miércoles, 3 de abril de 2013

LA "IMPARCIALIDAD" EN EL FÚTBOL


"Esto va por barrios", digo lo de la "imparcialidad" en el fútbol o debería decir la "parcialidad". Dependiendo de cuál es tu equipo o si tienes simpatía por algún otro y de si algún jugador te cae mejor que otro o de si aún siendo fanático de un club, siempre tratas de ser "parcial" en la apreciación de las reglas del fútbol y del buen juego que despliega el rival. Todo esto en un día como ayer tiene muchas vertientes y opiniones y según aficiones o simpatías, cada cual tendrá su propia "imparcialidad".


Ayer, en los dos partidos de UEFA de Champions, no me han gustado los arbitrajes y claro está que según quién, se puede entender que hay "parcialidad" en las decisiones arbitrales de los árbitros de la UEFA. Hay que recordar que el Presidente de la UEFA es Platini, que como la mayoría sabe, es francés, al igual que el PSG, que ha terminado empatando (con alguna polémica) contra el Barcelona. Hoy muchos en Barcelona se quejaran de la decisión "arbitraria" y "parcial" del Comité de Arbitraje de la UEFA en quitarle un partido de sanción a Ibra por aquella fea entrada a Guardado. Ibra ha terminado por marcar el gol del empate a 1, cuando se veía que el PSG no tenía argumentos para ganarle al Barcelona... además en fuera de juego y para más "inri", después de una "desafortunada" apreciación del árbitro que después de un choque entre Mascherano y Jordi Alba y de ser atendidos, los mandó fuera del campo, en un córner a favor del PSG y tardó en darle la entrada a ambos. Es verdad que el gol llegó ya con los 11 jugadores del Barça en el campo, pero no deja de ser curioso el caos que el mismo árbitro creo en esos minutos y además que termino en un gol "ilegal", que no debió de subir al marcador. Yo he de decir, para los que defienden la decisión del árbitro de dejar a ambos juzgadores fuera, que me pareció una decisión "exagerada", pues los jugadores fueron atendidos una vez que el balón en ataque del PSG ya había salido fuera del campo, deteniendo el juego. Nadie sacó el balón voluntariamente para que ambos jugadores fuesen atendidos por las asistencias médicas, así que no se cortó el juego y mucho menos el ataque del PSG, sacando el Barcelona algún tipo de ventaja. Lo más lógico, en caso así hubiese sido dejado que ambos jugadores siguieran dentro del terreno de juego, o al menos darle permiso de entrar, inmediatamente después de que el córner fuera sacado. El árbitro esperó a que el balón fuese detenido. Vamos, a mi personalmente esos minutos que desembocaron en el gol en claro fuera de juego de Ibra (no sé como ni el linier o el árbitro de área, no pudieron verlo) me parecieron sospechosamente "parciales" de parte del árbitro.


Claro, que no puedo decir que el Barcelona terminara empatando por culpa del árbitro. El Barcelona volvió a presentarse muy "espeso" en ataque y en la segunda parte el partido se mostraba aburrido entre un equipo que no podía (el PSG) y otro que no quería (el Barcelona). El mejor del Barça fue Victor Valdés. Es verdad que al Barcelona se le lesionó Messi, pero aparte del gol (a tremendo pase de Alves) no había tampoco hecho mucho. El Barça (como el Real Madrid) no puede depender de un sólo jugador, aunque sea Messi. Creo que el mayor error fue meter a Cecs por Messi, el nº 4 no aportó nada (hasta Tello hizo más en menos tiempo que Cecs) y el Barcelona pareció conformarse con el 0-1. Aún así, cuando el PSG empató injustamente, el Barcelona pareció "desperezarse" y mediante un Alexis (otra vez algo fallón, pero con más presencia que Villa) logró un penalty, que de primeras parecía un "piscinazo" del chileno. Eso es lo que tiene el tener "fama" de "piscinero" y Alexis Sánchez tiene dicha "fama". Después vimos que no se puede negar el penalty, aunque sea el delantero el que lo busca y hace que el portero pique totalmente, pero el contacto de la mano y cuerpo del portero con las piernas de Alexis existe y la caída no es anterior a dicho contacto. Así el Barcelona se puso con un 1-2 que se le antojaba más que bueno ante el infortunio de la lesión de Messi y también de Mascherano (que no podrán estar en el partido de vuelta en Barcelona) y como ya le pasó el sábado contra el Celta de Vigo se dejó empatar a 2 en los últimos minutos, pues ya pensaba más en el partido en el Nou Camp. Anda mal el Barça en defensa y algo despistado y el mayor reflejo es Piqué. El PSG consiguió un empate algo inmerecido. El Barca se regresa con un empate que les sabe a poco, pues debió de ser una victoria. Lo bueno es que es un empate a 2 fuera de casa. Lo malo, las lesiones, sobre todo la se Messi, que tendrá muy difícil llegar al partido de la semana que viene. Mi "imparcialidad", aún como madridista, me sigue diciendo que el Barcelona deberá de estar en semifinales. Demasiado mal le debería de ir al Barça en su casa, como para que quedara eliminado. Yo después de haber visto el partido de ayer, el PSG no tiene equipo para ganar al Barcelona y se vio muy notablemente beneficiado por la incursión "injusta" de Ibra, su gol en claro fuera de juego y de un árbitro que mostró en algunos momentos y detalles, algo de "parcialidad". Lo que ya no sé, si es solamente debido a errores humanos o a que el PSG como Platini, ambos son franceses.


