martes, 2 de julio de 2013

LA PELÍCULA: HANCOCK


Aunque sé que muchos no estarán conmigo (todo siempre es cuestión de gustos) a mi me gustó "Hancock" y la he tenido mucho en mente desde que vi "El Hombre de Acero". Es más, la vi nuevamente con mi chica (que no la había visto) y además de que me volvió a gustar (no sólo cuando fui al cine a verla, que a veces te dejas "impresionar" por la pantalla grande y el sonido, etc.) y a mi chica también le resultó entretenida, vamos que no le disgustó. Tampoco es que tenga a mi chica por "gurú" de buen cine, jejejeje, pero si es verdad que yo he sido el que más bien le ha ido introduciendo dentro de las películas de superhéroes. Suele ser así, aunque no es la típica novia que le guste las "comedias-románticas", es más bien de cine de "terror", "gore" y "serie-B". En fin, que tampoco voy a decir que "Hancock" es un peliculón, es más, tiene sus fallos que no dejan que sea una mejor película, pero para mi opinión por lo menos cumple con el cometido de toda película de "superhéroe", que es entretener.


"Hancock" se estrenó en el 2008, el mismo año que "El Caballero Oscuro" de Nolan (que para muchos es la mejor película de superhéroes). Aunque el presupuesto era bastante parecido, para nada se pueden comparar las dimensiones de mercadotecnia que ambas manejaban. De todas formas, "Hancock" aprovechaba el incipiente tirón de las películas de "superhéroes" (aún no empezaba la fase de "Los Vengadores" que en realidad comenzó con "Iron Man 2" - 2010, aunque Tony Stark hace un pequeño "cameo" en la escena post créditos de "El Increíble Hulk" de ese mismo año 2008) pero con la peculiaridad de que no estaba basada en ningún personaje de cómic. No había nada anterior al personaje interpretado por Will Smith del que se pudiera sacar una referencia o comparación. Así que Peter Berg se limitó a mostrarnos a un "superhéroe" del que no teníamos información previa. Su mayor gancho era sin duda Will Smith y por otra parte Charlize Theron. "Hancock" tiene sus "problemitas" en concepto de unidad narrativa y es que empieza con altas dosis de "comedia", entremezcladas con "acción" y que finalmente termina en un "drama" de tintes "románticos". A mi personalmente no me incomodó mucho, pero sí entiendo que da la impresión de ser una película dividida en al menos dos partes, una "comedia" y un "drama", que en definitiva pueden hacer en su conjunto una "tragicomedia".



Pero lo que me ha hecho recordar la película de "Hancock" no ha sido la buena labor de Will Smith o la siempre agradable presencia de Charlize Theron, más bien ha sido el cuestionarme de que si "Hancock" la hubiese realizado Christopher Nolan (o Sam Mendes, que para mi ha realizado el peor "James Bond" con su última película), siguiendo básicamente las mismas pautas, ahora mismo gozaría de mejor recepción por parte del público (y creo que también de la crítica). Lo que más se ha destacado de los "superhéroes" de Nolan, ha sido su "humanización" y Hancock la verdad que no puede ser más humano. Qué hombre no bebe y se emborracha, le toca el culo a una mujer, no le gusta que le llamen "capullo" y además tiene la necesidad de ser aceptado por los demás, incluyendo que también tiene sentimientos y se enamora. Todo eso se representa en "Hancock", además que también tiene su parte más vulnerable que lo hace ser "mortal". Puede que sea un fallo que no se aclare del todo y exactamente cuál es el origen, pero sinceramente ¿qué más da? Uno de los personajes favoritos de la gran mayoría es "Lobezno" y ni si quiera él sabe su origen (algo que se ha explorado en varias series de cómic). Además, es una película de "acción", no espero tampoco encontrar el ella "el origen de la vida", me basta con saber que había una raza superior y que se fue extinguiendo por que al ser creados en pareja, su vulnerabilidad provenía de cuando se acercaban estos dos "polos opuestos", que se atraen y tienen la necesidad de estar juntos, aunque por ello sean más vulnerable. No hay nada más vulnerable dentro del ser humano que el saber o sentir que la persona a la que amas (tu media naranja) está en peligro o al borde de la muerte. Claro que "Hancock" tampoco logra darle del todo al profundidad dramática al asunto, pero de lo contrario hubiese sido excesivo. No se puede olvidar que la "comedia" es parte esencial de la película (como queda demostrado en una breve escena "entre-créditos finales", en dónde Hancock está en New York).



