martes, 23 de abril de 2013

CASEMIRO DEBUTA EN LA LIGA "CLANDESTINA"


Pues ya ha pasado la Jornada 32 de La Liga (a falta de 6 más) y todo parece centrarse en La Champions. No es de extrañar, por segundo año consecutivo hay posibilidades de ver una final entre Real Madrid vs. Barcelona en la máxima competición europea. Y además, su importencia tiene para ambos equipos, lo que hace, que a estas alturas (y como están las cosas) La Liga parezca un título menor (este año, para algunos, incluso menor que La Copa del Rey).


Volvieron y ganaron Real Madrid (vs. Betis) y Barcelona (vs. Levante) y con alguna que otra dificultad, más para los azulgranas que para los blancos, que terminaron maquillando el resultado, de la misma manera que ganaron la temporada pasada La Liga... a "fogonazos" de buen juego y acierto de cara a gol. Esta vez no les hizo falta los goles de CR7, pero encontró el gol de Benzema y los dos goles de Özil, que después de una primera parte más que discreta (desaparecido), en la segunda mitad, encontró los espacios para desplegar su fútbol (ese que todos sabemos que tiene, pero que nos "regala" intermitentemente). El partido estuvo muy igualado en todos los aspectos, una posesión de balón muy igualada y con 9 disparos entre los tres palos de parte de ambos equipos. La diferencia estuvo en la suerte (el Betis estrelló en el poste algún que otro balón) y en el portero. Mientras que Adrián no podía parar 3 de esos 9 balones dirigidos a su portería, Diego López estuvo seguro bajo palos y tan sólo el Betis pudo batirle desde el punto de penalty. Terminó adolorado, pero no hay visos de que Casillas regrese a la portería del Real Madrid (salvo sorpresa mayúscula, aunque Mou diga lo contrario). Yo estoy a favor del regreso de Casillas al lugar que le corresponde, pero también entiendo que estando Diego López tan acertado bajo palos, no es baladí sacarlo así por que sí. Lo que ya no entiendo es la diferencia en el trato de según que jugador (o mejor digamos persona) seas. El Real Madrid jugó contra el Betis con un once titular plagado de "suplentes", en la mayoría de sus posiciones. Nacho (ante la ausencia de laterales derecho y la ausencia de Sergio Ramos), Albiol y Carvalho (para dar descanso a Varane y Pepe, que tuvieron que jugar), Marcelo (desde su lesión suplente de lujo de Coentrão y que terminó lesionándose), Modric (suplente del que haga falta, ya sea Xabi o Khedira en el caso del sábado), Casemiro (nuevo debutante de Mou), Callejón (suplente de Di María, por posición) y no sé si contar también a Benzema (aún no me queda claro quién es suplente de quién, si él o Higuaín). Así que de los titulares habituales, tan solo estaban CR7 y Özil (que jugaron los 90 minutos) y el que desde que llegó, el portero titular Diego López. Mou hizo tres cambios, uno el ya habitual "cambio de cromos" entre Benzema e Higuaín y dos forzados por lesiones, Varane por Marcelo (pasando a Nacho del lateral derecho al izquierdo) y Pepe por Modric. En el banquillo se quedaron Casillas, Di María, Kaká y Morata (que el domingo resultó clave en la victoria del Castilla con goleada incluida).