Claro que si sospechamos de la "imparcialidad" de Platini como máximo dirigente de la UEFA, no podemos olvidar que sus más grandes logros como futbolista, los logró en la Juventus de Turín, que ayer jugaba en Munich contra el Bayern. El partido que más "apretado" se presentaba, ha sido bastante desigual. El Bayern pasó por encima de la Juve, pero curioso que tan sólo logró dos goles, uno por roce de un defensa a disparo de Alaba que despistó a Buffon a los 26 segundos de haber comenzado el partido y el segundo en otro claro fuera de juego de Mandzukic que termina pasando a Müller. Pero bueno, el que haya visto gran parte del partido, habrá visto que el Bayern mereció más de dos goles y que la Juve aún así se puede ir contenta con el resultado. Lo curioso fue tal vez la permisividad en algunos casos del árbitro (bastante malo por cierto) en algunas faltas de los jugadores de la Juventus y de una clarísima tarjeta roja que debió de ver Ribery (francés) por una dura entrada por detrás, que no fue ni sancionada como falta. No sé si Platini también habrá tenido algo que ver con esto, pero Ribery no debería de disputar el partido de vuelta contra la Juventus en Turín. Sé que después de lo visto hoy, es muy difícil que la Juve logre pasar a semifinales, pero no sé por qué sigo emperrado en la idea de que la Juve será de los cuatro semifinalistas. Reconozco que en esa idea soy muy "parcial", ya que la Juve siempre me ha gustado, bueno me gustaba mucho cuando jugaban Del Piero y Zidane y ahora me gusta mucho Pirlo.


Dicho esto de los partidos de Champions de ayer martes, sobre la "imparcialidad", he de decir que a pesar de los malos arbitrajes y alguna decisión más que sospechosa, no considero que los resultados hayan sido influenciados por los árbitros. El Barcelona no supo cerrar su partido antes con un juego muy lento y casi estático y la Juve se vio muy pronto por debajo, sin capacidad de reaccionar. Pero, como muchos se imaginarán, la "imparcialidad" de hoy viene de la mano de ese gran entrenador del Real Madrid, José Mourinho (entiéndase la ironía), que hoy sin venir a cuento ha querido dar lecciones de "imparcialidad" a un periodista (supuestamente por su defensa a Casillas como el Mejor Portero del Mundo). No voy tampoco a defender al periodista, pero si puedo decir que suelo escuchar el programa deportivo de Onda Cero, de cual dicho periodista es informador. Desde hace meses vengo escuchando que Mou tiene vetado a dicho periodista y que son contadas ocasiones que le permite hacerle alguna pregunta en las ruedas de prensa. Está claro (para el que lo haya escuchado) que el periodista no es afín a las formas de Mou y lo critica abiertamente, pero nunca faltando el respeto. Pero lo curioso no es eso, lo curioso, es que hoy a Mou le interesaba que dicho periodista le hiciese una pregunta, por que tenía un "papelito" sobre opiniones o informaciones del susodicho periodista, en dónde dudaba de su "parcialidad" al poner a jugadores por decreto. No voy a valorar si el "papelito" es verosímil o no, lo que me preocupa es que el entrenador del Real Madrid ya premeditadamente vaya con un "papelito" preparado. Claro, que muchos dirán que los periodistas son tan predecibles que ya sabía lo que le iba a preguntar, pero lo que ha retratado a Mou es que ha salido a la contestación de una pregunta puramente sobre fútbol, con algo que no venía a cuento y que atiende más a problemas personales con el sujeto y sus opiniones. El periodista en su pregunta nunca habló de alineaciones por decreto, de preferencias del entrenador por fulanito, ni si quiera como muchos han dado a entender, mencionó a Casillas (ni a Diego López), tan sólo preguntó por una situación real, de que el Real Madrid ha encajado goles en los últimos 7 partido, nunca habló de la portería, si no de la táctica defensiva del equipo. Mou sin embargo, después de una breve contestación (que tampoco dijo nada) se "salió por los cerros de Úbeda" para tratar de "ridiculizar" al periodista (en su pelea personal con el gremio). Le acusó de no ser "imparcial" en sus opiniones y de acusarlo a él de ser muy "parcial" con ciertos jugadores, pero parece que ahora no se puede ser crítico con lo que no gusta o decir lo que le gusta a uno. El que tacha de "parciales" e "hipócritas" a todo aquel que no se alinea con sus "doctrinas", no recuerda que como bien han recordado en Onda Cero, una vez llamó "niñato" y "tonto" (entre otras cosas, cuando era entrenador del Chelsea) a CR7, al que en el último año ha puesto por las nubes en su campaña para que ganara el "Balón de Oro", el que hace poco siendo entrenador del Real Madrid, glorificaba a Ferguson y el Manchester después de que el Real Madrid lograra la clasificación a cuartos, el que en vísperas del partido contra el Galatasaray dice que "él y sus jugadores (refiriendo a Drogba y Sneijder) no saben hacerse la pelota", después de tantos elogios de uno y otros. Sí Mou ve tan normal elogiar a jugadores y entrenadores de otros equipo a los que entrena, ¿por qué le molesta tanto que haya periodistas que hablen bien de Casillas o Sergio Ramos? Este tipo, al que muchos idolatran tiene el ego muy chiquito y por eso su necesidad de ser siempre el centro de atención. Dice que no le gusta la idea de la "manifestación pro-Mou" que se ha convocado, en una falsa modestia, pero aún recuerdo cuando citó al público en el Bernabéu previo a un partido para que le pitaran (a modo de plebiscito)... y tuvimos que ver aquella "decadente" imagen de un Mou estoico parado ante unas gradas prácticamente vacías. No hubo pitidos. Este hombre le hace mucho daño al Real Madrid, hasta el nivel que ha día de hoy hay convocada dos "marchas", una "pro-Mou" y otra "pro-Casillas" en contestación a la del portugués. Algo nunca visto e impensable. Ambas una auténtica gilipollez, pero que ya son una realidad de la división que ha ocasionado Mou en el Real Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario