lunes, 22 de julio de 2013

"MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES": NO SÓLO DE "VENGADORES" VIVE JOSS WHEDON


A día de hoy la mayoría del asiduo a las salas de cine asocia el nombre de Joss Whedon al de "Los Vengadores" y el gran éxito que supuso el verano pasado en los cines del todo el mundo. Antes de "Los Vengadores" muchos lo asociaban a series de televisión como "Buffy Cazavampiros" o "Angel" y otros tantos sabrán que fue guionista de "Toy Story". Aunque "Los Vengadores" fue su segunda película, Joss Whedon ya venía con trabajos de cierto éxito sobre sus espaldas y ahora se ha "aventurado" a alejarse un poco de lo que en principio tanto éxito le venía dando. Ha decidido hacer de forma "independiente" una película basada en la obra teatral de Shakespeare, "Mucho ruido y pocas nueces" y siempre con un cierto toque de eso que muchos catalogan como "cine de arte". Todo esto, realizado (supuestamente) en doce días y al parecer en su casa y con un buen grupo de amigos, actores y actrices. "Mucho ruido y pocas nueces" es un fiel reflejo que en el cine, no todo debe de ser "Los Vengadores", ni para el espectador y tampoco para "el hombre detrás de la cámara".


Me dispuse a ir a ver "Muchos ruidos y pocas nueces" por varias razones, pero principalmente por tres: 1. La buenas críticas recibidas, 2. Estaba dirigida por Joss Whedon (y me daba curiosidad ver que había realizado) y 3. Tanto "blockbuster" llega a saturar. De todas formas, lo increíble es cómo funciona a veces la industria del cine y es que por lo visto, aunque "Mucho ruido y pocas nueces" venía de la mano de un director de un gran éxito taquillero (y "palomitero"), al ser una película independiente, en blanco y negro y sin actores del llamado "mainstream", en los mismos USA ha sido exhibida en muy pocos cines. Nuevamente (como ya me paso con "Los amantes pasajeros") tuve que acercarme a uno de esos cines que en su "oferta" tienen este tipo de películas. Es verdad que compartía cartelera con películas como "Gru, mi villano favorito 2" o el "megaestreno" de "El Llanero Solitario". La sala, nuevamente era de las pequeñas, pero estaba llena y casi no consigo boletos, así que me imagino que no es tanto lo que el espectador puede demandar, si no lo que las grandes productoras y distribuidoras están dispuestas a exhibir en una sala de cine. Pero en fin...


Por mi parte, reconozco que aunque las criticas en muchas ocasiones hablaba de "obra maestra", a mi particularmente me pareció una muy buena película, muy "simpática" en toda su elaboración y concepción. Se nota que Joss Whedon tenía ganas de hacer algo apartado de las grandes producciones y al mismo tiempo tener un tiempo (de 12 días) divertido con amistades. Puede que según muchos críticos, "Mucho ruido y pocas nueces" sea la mejor adaptación del texto de Shakespeare, pero sinceramente, aunque conozco la historia (por otras adaptaciones como la de Kenneth Branagh, director de "Thor")  no he leído el texto, así que en cuanto a eso no puedo opinar mucho. Aún así, me pareció que a la película le cuesta "arrancar", pues es una adaptación actual, pero que utiliza (lo más posible) los textos originales. Claro que una vez que asumes que aunque los personajes hablen como "caballeros", "príncipes" y "princesas" de tiempos pasados, pero van vestidos con traje y corbata y largos vestidos y viven en grandes casas y un largo etc., es cuando por fin cuando se ha pasado de una "breve" introducción de personajes para entonces "embaucarte" con una serie de "enredos" amorosos, siempre guardando el "original", pero dándole un toque actual y personal que funciona a la perfección. Como "comedia", tiene momentos muy buenos e hilarantes y como película "romántica" (sus dos protagonistas, dentro de un reparto "coral") también tiene ese encanto y una muy buena química entre sus actores. Pero más allá de que los actores hagan una notable interpretación de la obra de Sheakespare y que todo resulte armonioso y divertido, la verdad es que Joss Whedon acierta apostando por el uso del "blanco y negro" y para mi se desenvuelve estupendamente con el uso de la cámara un con la mayoría de los planos bien estudiados. No deja de ser una película que quiere guardar ese "toque" de película independiente, pero hay que darle mérito a Joss Whedon en presentar una serie de elementos (cinematográficos) que también va más allá de la interpretación de un texto clásico. Dentro de los que es la "comedia" de Mucho ruido y pocas nueces", seguramente los personajes que puedan sacar más risas (o carcajadas) es una "pareja" de policías, que son sin duda el contrapunto de más comicidad de toda la película.


Seguramente "Mucho ruido y pocas nueces" no sea una película a destacar en grandes "premiaciones" (como "Los Oscars"), pero aún así sigue siendo una muy buena película y además muy amena y agradable. Sobre todo algo de agradecer y más aún cuando viene acompañada de un nombre que a día de hoy se asocia indiscutiblemente con el cine de "superproducción" y de "palomitas". Personalmente me encanta "Los Vengadores" (me lo pasé "pipa"), pero también me gusta ir al cine con mi pareja y tranquilamente ver una película "sencilla" y "agradable" como "Mucho ruido y pocas nueces". Además, también Joss Whedon demuestra que los "clásicos" (de la literatura), por mucho que pasen los años, pueden seguir siendo tan "actuales" como en la época en la que se escribió. Grande Shakespeare y muy bien por Joss Whedon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario