miércoles, 17 de julio de 2013

LA OFERTA Y LA DEMANDA DE "MONSTERS UNIVERSITY"


No se preocupen que no voy a hablar de asuntos "económicos". Pero el cine como industria (en dónde Hollywood es su mayor exponente) también se rigen por la ley de la "oferta y la demanda" de los productos. Pixar empezó con películas que atendían más a la "oferta" (lo que ofrecía al espectador) que a la "demanda". Pero, como todo producto que empieza como una buena "oferta", termina por verse absorbido por la "demanda" (todos queremos ver películas de Pixar) del público. Creo que la productora (absorbida por Disney, que sabe mucho tanto de la "oferta" como de la "demanda") de animación ha caído "peligrosamente" en la "demanda", dejando de lado la "oferta". Antes, cuando eran dueños de su propio producto (no olvidemos que Disney sólo se encargaba de la distribución de las películas de Pixar) parecía que se preocupaban más de la "oferta" y eso les hacía (en su mayoría) hacer buenas o muy buenas películas. Claro que la calidad de sus primeras películas fueron creando una "demanda" en el espectador que poco a poco ha ido haciendo que la "oferta" no sea de tan buena calidad. Pixar a día de hoy (ya comprada por Disney) se aferra más a la "demanda" que a la "oferta". Es lo único que explica películas como "Cars", "Cars 2" (la futura de "Planes"), "Valiente" (con su princesa incluida) y la ahora "precuela" de "Monsters Inc.".


He de empezar que considero la película de "Monsters Inc." de las más flojas de Pixar. Aunque visualmente (siempre Pixar cumple con esa premisa) cumple con los requisitos y lo detallada de la animación era sin dudad impecable (de lo más que se habló fue del pelaje de Sully), la historia (y hasta los personajes) no estaban a la altura de los trabajos anteriores (y algunos posteriores). Si aquella primera película de "Monsters Inc." funcionó fue en gran medida por la curiosa y entrañable relación creada entre un enorme monstruo (de colores azules y púrpuras) llamado Sully y una pequeña niña (que no habla) llamada Boo. El personaje de Mike es el contrapunto (algo irritante), pero para nada el personaje de la película. Ahora, si para hacer una segunda película, quitamos el elemento de la niña y además pretendemos darle protagonismo a un personaje como Mike, pues de por sí perdemos casi la totalidad de lo que en principio funcionó, además que toda ese "imaginario" de lo que pasaba a ambos lados de las puertas, aquí pierde todo su encanto. Me importa un pepino que "Monsters University" tenga un bonito mensaje de amistad y superación, la película no tiene nada de novedoso y sorprendente, tan sólo mantiene el tipo por una imagen que en su "arquitectura" es de un realismo brutal, que deja claro lo que nos puede ofrecer la animación por ordenador en un futuro no muy lejano, pero inclusive en eso, el cortometraje inicial de "The Blue Umbrella" (una historia muy simple de amor, visualmente impresionante, pero poco más) le gana la partida a "Monsters University". Lo mejor de "Monsters University" es ese nuevo mundo creado lleno de monstruos de diferentes colores (y sabores... dirán algunos) que en su conjunto recuerda mucho a los monstruos creados por Jim Henson para programas como "Barrio Sésamo". "Monsters University" es como un gran "Barrio Sésamo" por ordenador, pero que se ve limitado por un enorme campus universitario y por un conjunto de personajes que o no tienen personalidad propia o en su mayoría nos parece ya haber visto anteriormente en cualquier otra película o programa de televisión, haciendo la mezcla de colores algo insípida. No sé si la precuela de "Monsters Inc." ha sido acertada al "incrustarla" en un campus universitario, tratándose de una película que va dirigida al público infantil, pero que claramente se adentra dentro de un mundo adolescente que siempre ha encontrado sus mejores réditos en películas de "comedia" (de "gamberrismo") dirigidas a un publico mucho más adolescente.


"Monsters University" puede ser "entretenida" visualmente, pero es monótona y hasta algo aburrida en todo lo demás. Pocos "chistes" logran sacar una gran carcajada, es una película "simpática", pero hasta yo puedo ser "simpático" si me esfuerzo un poco y "Monsters University" es una película demasiado forzada, que sin duda responde más a la "demanda" de un público que ya asocia Pixar con "calidad", aunque eso esté quedando en entredicho en sus últimas películas. Ahora también llegará "Buscando a Dory", secuela de "Buscando a Nemo", que para mi es una de las mejores películas de Pixar. Ya de por sí, no me termina de convencer esta secuela, teniendo en cuenta que toman a su personaje más exitoso como reclamo en el título "Buscando a Dory". Parece que vuelven a tirar de la "demanda", pero bueno, será mejor "dejar pasar" películas como la precuela "Monsters University" y esperar que los próximos proyectos de Pixar, si son "segundas partes", se asemejen más a continuaciones como la de "Toy Story 3". Seguramente por eso, no me ha terminado de gustar "Monsters University" (además de que tampoco me entusiasmó "Monsters Inc."), por que sé que Pixar puede hacerlo mejor, siempre y cuando se preocupen más por la "oferta" (ofrecer una buena película) que por la "demanda" (hacer "continuaciones" que poco tienen que ofrecer).
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario