jueves, 4 de abril de 2013

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN PORTERO


El Galatasaray se lo puso muy fácil al Real Madrid desde el inicio. Esta bien que tenía nombres como los de Drogba o Sneijder, pero eso no implica que el Galatasaray fuera un equipo de cuartos de final de Champions. Claro que muchos dirán que el Málaga tampoco lo es, por jugadores e historia, pero aunque ambos se presentaban como los dos equipos más flojos de estos cuartos de final, hay entre ambos equipos (Galatasaray y Málaga) mucha diferencia. Dos partidos muy diferentes que para bien de los equipos españoles, deja al Real Madrid prácticamente clasificado (tendría que suceder un desastre en Turquía) y al Málaga con opciones de lograr meterse en semifinales. Lo tendrán difícil, pero al Málaga le vale en Alemania con ganar o empatar (si es a cero, irán a penaltis), sólo la derrota le deja fuera.


El Málaga ha realizado un gran trabajo, tal vez no ha mostrado su mejor juego. Isco volvió a estar un poco "gris" (como en Oporto), pero esperemos que en Dortmund sea más decisivo. Ayer el Málaga sacó renta (aunque sea un empate a 0) de un enorme Toulalan en el medio del campo y de un acertado Willy Caballero que ha parado todo lo que tenía que parar. Cómo diría algún entrenador... Caballero ha hecho su trabajo, lo que tenía que hacer. Puede que el Borussia Dortmund haya sido algo superior, pero también he visto oportunidades bastante buenas del equipo de Pellegrini, así que el empate se me antoja justo, aunque al Málaga le hubiese venido bien meter algún gol, aún así, el mantener la portería a 0 en casa, es muy importante.


Otro que ha dejado la portería a 0 ha sido Diego López, pero como dije en la semana, el portero podía ser ayer cualquiera, que no iba a ser determinante en el resultado final. Creo que Diego López sólo ha tenido una intervención importante en un tiro centrado de Eboué cuando ya casi se terminaba el primer tiempo. Poco más del portero del Real Madrid, que refleja el bajo nivel de un Galatasaray al que muchos quisieron dar más importancia de la debida. El Real Madrid no tuvo que esmerarse demasiado y eso que en muchas fases del partido (si no miramos al resultado) pareciera que el que dominaba y jugaba en casa (mucho aficionado turco en el Bernabéu) era el Galatasary, pero ni tiraba a puerta y mucho menos se defendía bien. Vuelvo y digo, un Galatasaray muy pobre, que ha entregado la eliminatoria. Aún así y con todo de que el Real Madrid fue superior, sin mostrar nada, creo que el árbitro se ha "tragado" dos penaltis. Uno en la primera parte, cuando aún el partido estaba 1-0, en una mano de Khedira. Es verdad que cuando en primera instancia Khedira va a despejar el balón con la pierna, puede que le toque sin querer en la mano (no lo veo tan claro), pero es después de dicho rechace que si veo que Khedira mueve su mano deliberadamente en la dirección que toma el balón, parando la trayectoria entre su propio cuerpo y el de Essien. Para mi es penal, inclusive más claro del que todo el mundo comenta, por un pisotón de Ramos a Yilmaz. El pisotón existe y eso acredita el penalty, pero es verdad que el delantero turco hace más por exagerar la caída que otra cosa, aunque si debió haberse pitado (he visto cosas más raras) y lo que ha pasado es que el delantero del Galatasaray ha visto la amarilla (por fingir) y se pierde el partido de vuelta. De todas formas, posibles penaltis aparte, el Galatasaray no pasa de ser un equipo bastante flojo y el Real Madrid tiene la clasificación (casi) segura, desde el día del sorteo de cuartos de final.



La verdad, es que hay poco más que destacar del partido. Partiendo de que el Galatasaray fue muy poco rival, he de decir que por mucho 3-0, tampoco me deslumbró el juego del Real Madrid. Me sigue sorprendiendo Varane, el mejor en la defensa y aunque la incursión de Essien en el lateral derecho no me agrada, si dejó en evidencia a Arbeloa, al que parece que es muy fácil mejorar. El segundo gol del Real Madrid (más allá del fallo defensivo en la marca) es de un centro de Essien. Además no me gustó el cambio de Pepe por Di María, son de esos cambios que nunca me han gustado, pero poco más que se pueda destacar. Ni a Benzema, ni a Higuaín, a pesar de sus goles, no les he visto en su mejor nivel. El partido ha sido muy plano y sin ningún nivel de competitividad, hoy podrían haber jugado los suplentes como Marcelo, Kaka, Pepe, etc. que la cosa no hubiese sido distinta. Por cierto, Ramos y Xabi Alonso volvieron a forzar la tarjeta amarilla que les hace perderse el próximo partido y llegar limpios a semifinales. Esta vez, al menos sin hacer tanto "circo", pero no deja lugar a dudas. Este año, la UEFA entró de oficio para sancionar a Ballesteros por forzar la amarilla, esperamos que no pase lo mismo con los jugadores del Real Madrid, pero la verdad es que ha sido bastante obvio. Aún así, pienso que son cosas del juego y que no debería de ser sancionadas unas acciones como esta, pero con la UEFA nunca se sabe.


Así que a falta de los partidos de vuelta de cuartos de semifinal, el que podemos decir que tiene la clasificación prácticamente segura es el Real Madrid (aunque tenga que ir a Turquía), mientras que el Bayern de Munich parece que la renta de dos goles en su casa, les será suficiente para la visita a Turín, lo que pasa es que la Jueventus no es el Galatasaray y creo que es posible lograr la remontada. Tanto el Barcelona como el Málaga llegan en parecidas condiciones, ambos empatados. El Barcelona parte con la ventaja de que juega en casa y con dos goles fuera que en le pueden valer doble. El Málaga no cuenta con goles, pero tampoco le ha encajado, lo que para su visita a Alemania, le facilita el hecho de que si logra marcar gol, se lo pondrá más difícil al Borussia Dortmund. Ya sé que antes de que tengamos los partidos de vuelta, tendremos tiempo para comentar cosas, pero sigo apostando por los mismo cuatro que cuando se dio el sorteo: Barcelona, Juventus, Real Madrid y Málaga, aunque los dos equipos alemanes puedan ser de la partida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario