viernes, 14 de junio de 2013

H.KANINO: RESISTIMOS


Lo bueno que tiene la música es que se puede "compartir". Desde siempre (cuando uno era más pequeño), venía un amigo contándote que tenía el último cassette de "Iron Maiden" (por poner un ejemplo) y te decía que si le dabas una "cinta virgen" te lo grababa en su "grabadora". Después pasó lo mismo con el CD y ahora con los archivos mp3, aunque hay compañías (como iTunes) que ponen trabas para que puedas compartir tú música una vez que ya la has comprado (pero eso es otro tema). Ahora con eso de las "redes sociales" y programas/comunidades como el "Spotify" uno puede compartir la música que le gusta con sus amigos o conocidos y eso sigue siendo lo bueno y lo sorprendente de la música (sea del género que sea), además que no hay forma más natural de compartir la música con un montón de gente que en un concierto. Ayer, precisamente a través de un amigo que "compartía" la noticia de que la Comunidad de Madrid había decidido cancelar (por medio de la represión policial al local) un concierto de H.Kanino en la famosa madrileña "Sala Caracol". Yo hasta ese entonces no conocía de este "rapero" de Vallekas (como el mismo define) y no había escuchado sus canciones, pero rápidamente me di en la labor de prestarle mis oídos y la verdad es que no me arrepiento, además de añadir nuevos artistas a mi "lista musical".


El "rap" no me pilla lejano (aunque reconozco que no es mi mayor fuerte), ya que desde pequeño escuchaba a artistas como "Run DMC", "EPMD", "NWA", Ice-T, Ice Cube, Dr. Dre, Tupac Shakur,  The Notorious B.I.G. y un largo etcétera. Era cuando mi hermano mayor estaba "inmerso" dentro de la música "rap", en su música, sus letras, sus formas, modas y modismos. De todo eso algo se me pegó y (siempre he apoyado la música en español) después tuve una época que me gustaba escuchar "hip-hop en español" a artistas como "Def con Dos", "Club de los Poetas Violentos", "Sindicato del Crimen", "Violadores del Verso", "SFDK", "7 Notas 7 Colores" y La Mala Rodríguez entre otros. Después con el paso de los años he ido dejando de lado el "rap" y el "hip-hop", aunque nunca está mal volver a recuperar "gustos" pasados. Eso es lo que me ha pasado ahora con H.Kanino, que por una desafortunada noticia, he podido enterarme de su música y de su mensaje.


La música en la mayoría de sus vertientes tiene eso de "inconformidad" con la actualidad. Hasta Mozart era un "inconforme" y rompió "reglas" establecidas con su música. El "rock", el "punk", el "metal" y un largo etcétera surgieron como movimientos jóvenes que a través de la música expresaban su inconformidad con la sociedad, pero sin duda si un género lleva intrínseco la funcionalidad de "protesta", ese género es el "rap" que surgió a finales de los 70 y principios de los 80 entre la comunidad afroamericana de los USA, protestaban por un discrimine racial que entendían que aún sufrían por parte del Gobierno y de la raza blanca. Era su forma de expresión, que luego con el tiempo ha ido derivando en otros "subgéneros". Como ejemplo más claro (y lo he dejado fuera de la lista anterior intencionalmente) era la música y letra de "Public Enemy" (a los que ya hemos tenido en La Taberna). En España el género "rap" llegado de los USA pisaba fuerte y los jóvenes se empezaban a reunir en los bancos de los parques con su radiocasete, sus chandals, gorras y hasta cadenas al cuello. No tardó de calarse hondo entre las zonas menos privilegiadas de las ciudades de España, como en Vallecas en Madrid. Se fue extendiendo como la pólvora en lugares como Barcelona, Zaragoza y Sevilla, siempre "simbolizando" o "representando" a aquellas comunidades menos favorecidas. Es la esencia natural del "rap", aquí en Madrid o en New York. Inclusive en España se llegó a dar un género de "rap" o "hip-hop" mezclado con el flamenco, haciendo un género propio en identidad.


Pero hoy en La Taberna queremos hacernos eco de una "prohibición" que no es propia de un país que se supone que vive en democracia y en dónde hay libertad de expresión. No solemos hablar de política en La Taberna, pero tampoco me gusta quedarme "mudo" ante injusticias que recuerdan más a una "dictadura" que a otra cosa. Es posible que las letras de H.Kanino inciten a la violencia, pero es simplemente una respuesta "violenta" a la actualidad que vive la mayoría de la clase obrera española, que están viendo "violentada" su estabilidad por los continuos recortes y prohibiciones del gobierno de turno. Además, H.Kanino hace "rap" y por "naturaleza" sus letras deben de ser en su mayoría reivindicativas, de protesta, de inconformidad y hasta si se le antoja... "violentas". Yo personalmente no soy una persona "violenta", pero no encuentro razones suficientes y de peso para que la Comunidad de Madrid haya decidido poner veto al concierto que debía de darse mañana 15 de junio en la Sala Caracol. Sinceramente los que "prohiben" generan más violencia que las letras "violentas" de H.Kanino que sólo pretenden crear una conciencia social que se está perdiendo o están queriendo acallar. También soy de los que piensa (sin ser violento) que hay situaciones en los que no te queda más remedio que responder con "violencia" a las injusticias de los que se amparan en "poderes" y "leyes" que sólo les protegen a ellos y dejan desprovistos a los que más lo necesitan, a la clase obrera que es la que los mantiene. Por eso "resistimos" y desde La Taberna apoyamos a H.Kanino.

1 comentario:

  1. Muy buen artículo. Felícidades. Hasta ahora todo lo que había encontrado de la noticia, no era más que un corta y pega.

    ResponderEliminar