lunes, 17 de junio de 2013

VERSUS: EL GRAN GATSBY


Empezaré por decir que no he leído el libro de Scott Fitzgerald y mi valoración de ambas películas (la de Jack Clayton - 1974 y la de Baz Luhrman -2013) tan sólo atañe a sus méritos cinematográficos. Eso sí, después de haber visto ambas, creo que necesito leer el libro, que me da la impresión que es de esos casos en dónde una película difícilmente mejore el "original" en tinta y papel. Ahora bien, de la película de 1974 protagonizada por Robert Redford y Mia Farrow, tenía vagos recuerdos de imágenes (no de haber visto la película), pero también la confundía con imágenes de "The Cotton Club" (Francis Ford Coppola - 1984 y ambas con guiones de Francis Ford Coppola), así que me dediqué a verla en estos días antes de ir al cine a ver la nueva adaptación protagonizada por Leo DiCaprio y Carey Mulligan.


"El Gran Gatsby" de Robert Redford se me antoja más metódica y seguramente más cercana al libro (pero no puedo asegurarlo). Muy correcta en todos sus aspectos técnicos y con una dirección muy académica. En su conjunto me resulto una bastante buena película pero demasiada larga en su metraje de casi 2 horas y media, llega un momento en que se hace larga y algo pesada. Robert Redford como Gatsby sobresale sobre el resto del elenco, con un personaje de "porte y altura", siempre comedido y sin perder casi los estribos. Aunque la historia de "El Gran Gatsby" esconde una "tonta" historia de amor, nunca encontré la química adecuada entre el Gatsby de Redford y la Daisy de Mia Farrow. Sinceramente creo que de la película de Clayton, el personaje de Daisy fue el que menos me gustó y seguramente el que menos entendí. Parecía una loca recién sacada de un manicomio, que sufre de bipolaridad. Por otra parte, es muy interesante todo el inicio y la presentación de los personajes, incluidos el matrimonio Wilson que regenta una estación de gasolina, a los que se les da el protagonismo merecido en la historia. Además, el letrero de unos ojos con gafas que parecen ser testigo en todo lo que ocurre (los ojos de dios) tiene una presencia hasta cierto punto mística y fascinante. Ahora bien, el personaje de Nick Carraway (que cuenta la historia) interpretado por Sam Waterston es correcto, un "soso joven economista" que se ve poco a poco "engullido" por el magnetismo de Gatsby, sus fiestas y su "amor imposible" por Daisy, su prima. En definitiva, "El Gran Gatsby" de 1974 gana mucho en su contenido dramático de la historía. Tal vez excesivamente dramático en el papel de Daisy interpretado por Mia Farrow. Puede que se "aplane" en la segunda mitad de la película, pero cierra estupendamente, con todos los "condimentos" necesarios. Una buena película, con un siempre agradable Robert Redford


A falta de el "trailer" original, lo mejor que he encontrado ha sido este "montaje moderno" (muy a la actual de Lurhman) de la película de 1974. Lo siento... es lo que hay, mejor ver la película.



