martes, 17 de septiembre de 2013

LA "CARA" Y LA "CRUZ" DEL REAL MADRID


Pues después de Betis, Granada y Athletic de Bilbao, llegó un recién ascendido Villarreal para dejar en evidencia al Real Madrid, que mostró que aún no se asoma ni un poquito a lo que un equipo de tanto millones debería de ser y ya no digamos de jugar. El Real Madrid (por encima del Barcelona) tiene un presupuesto que tan sólo en lo que gasta en jugadores como CR7 (con su nueva renovación) y Bale (su flamante fichaje), es de por sí superior al presupuesto de todos los clubes de la Liga. Es decir que con lo que el Madrid se gasta en un sólo jugador, el resto de 18 equipos (sin contar al Barcelona) prácticamente tienen que pagar a toda un plantilla de jugadores (y en la mayoría de los casos con menos aún). Es lo que vengo criticando de este Real Madrid de Florentino, que además de gastar ostentosamente (más en una época de crisis económica general en el país) en fichajes y renovaciones, desde que llegó a la presidencia el proyecto deportivo parece no querer funcionar o avanzar, simplemente por que no se hache bien las cosas en este apartado, simple dándole prioridad a la venta de camisetas, marketing y a poder presumir de que el Real Madrid tiene "al fichaje más caro de la historia" y "al jugador mejor pagado del mundo". De eso, de ese supuesto prestigio, es de lo que vive el Real Madrid de Florentino. Esa es la "cara" del Real Madrid, la que sale todos los días en los periódicos y en la televisión, no tan sólo de España, si no del Mundo entero. La "cruz" son partidos como los de Villarreal, que vienen a demostrar por qué el Real Madrid después de millones y millones (además de camisetas vendidas) gastados, sigue sin ganar y dominar en el fútbol a nivel europeo (y casi, ni en España). Los otros días leía, que desde que llegó Florentino con sus millones, le Real Madrid ha ganado 3 títulos, mientras que en el mismo periodo, su máximo rival ha ganado 13. Me imagino, que es una muestra más (aunque siempre las comparaciones son odiosas) de que en el Real Madrid no se están haciendo las cosas bien. Ya ha día de hoy el Real Madrid es 4º en La Liga (empatado a puntos con el Villarreal) detrás del Atlético de Madrid y Barcelona.


Hoy empieza la Champions, la competición (supuestamente) más importante para el Real Madrid (más que La Liga, que parece que le sabe a poco y por eso ya casi ni la gana) y nos encontramos que Casillas el capitán y "mejor portero del mundo" va a poder ser titular y disputar minutos "oficiales". ¡Qué alegría! ¡Qué regocijo! Puras patrañas y otra falacia más. Mientras que Diego López es la "cara" de la portería del Real Madrid, Casillas ya es sin duda la "cruz". Muchos dirán que mejor jugar la Champions que nada y es posible que tengan razón. Casillas jugará, por que como dice Ancelotti es un profesional y además de eso es un madridista de verdad, de toda la vida y no parece que por su cabeza pase la idea de hacer un desplante al Real Madrid. Lo de la alternancia en la portería, tal y como lo plantea el Real Madrid de Ancelotti es una payasada, el "mejor" portero de tus tres disponibles es el que debe de jugar La Liga, que más allá de Champions o UEFA, es el torneo "principal", la liga doméstica, la que ofrece más regularidad al jugador. ¿Qué pasaría si el Madrid no tuviera que jugar competición europea? Siempre quedará la Copa del Rey, que esa competición, sí es la que ha servido para alternar en la portería y darle oportunidad al "segundo" portero de mostrar su valía bajo palos. Yo soy de los que quiere a Casillas de titular en Liga y en Champions, por mucho que Diego López sea un grandísimo portero y lo esté haciendo más que bien, pero la titularidad de hoy de Casillas precisamente en Champions, no me hace pensar que están siendo justos con el capitán y que se le está dando más importancia a Casillas por que se trata del portero que nos va a llevar a ganar la ansiada décima (que ya cansa un poco lo mismo todos los años). Justo en la semana en la que Del Bosque y la "odiada" Sara Carbonero pusieron en "duda" la continuidad de Casillas en el Real Madrid, en un año que en verano se juega el Mundial, lo más lógico (sin sentimentalismos) es pensar de que si Casillas no es el portero titular del Real Madrid, de aquí a invierno se buscaría el salir a un equipo de garantías, en el que pudiera jugar con regularidad, recuperar la titularidad y llegar con garantías al Mundial. Es una verdad, que Casillas (al que cuesta verlo fuera del Real Madrid) es un portero para equipo de Champions y si debuta en Champions esta noche, ya si situación de aquí al mercado de invierno sigue igual, no podrá jugar la Champions, si por esas "casualidades" de la vida Casillas tiene (o decide) que dejar el Real Madrid. Se sabe, que siempre en el mercado de invierno se paga menos, los precios son más bajos y aquí (en año de Mundial, no lo olvidemos) el que tiene la pinta de ser el más perjudicado, sigue siendo Iker Casillas.