Traigo todo esto a colación, por que está claro que (aunque el Real Madrid gane sus partidos) La Liga es ha día de hoy una "competición clandestina de fin de semana" (como ha declarado Zubizarreta) y se presta a darle descanso a los titulares (con miras a la Champions) y al mismo tiempo ver en que grado de competitividad se encuentran los suplentes. En los últimos meses, en La Liga, podemos ver esa competitividad de la prácticamente totalidad de sus suplentes, hasta Mourinho le ha encontrado en el último partido contra el Betis al jugador brasileño Casemiro, pero sin embargo sigue sin creer conveniente darle minutos a Casillas, para ver si de verdad ya tiene el "alta competitiva". A mi, personalmente me parece un despropósito, pero cada cual es libre de pensar y defender lo que crean más conveniente. Ahora bien, no me quiero meter directamente con el joven brasileño, que tampoco hizo un mal partido, pero su caso me recuerda mucho a otro jugador que llegó a debutar con Mourinho en Champions (mientras otros jugadores de la cantera esperan aún su oportunidad), como fue el despropósito de un tal Pedro Mendes (jugador cedido también al Castilla y que hasta era suplente), que compartía representante con Mourinho. El caso de Casemiro es muy similar, aunque si es verdad que la gran diferencia es que al menos, éste si es jugador titular del Castilla, aunque su llegada haya supuesto un "frenazo" a la progresión del que hasta hace poco era el "niño mimado" de la cantera de Mou, José Rodríguez. El caso, es que Casemiro es un jugador cedido por el Sao Paulo y además es jugador de la selección sub-20 de Brasil, pero al contrario de lo que tenía entendido, no es representado por Jorge Mendes. Cosas de la vida, pero este chico (que no es que sea malo, pero tampoco es para tirar cohetes) ha tardado menos que otros canteranos en poder disfrutar de un debut en el Bernabéu y completar 90 minutos (yo creo que ni Varane, fíjate tú...). Podría haber jugado Pepe junto a Modric, ya ha jugado en el medio en otras ocasiones y no es que venga de jugar muchos minutos últimamente, así que no debe de estar muy cansado, pero su participación el miércoles en Champions es casi obligada. También no hubiese sido descabellado ver a Kaká compartir con Modric y Özil (que también ya lo hemos visto anteriormente), pero el brasileño se quedó en el banquillo. Así, que Mou encontró el momento adecuado (junto con Nacho, para disimular) para hacer debutar a otro jugador cedido (que no es propiedad del Real Madrid) y darle un mayor escaparate que a otros chicos de la cantera. También ya puesto y viendo el nivel que han venido demostrando tanto Benzema como Higuaín, haberle dado tiempo a Morata, en estos partidos de Liga que se antojan ya de por sí "clandestinos". Así que me disculpen todos aquellos que piensen que haga lo que haga Mou, yo lo voy a criticar, pero a mi me sigue jodiendo, que mientras no parece querer encontrar un partido para que Casillas pueda volver a la portería del Real Madrid y mientras hay chavales en la cantera que les ha costado mucho ganarse minutos con el primer equipo, los jugadores que llegan cedidos por otros clubes o que son representados por su mismo representante (Jorge Mendes) se les hace muy fácil, debutar con el primer equipo y eso, a parte de que después el chico lo haga mejor o peor... es de al menos decirlo y no hacerse el loco, como si nada pasara.


Y como ya he dicho lo que pienso con respecto a Casemiro (el pobre no tiene la culpa), el resto del partido contra el Betis, fue un partido que con algo más de acierto del equipo sevillano, el resultado hubiese sido distinto. No sé que pasará el miércoles contra el Borussia Dortmund, pero por lo visto el sábado en La Liga, no se puede decir que el Real Madrid lo tendrá fácil. Al igual que el Barcelona, que también con muchos suplentes (y sin Messi) le costó demasiado lograr ganar al Levante y eso que Undiano se lo quiso hacer fácil, pitando un penalty que no era y anulando un gol legal al Levante. De todas formas, ya las victorias o derrotas en Liga del Real Madrid o el Barcelona no tienen ningún tipo de importancia... ni ellos mismos se la dan. Tiene más importancia la victoria (por goleada) del Valencia vs. Málaga, que se adelanta en la lucha por alcanzar a la Real Sociedad que empató contra el Osasuna. Muchos empates que no solucionan mucho para equipos que se juegan mucho, pero para el Deportivo su empate contra el Athletic de Bilbao le da mucho aire de cara a mantenerse en Primera el año que viene, al igual que el Celta que le ha ganado al Zaragoza en los últimos minutos y le da esperanzas de salir en las próximas jornadas de los puestos de descenso. Los árbitros no han estado muy acertados esta semana (para no variar), pero en Madrid (los medios afines al Real Madrid) han resaltado la mano de Mario Suárez previa en la jugada que terminó en el gol de Falcao. A mi me parece que es algo de "temor" de cara al derbi que se juega el próximo sábado en el Calderón y que si el Atlético de Madrid logra ganar al Real Madrid, además de posicionarse con igualdad de puntos, si el Barcelona logra ganarle al Athletic de Bilbao, los de Tito Villanova se proclamarían matemáticamente campeones de Liga, algo que de llegar a suceder (dado que el Barcelona juega entes del Real Madrid) el ambiente en el Calderón (y los comentarios colchoneros) sería insoportable para el Real Madrid. Así que si además de mantener el orgullo, también quieren dar un golpe de autoridad de cara a la Final de Copa del Rey, el Real Madrid debería de ganarle a su rival directo en la ciudad capital.


PD.: Gracias a mi hermano, por hacerme rectificar sobre Casemiro y su vinculación con Jorge Mendes, aún así no cambia mucho mi manera de pensar, de que según quién seas y de dónde provengas, hay algunos que lo tienen más fácil. Hace poco vimos en un partido de Champions un 11 titular con un sólo jugador español. El Real Madrid se está convirtiendo en un club en dónde es más fácil triunfar siendo extranjero (ya no digamos si hablas portugués - incluido brasileño) que siendo español. Así lo pienso y así lo digo. No es mi culpa, es la de Mou.

No hay comentarios:

Publicar un comentario