías a los que no estaban. Ya sé que ganó el Real Madrid y que además lo hizo merecidamente y siendo superior (nuevamente y ya van dos veces consecutivas) al Barcelona, pero yo siempre encontraré algo que "criticar" y pueden estar tranquilos que hoy no es contra Mourinho (no directamente), hoy va precisamente directamente con ciertos jugadores. Claro que muchos pensaran de qué necesidad hay de criticar cuando se gana, pues yo creo que la misma que cuando se pierde, simplemente tratar de mejorar. Antes inclusive del partido de Copa del Rey, muchos (uno incluido) pedían a Kaká, que ayer fue titular y terminó sustituido. En una victoria, no se puede hablar de desastre, pero el brasileño no volvió a rendir como muchos esperaban (tal vez si lo hizo como el entrenador quería). Modric ocupó la posición de Xabi Alonso (en pareja con Pepe, no Essien que estaba en el lateral derecho), pero se le vio mucho más al portugués en labores ofensivas (sin contar las defensivas) que a el croata. Un fichaje que está resultando demasiado caro, para lo que está ofreciendo. Benzema, es verdad que marcó el primer gol (a un espléndido pase de Morata), pero estuvo prácticamente desaparecido en el tiempo que estuvo en el terreno (y ya van muchas veces esta temporada). Coentrão más de los mismo, además algo debió de ver Mou, cuando después de que le sacarán una amarilla, llamó inmediatamente a Arbeloa y lo sustituyó (la reacción fue más que evidente, no parecía planeado de antemano). La crítica es que aún ganando, hay jugadores que parece que no están implicados del todo, ya sea por que se ven más fuera que dentro la próxima temporada, o que están más preocupados en juicios y carreras nocturnas a gran velocidad con su Audi o se sienten presionados por demostrar que vale lo que se pagó por él. Creo que se les puede y se les debe exigir más. Por cierto, me encanta Benzema (siempre lo he dicho), pero ha día de hoy es una de los primeros en mi lista a transferible para la próxima temporada y además me parece una vergüenza cómo está actuando el club con el caso de exceso de velocidad, restándole importancia (como ha hecho Butragueño, cada día se me cae más el mito) y sin querer descubrir quién iba en el Porche que circulaba  junto a Benzema a mayor velocidad y que el propio club se ha encargado de pagar la multa correspondiente para que no se sepa la identidad del conductor no identificado. De ser todo esto cierto (como se rumorea) a mi me da mucha vergüenza que el Real Madrid se preste para cosas de esta índole.


De todas formas, terminemos hablando del "clásico". Un "clásico" que se ganó otra vez en el Bernabéu, algo que no sucedía desde el famoso "paseíllo" del Barça al Madrid en La Liga que ganó Schuster. Un "clásico" que ganó el Real Madrid con varios suplentes y un canterano como Morata, que dejó buenas sensaciones. Un "clásico" que Villa fue titular y nunca encontró posibilidad de gol... a este Barcelona le falta crear ocasiones de gol, si es que quiere seguir vivo en Champions. Un "clásico" en el que no estuvo Xavi (lesionado), pero tampoco estuvo Messi (a pesar de marcar el único gol de su equipo). Un "clásico" que el Barcelona no pudo ganarle a los "suplentes" del Real Madrid, como decían que pasaba hace pocos "clásicos" atrás, pero a la inversa. Me pregunto si es que antes eran tan buenos y ahora son muy malos o es que simplemente el Real Madrid les ha ganado el terreno, la moral y la partida... no aún así los campeonatos. Un "clásico", que si bien la primera parte resultó sosa y aburrida, con un Madrid echado atrás y un Barcelona que se limitaba a Iniesta y Thiago tocando el balón entre ellos a tan sólo un metro de distancia (eso es el "tiqui-taca") sin aparentar querer llegar a la portería contraría, en la segunda parte entregaron por completo el partido y el Real Madrid (con la entrada de CR7 y Khedira) superó al Barcelona en llegadas a la portería contraría. "El mundo al revés" pensarán muchos. Roura dijo, que a pesar del mal resultado estaba contento con la actitud del equipo. A mi me pareció aún peor y menos eficiente que la del martes en Copa del Rey. Karanka por su parte, declaró que el alto nivel de euforia podría perjudicarles de cara al partido de Champions contra el Manchester. Va a ser difícil, después de dos victorias consecutivas contra el Barcelona, bajar ese estado de euforia, pero creo que tiene razón. Está claro que el ManU no es el Barcelona de lo últimos años, pero si puede resultar mejor que el Barcelona de las últimas semanas. De algo estoy seguro, el ManU no tiene a Messi, ni Xavi, ni Iniesta, pero ha día de hoy tiene mucho más gol (hasta Kagawa mete "hat-trick") y eso le puede complicar muchos las cosas al Real Madrid. Esperemos que el martes también se celebre la victoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario