miércoles, 10 de abril de 2013

SARA MONTIEL: LA MARILYN ESPAÑOLA


He de reconocer que nunca me ha "fascinado" Sara Montiel, creo que es debido a que ya empecé a conocerla, cuando los años le empezaban a caer encima y además ya había pasado su "momento de gloria" y se paseaba en las televisiones de España, simplemente recordando a su Gary Cooper y fumando (como decía su famoso tango).



Pero creo que aparte de que personalmente no creo que ni fuera una gran actriz, ni una gran cantante, sin duda era una grandísima artista, capaz de dominar el escenario o captar la atención de la cámara y por consecuencia del espectador al otro lado de la pantalla (ya fuera de cine o de televisión). Uno, que es "fan" de Marilyn Monroe (mucho tiene que ver su físico y su mito después de muerta), también reconozco que la Marilyn tampoco fue una gran actriz y tampoco una gran cantante, pero su poder de "enamorar" al espectador (tanto a hombres como mujeres) era inigualable, tal y como lo hizo Sara Montiel en todos sus años de carrera, por eso se pude decir que Sara es la Marilyn de España y que aunque los años a todos se nos echan encima, he también de reconocer, que por mucho "paño" que usara frente a la cámara (por allá de los 80-90) para suavizar la imagen y que no se le notaran tanto las arrugas de la edad, Sara Montiel ha sido una de las pocas "divas" españolas, que mejor han sabido envejecer y llevar "la carga" de los años.


Su carrera estuvo dividida en dos, primero fue la actuación y después la cantante. Es verdad que cuando actuaba, ya incursionó en el mundo de la canción, sobre todo en sus últimas películas en España como "El Último Cuplé" y "La Violetera" (esta última dicen que le llevó a ser la actriz mejor pagada del mundo del momento). Ya instalada nuevamente en España, la fama de Sara Montiel había traspasado las fronteras y durante unos años trabajando en México (en su época dorada del cine), saltó a Hollywood, dónde para aquellos años ambos países norteamericanos tenían un buen convenio de cine y en la realización de películas. Llegaron los "western", haciendo papeles de "india mexicana", junto a Gary Cooper o Burt Lancaster entre otros. Aunque es verdad que nunca llegó a ser una actriz de las "mainstream" de Hollywood, si gozaba de una gran popularidad y además dicen que le rechazó un contrato de exclusividad a Columbia Pictures de siete años, por entender que aquel contrato la podría terminar encasillando en papeles de hispana. De eso hablamos que eran los años 50, y que Hollywood no es lo que es hoy en día, dónde ya tantos latinos trabajan y aún así, muchos actores que logran dar el salto siguen (de una forma u otra) estando "encasillados".


Repito, Sarita Montiel (como era conocida en Hollywood) no me resulta una gran actriz, ni cantante, pero si es merecido, al ver sus imágenes de juventud, reconocer que era todo un ícono de belleza y sensualidad de España. Ha muerto a sus 85 años y trabajando (en el mundo de la canción) hasta hace bien poco, eso le ha llevado que después de su "época" dorada, haya experimentado en cierta forma los "comentarios" y "críticas" que acompañan a la edad y el paso del tiempo. Como otras tantas (también de Hollywood) se dejó embaucar por hombres más jóvenes e interesados (que también los hay) y paso a ser "comidilla" de muchos programas de "prensa rosa" "amarillista". Después de varios años, en dónde su imagen no correspondía a su categoría, hoy todos la recuerdan como la gran estrella que fue. Nunca sabremos cómo hubiese envejecido Marilyn Monroe y si hubiese mantenido intacto ese estatus de "mito" que se acrecentó con su trágica muerte. Por suerte, España ha podido despedir a Sarita Montiel a sus 85 "primaveras" y durante ese tiempo, también le ha rendido homenaje y ella a su público.










No hay comentarios:

Publicar un comentario