martes, 4 de junio de 2013

LA GENIAL "OPERACIÓN E" DE LUIS TOSAR


"Operación E" es una de esas películas que difícilmente te pueden dejar indiferente, por varias razones, pero la principal es por lo interesante de su historia, basada en hechos reales. Como los mismos realizadores de la película han declarado en varias ocasiones, lo que se cuenta en "Operación E" no tiene carácter político y tampoco pretende ser la "verdad verdadera", es simplemente la historia del campesino colombiano Crisanto, interpretado magistralmente por el español Luis Tosar y contada por el director franco-español Miguel Courtios (director de también la recomendable "El Lobo").



"Operación E" trata un tema muy delicado como fue el caso que enfrentó a Colombia y Venezuela (a punto de un conflicto bélico) por la liberación de la rehén capturada por las FARC Clara Rojo, que tuvo durante su cautiverio un hijo, que también debía de ser liberado. Todo esto se complica por que dicho niño (sin conocer su identidad) es entregado a un campesino, llamado Crisanto y que como medio de subsistencia cultiva coca, para después vendérsela a la guerrilla. La película, que como hemos dicho se mantiene bastante fuera de tomar partido de lado de un bando u otro (ya sea el gobierno colombiano o la guerrilla de las FARC), se centra en cómo le cambia la vida a Crisanto y toda su familia (esposa, 5 hijos y uno por venir, más el abuelo) cuando unos guerrilleros le entregan a su cargo y cuidado a un niño enfermo y maltrecho. Para Crisanto, su único objetivo es mantener fuera de peligro a su familia en una época y en una zona de la selva colombiana en dónde, por el conflicto, se ha vuelto muy difícil de vivir y en dónde para hacerlo, debes de posicionarte del lado de los que controlan la zona. Aún así, Crisanto no quiere que sus hijos mayores, aún niños pequeños, sean reclutados por la guerrilla de las FARC y es cuando decide irse lejos y escapar y eso conlleva también llevar consigo al pequeño de un año que le ha sido encargado. Además, aunque los guerrilleros le advirtieron de no llevar al niño a ningún centro de salud, Crisanto desatiende aquellas órdenes y procurando por el bienestar de la criatura decide buscarle atención médica. Es cuando todo se le complica más a Crisanto que a pesar de todas la penurias e inconvenientes, decide que la familia siempre debe de estar junta.


Más allá del conflicto político que presenta "Operación E", la película se reafirma en la figura de Crisanto y de lo que es capaz de hacer un pobre hombre de familia por el bien de los suyos. Con sus temores y corriendo hasta el peligro de muerte, tanto para él como para su familia. La historia es de por sí bastante interesante por sí sola y la dirección de Miguel Courtois es más que notable, manteniendo en todo momento el interés del espectador, con ciertas dosis de intriga, pero con mucha humanidad. Aún así, seguramente la película no hubiese funcionado igual de bien si no hubiese sido por la aportación de uno de los mejores actores actuales (internacionalmente) de España. Luis Tosar presenta un Crisanto impecable, no tan solo por lo logrado de su acento colombiano (está claro que puede mejorarse, pero es muy eficaz), si no por su caracterización de un hombre humilde, de campo, al que le gusta dibujar caricaturas y que a pesar de todos sus miedos frente a los "cuerpos de poder", decide buscar una vida mejor para su familia y también para el pequeño Emmanuel. Tal vez no lo logre y todo lo que trata de hacer, no le salga como el pretende, pero su "voracidad" y "honestidad" en su personaje hace que la historia de Crisanto sea al 100% creíble y hasta cierto punto "disfrutable"... como espectador.


La película a punto estuvo de no ser estrenada en Colombia, ya que Clara Rojas quería impedir judicialmente la proyección de la película en suelo colombiano, aduciendo a que la película podía vulnerar los derechos de su hijo Emmanuel y ocasionarles "daños morales" al conocer su verdadera historia. Finalmente una orden judicial ordenó la proyección de "Operación E" en el pasado Festival Internacional de Cine de Cartagena. El niño Emmanuel debe de tener en la actualidad alrededor de los 8 o 9 años de edad. Con esa edad no creo que deba de ver una película como "Operación E" y es responsabilidad de su madre el que lo haga a no. Pero sí creo que cuando sea algo más mayor, la visualización de una película como "Operación E" le puede ayudar a entender y conocer muchas cosas. Ocultar y mentir nunca es del todo bueno. Además, de seguro que Emmanuel podrá tener una visión, para si lo estima necesario, poder agradecer el esfuerzo de Crisanto de mantenerlo con vida (aunque tan sólo haya sido en beneficio propio y de su familia), al igual que debe de estar agradecida su madre Clara Rojas, en lugar de tratar de "ocultar" la historia de un hombre "inocente" que terminó 6 años en la cárcel por el caso de la "Operación E".

No hay comentarios:

Publicar un comentario