El caso, es que tenemos a un Will Smith en uno de los papeles que seguramente mejor le van, un tipo "arrogante", "altanero", "engreído", que además es un "desperdicio", borracho" y "maleducado". Así se presenta un "superhéroe" anómalo y que nada tiene que ver con los cánones establecidos, comportándose más como un humano (idiota, eso sí) que como "héroe". Siempre que entra en acción lo hace destrozando gran parte de la ciudad de Los Angeles. Es cuando salva a un "relacionista público", que cambia su actitud, un "cambio de imagen" propuesto por el publicista, pero que acepta simplemente por el echo de "tener cerca" a la esposa de este, que desde un inicio se nota que hay algo con Hancock. "Hancock" en parte se mantiene por los actores principales y seguramente adolece de tener un villano firme (no se puede decir que hay un antagonista al superhéroe), aunque por la relación creada entre Hancock y su "polo opuesto" y toda la vorágine de "destrucción" que generan, puede resultar suficiente y efectiva. En "Hancock" encontramos elementos de innumerables personajes de "cómic", pero ciertamente con el que más se puede identificar (por sus poderes "sobrehumanos") es con Superman, aunque hay elementos parecidos a los X-Men (más concretamente a "Tormenta"). Los efectos especiales están bastante logrados y aunque hay destrozos y peleas entre dos "superhumanos", no te deja esa impresión de que todo está exagerado y que raya en lo absurdo. Bastante más comedido que el "destrozo" de 20 minutos de "El Hombre de Acero". Además, teniendo "comedia" y "acción", lo otro que puedes esperar (y que siempre funciona) es algo de tensión "romántica", aunque no sea ese romanticismo al uso, si no más bien la idea de que todos tenemos y necesitamos de la "otra mitad". Hasta incluso me atrevería a decir que "Hancock" es una película de "amor", disfrazada de "superhéroe".



El caso, sin entrar a contar más detalles de la película es que "Hancock" no fue del todo bien recibida, aunque sí logró ser nº1 de taquilla en su fin de semana de estreno. Mucha gente se quejó de que "Hancock" no correspondía a los "cánones" habituales de las películas de "superhéroes". Después hemos visto a Iron Man borracho, a un Hulk que controla su ira (como Hancock su alcoholismo), un Thor enfrentado a su hermano, al que quiere y necesita y un largo etcétera que ha culminado en un "Superman" que pocos podemos reconocer. No estoy diciendo que "Hancock" sea la película perfecta, que no lo es. Tan sólo quiero decir que a veces nos dejamos influir demasiado por toda la mercadotecnia creada anteriormente a la película y con eso nos quedamos y no nos podemos sentir defraudados. Tampoco estoy haciendo una comparación entre "El Hombre de Acero" y "Hancock" (que bien se podría), tan sólo creo que a veces elevamos ciertos productos a un nivel superior, dependiendo de quién sea el que no los vende. Spielberg (que me fascina), Woody Allen, Coppola (ambos, padre e hija), Scorsese, Tarantino, etc. también tienen malas películas y no pasa nada por decirlo. Digo esto, por que creo que "Hancock" podía haber tenido mejor suerte si hubiese ido acompañada de un nombre más "exitoso" (hasta ahora es la película de más éxito de Peter Berg). A mi personalmente me gustó, creo que tiene los elementos básicos que necesita una película de "superhéroe" y además cierta "profundidad" humana en los personajes. Después te puede salir mejor o peor, o ser más o menos acertada. Para mi "Hancock" es una buena película (mejor inclusive que otras) que mereció mejor suerte, puede que la tenga en el 2014 con "Hancock 2".

No hay comentarios:

Publicar un comentario