Claro, que también está la otra "cara de la moneda". Siempre la "cara" y la "cruz". La Liga no ofrece a día de hoy una competencia (en cuanto a nivel de equipos) como sí la ofrece la Champions. Pero vamos, que no nos engañemos, la Champions (dependiendo del grupo y de los cruces) tampoco resulta ser una competición exageradamente difícil para un equipo con la plantilla del Real Madrid, al menos hasta cuartos de final. El Galatasaray de hoy, la mayor dificultad que tiene el Real Madrid, es que juega en Turquía, pero si el Real Madrid jugara bien y como un verdadero equipo de fútbol, esta fase de grupo, el rival que más problemas le debería de presentar es la Juventus. Si por casualidad el Real Madrid perdiera hoy contra el Galatasaray, sería para poner en duda mucho más que el desempeño de Casillas, que los habrá. Claro que si el Real Madrid se presenta en Turquía como lo hizo en Villarreal, pues tal y como se vio en Liga, a dónde menos se puede "apuntar" para culpar del fracaso, es precisamente a la portería. Ha sido justo Ancelotti decir que Casillas volvería a ser titular en Champions y Diego López hacer el mejor partido desde que volvió a fichar por el Real Madrid. Y claro todo el mundo alabar (y con razón) la actuación del portero gallego, cuando hasta hace muy poco, cuando Casillas hacía un gran partido, se decía (desde dentro y fuera del club) que Casillas sólo se limitaba a hacer su trabajo, que para eso le pagaban, en cierta forma menospreciando su esfuerzo y calidad. Yo al menos no me olvido de eso. De todas formas, es mejor seguir con el debate de la portería (desde el club) a querer hablar de lo desastroso de un equipo que hizo aguas por todos lados. Con una defensa, en los que muchos mirarán a los canteranos Carvajal y Nacho, pero en verdad los que estuvieron de equipo regional, fueron Pepe y Sergio Ramos (que cada día da más palos y los árbitros se lo permiten todo). Que Modric en el medio campo volvió a hacer aguas, pero claro, la culpa seguro que es de Illarramendi que aún no se entera, pero con Bale no nos metamos, que metió un gol, aunque en el resto de minutos, estuvo muy gris. No se le puede pedir más al galés que acaba de llegar. Cristiano, más de lo mismo. Cuando veía que entre CR7 y Bale se intercambiaban de banda (y mira que he visto eso en muchos partidos, que no es nada nuevo) lo único que veía era una desorganización tal, de que estaba claro que ninguno de los dos sabía cuál era verdaderamente su sitio. Parecía como si dos niños se intercambiaran "cromos" de un "lado a otro" en la puerta del colegio. Y Benzema... ¡bendito Benzema!, deberían de canonizarlo de lo "bueno" que es... es un "santo". Un "santo" bueno para nada, pero ahí sigue, "haciendo bulto". Ya cada vez tengo menos esperanza en el francés, que cada día más es pitado por la afición y hasta ha perdido la "titularidad" con Francia (que no es ni la sombra de lo que un día fue). Claro que aún me queda Isco, que casi ni la "olió", se vio demasiado huérfano en una linea del campo, en dónde veía cruzarse frente a sus ojos a CR7 y Bale y trataba de buscar a un jugador con el que poder tocar el balón, jugar a la pelota, pero... Özil ya no estaba... estaba en Londres dando asistencia de gol en el Arsenal.


La "cara" fue el fichaje de Bale, que se atrevió a decir que hubiese fichado por el Madrid por un céntimo y todos lo aplaudieron, mientras que a la "cruz" de Özil le llamaron pesetero y mercenario por que se fue por 50 millones (la mitad de los que costó Bale). La "cara" ha sido la flamante renovación de CR7, que asegura que no le importa o molesta el no ser el "mejor pagado", pero la "cruz" es que ni con CR7 (con sus 50 goles por temporada) el Real Madrid pudo ganar a un recién ascendido y que cuenta entre su once titular a jugadores como Giovani o Aquino (mexicanos que puede que ni siquiera jueguen el Mundial). La "cara" es un Diego López que hizo un partido soberbio (y menos mal, por que si no el Real Madrid perdía el sábado) y que sigue estando junto con la "cruz" Casillas, en el ojo del huracán. Justo cuando más podría merecer Diego López ser nuevamente titular, resulta que ya las cosas están "pactadas". Así parece que funciona este Real Madrid, que se lo juega todo a "cara o cruz" y si sale "cruz", le damos discretamente la vuelta a la moneda para que sea "cara" y mientras más "caro" sea todo, Florentino estará más contento.


Por cierto, ¿cuando va a dejar de arbitrar Muñiz Fernández? Por que la que lió en Barcelona, fue de traca. Aún eso sí, he de decir que por mucho que se hable del gol de Messi, no estamos hablando de un minuto sobre el tiempo añadido, sólo fueron segundos, si es al revés, nadie diría nada. Otra cosa es el gol anulado, pero vamos que el Sevilla también debió de haber terminado al menos con dos jugadores menos. Que más que entrar en que si fue un "robo" o que al Barcelona siempre le ayudan los árbitros (que también), lo que hay que decir... ¡Qué malo es Muñiz Fernández! ¡Qué cruz!

No hay comentarios:

Publicar un comentario