Sin embargo, "El Gran Gatsby" de Baz Lurhman es de esas películas que se enmarcan en el tipo de películas que o la "amas" o la "odias". Si eres seguidor del cine de Lurhman, seguramente te guste "El Gran Gatsby", inclusive por encima de la de 1974. Si nunca te gustó "Romeo & Julieta" o "Moulin Rouge!", entonces seguramente detestarás "El Gran Gatsby". Visualmente gana mucho, algo que siempre es de agradecer en las películas de Baz Lurhman, todo lo estudiado de su dirección artística. Con "Romeo & Julieta", manteniendo el texto original (lo más posible) simplemente actualizó los personajes y todo su entorno. Para muchos a día de hoy es una "película de culto" dentro de la moda "kitsch". Con "Moulin Rouge!" (hasta ahora mi favorita de Lurhman) sorprendió a muchos contando una historia de amor ambientada en el Paris de 1900, pero con una puesta de escena impresionante, muy "kitsch" (todo sea dicho de paso) y una interesante banda sonora que mezclaba los ritmos del "can-can" francés con canciones "icónicas" del "pop". Seguramente se le pueden encontrar defectos por muchos lados, pero creo que logró "revitalizar" y "renovar" un género que pasaba por estar algo olvidado. El género "musical" en el cine se vio en parte revitalizado por "Moulin Rouge". Traigo a colación estas dos películas, por que en "El Gran Gatsby" de Baz Lurhman se puede decir que mezcla (con efectividad) lo que en su momento, con sus dos anteriores películas le dio tan buen resultado. La adaptación de un texto literario clásico y la incursión de una música que rememorando los años 20 (el "charlestón") lo mezcla con ritmos más modernos y actuales del "hip-hop" (más "pop", también hay que decirlo). Eso funciona, siempre y sepas que es una película de Lurhman, de no ser así, puede que la música la encuentres desafortunada y fuera de contexto. A mi me gustó. Ahora bien, si bien "El Gran Gatsby" actual no tiene mucho que envidiarle a la película del 1974, hay detalles que la hace estar un escalón por debajo, aunque como mero entretenimiento cumple (a mi juicio) con el objetivo. Lurhman vuelve a perderse un poco en lo pomposo de la puesta en escena y querer entrar por los ojos al espectador, en lugar de darle una historia completa y redonda. Empieza con una presentación de personajes muy atropellada, para pasar a darle mayor importancia al personaje de Leo DiCaprio (Robert Redford tarda en salir lo suyo en la de 1974) y su "romance" con Daisy. Lo mejor de "El Gran Gatsby" es precisamente Leonardo DiCaprio (y lo dice alguien a quien Leo DiCaprio no suele gustarle mucho en sus últimas películas), es el único actor que está a la altura de su predecesor (en este caso Robert Redford) y es posible que inclusive lo mejore. Tobey Maguire está "soso" como siempre y resulta demasiado insípido y hasta "insoportable" con su cara de tonto, mientras que aunque el personaje de Daisy en esta versión no parece esquizofrénica, Carey Mulligan está muy por debajo de lo esperado, seguramente la mayor decepción de todo el reparto. Además, no sé hasta que punto es acertado (y tampoco sé si es así en la novela, pero creo que no debe de ser así) que Nick Carraway narre la historia desde un centro psicológico (dando a entender un desequilibrio mental) y mientras que también profundiza en un pasado (aún no sé si inventado y no sacado de la novela) de Gatsby, deja de lado una de las tramas más importantes para el desenlace final y es que deja totalmente fuera de plano, casi apartado del todo la importancia de los personajes del matrimonio Wilson y al mismo tiempo (aunque visualmente la dualidad entre la ciudad de New York y las afueras "industrializadas" es muy buena) que pierde encanto y misticismo el letrero de los grandes ojos con gafas que parece que todo lo vigilan (algo que en la de 1974 tiene gran presencia). Así que mientras que gana en lo visual, pierde en dramatismo (y mucho), haciendo que a final de cuentas recuerdes lo "académico" de la película de Jack Clayton como algo que hacía la película mejor. Baz Lurhman gana en ritmo y teniendo prácticamente la misma duración, se hace menos larga, pero te quedas con la sensación de que por querer explicarte el pasado de Gatsby (y centrándose demasiado en su persona) deja demasiado de lado otros personajes que tienen mucha mayor importancia de la que se les da en la película... llena de fiestas, alcohol y música al ritmo que marca "Jay-Z". El final, como el principio, lo encontré algo "atropellado", pero aún así me gustó "El Gran Gatsby" y reconozco que pase unas buenas dos horas en el cine.




Ambas películas tienen críticas encontradas, aunque la de 1974 suele ser más homogénea mientras que la actual tiende a darse críticas en polos opuestos. En "FilmAffinity" la valoración es muy similar, en torno al 6,5, así que indudablemente una no está muy lejos de la otra, aunque eso sí, son películas que aún basándose en el mismo libro y contando la misma historia, son muy diferentes entre sí. Hay similitudes en los personajes, el traje rosa de Gatsby y en las "voces en off" de Nick Carraway que acompañan ambos metrajes (sacados de la novela), pero creo que a "El Gran Gatsby" de Lurhman no le basta con ser estupendamente "pomposo" en lo visual, necesitaba de algo más. Si no has leído la novela (como es mi caso) o no has visto el Gatsby interpretado por Robert Redford, indudablemente (dependiendo también de los gustos) Baz Lurhman ha realizado una película a su estilo y completamente aceptable y disfrutable. Pero si has visto la película de 1974, probablemente entiendas que es mejor en términos de narrativa y que es más completa en su sentido coral de personajes y lo que cada uno representa (incluido el cartel de grandes ojos con gafas) y no puedas evitar en hacer la comparación y tal vez entender que por mucho Leonardo DiCaprio (vuelvo y digo, lo mejor) el argumento flojea por querer ser demasiado "innovador". Ambas merecen ser vistas y tal vez si hubiese visto antes "El Gran Gatsby" de Baz Lurhman no tendría la necesidad de hacer la comparación, pero a veces para saber si algo es realmente "bueno", hay que compararlo con productos anteriores o similares. Una vez comparada, no sale del todo perdiendo, pero indudablemente no obtiene una victoria, quizás un empate. "El Gran Gatsby" de Lurhman, como se puede apreciar al final de la película, se puede decir que se queda en simplemente "Gatsby" con una gran interpretación de Leonardo DiCaprio, que no es poco. Para mi un empate entre ambas "El Gran Gatsby", ambas me gustaron y me parecieron buenas... ahora a leer el libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario