martes, 22 de octubre de 2013

LA "GRAVEDAD" DE ALFONSO CUARÓN


"Gravity" ha llegado a México (país de su director) con el título traducido al español de "Gravedad" y además legaba acompañada de muy buenas críticas, que ponen a la última de Alfonso Cuarón más allá de las nubes, digamos que en las estrellas. Reconozco que yo siendo un "entusiasta" del 3D, esta vez no fui a ver "Gravity" en dicho formato (y eso que está grabada en 3D y no es una "conversión": Perdón, está grabada en Digital y convertida en 3D en postproducción, me di cuenta al verla en 3D), por que mi chica decía que no quería verla en 3D, pues muchos le habían dicho que mareaba. Yo antes de verla le dije, que si me gustaba como para irla a ver otra vez, me iría yo sólo a verla en 3D. Aún lo estoy pensando, aunque seguramente precisamente lo visual que aporta el 3D, sea el único y mejor argumento para repetir la experiencia de la "Gravedad" de Alfonso Cuarón.




"Gravity" puede ya ser una de esas películas, que como anteriormente obras como "2001: Una odisea en el espacio" (Kubrick, 1968), "Star Wars" (George Lucas, 1977) o "Alien, el octavo pasajero" (Ridley Scott, 1979), marcaron un antes y un después en las películas que estaban ambientadas en el espacio exterior. Yo, por más está decir, que soy "fan" de las tres películas citadas anteriormente. La de Kubrick rompió moldes y parámetros, no tan sólo en su estructura narrativa, si no en cómo visualmente nos presentó el espacio exterior de una forma que no había sido realizado antes. Fue el inicio de todo un cine posterior de películas que nos mostraban el mundo de las estrellas. Densa en su contenido (para muchos incluso aburrida), pero de un dominio visual que marcó tendencia y un personaje que aún siendo robot, nos dejó a todos más que intrigados. Así llegó una década más tarde las aventuras del espacio por excelencia de George Lucas. Visualmente, nos atrajo todo un universo, lleno de planetas y personajes muy variopintos. Un mundo estelar lleno de imaginación y fantasía, que hizo que el cine cambiase, para dejar sólo de ser "el séptimo arte", para definitivamente convertirse en un elemento más de mercadotecnia. Con "Star Wars" y sus Luke Skywalker, Han Solo o Darth Vader, llegaron las "figuritas de acción", los juguetes, las sábanas y un sin fin de productos que hicieron las delicias de muchos niños (que ahora son adultos). "Star Wars" tenía una historia sólida (que en principio dio para una muy buena "trilogía"), pero se complementaba muy bien con lo "mercantil" del producto. A día de hoy, "Star Wars" a pasado a ser solamente un producto comercial, dejando pobres historias tras de sí, aunque los más fanáticos aún se "desviven" por sus personajes y ese mundo creado por Lucas del espacio exterior. Dos años más tarde llegó Ridley Scott, para darle una vuelta de tuerca más al asunto. Las aventuras espaciales ya estaban instaladas en la sociedad, todo normalmente giraba al rededor de historias con sus héroes y villanos, al más puro "cuento" de los "Caballeros de la Mesa Redonda", fue entonces que todos conocimos lo que era el "terror" (más bien suspense) en el espacio. Aunque ya había seres del espacio exterior con muy malas intenciones, normalmente siempre habían llegado a la Tierra para atemorizar a los humanos, o en su "defecto" eran simples "dragones" a los que el "caballero" de turno mataba, para salvar a la "princesa". Ridley Scott decidió entonces meter el "alíen" dentro de un tripulante de una misión espacial y así sembrar el terror en una nave de carga espacial, el Nostromus, levando el terror y la muerte fuera de la atmósfera de la Tierra. Una historia bien contada, con personajes que ya quedaron para la posteridad y un suspense "terrorífico" que ni el mismo Ridley Scott pudo repetir con "Prometeus". Todas ellas, las tres marcaron (tal ve sin quererlo o proponérselo) una tendencia en el cine, digamos de "Sci-Fi". Después de cada una de esas tres películas, la percepción que teníamos del espacio exterior, nunca fue igual. Lo mismo pasa y pasará con "Gravity" de Alfonso Cuarón.


Si nos dejamos llevar por "filmaffinity", las cuatro películas están valoradas muy parecidamente. Lo único que hay algo de "Gravity", que a mi personalmente no termina de convencerme. No hay duda que la calidad visual es innegable y de una bella factura, diría que impecable. La dirección de Cuarón se puede decir que es perfecta (o perfeccionista, según se vea) hasta el extremo. Ayudado sin duda por la genial labor de fotografía de Lubezki. Seguramente no hayamos visto en el cine nunca el espacio (y la Tierra vista desde el espacio) como en "Gravity" y es ahí, dónde radica todo el gran mérito cinematográfico de "Gravity", en lo visual y en sus efectos especiales. Lo que pasa es que me cojea mucho en la historia. Las actuaciones, por mucho que se hable de Sandra Bullock, no llegan a ser del todo fantásticas o fabulosas y además hay detalles que me hacen que inclusive la película me "chirrie". No quiero contar mucho, pero trataré de no entrar en detalles, para aquellos que no la hayan visto aún.


Hace poco, cuando estrenaron "Guerra Mundial Z", dije que me había gustado, me mantuvo entretenido y que más allá de ser una película de "terror zombie", era una película de "suspense zombie". Uno de los fallos que encontré en "Guerra Mundial Z" era su estructura cíclica, en dónde las mismas cosas pasaban una y otra vez, pero en escenarios diferentes. En "Gravity" sucede exactamente lo mismo, pero el escenario no puede variar mucho. Después está el hecho de que la película la han vendido como una "experiencia humana", queriendo darle un transfondo al personaje de Sandra Bullock (perdida en el espacio exterior sin gravedad) que realmente no la tiene, ni aún con el "transfondo" trágico de su pasado, que de por sí resulta muy manido. Puede que visualmente, la película te pueda transportar a un estado de "éxtasis visual" y que llegues a preguntarte cosas, pero de ahí a que "Gravity" es un "drama humano"... no nos engañemos, es un "thriller" en toda regla, muy bien llevado, por cierto, pero que no deja de ser una película de suspenso, que te hace estar pegado al respaldar de la butaca e inclusive (si eres de esos) comerte las uñas. Y luego está lo de los efectos especiales, que están espectaculares, pero muchas veces criticamos el abuso de los efectos especiales en las películas, y no sabemos si la historia está a merced de los efectos especiales o es al revés. En "Gravity", que se llegan a "repetir" situaciones, me de la impresión de que por muy bien realizados, hay efectos especiales que sobran... como la destrucción final de Metrópolis en "El Hombre de Acero". También "Gravity" me hizo recordar en algunos momentos (por algunas similitudes argumentales) a "Space Cowboys" (Clint Eastwood, 2000), que a mi siempre me ha gustado mucho. Eso básicamente, que no es que sean cosas totalmente en contra de la película, pero sí que a mi personalmente me hace bajarla un poco del "Olimpo" al que muchos la están subiendo. Me imagino que será cuestión de gustos. Simplemente creo que a "Gravity" se le debe de valorar justamente por lo que supone visualmente. No hay "peros" al respecto, es más hay admiración y de seguro cambiará la forma de hacer películas en el "espacio exterior". Pero también hay que reconocer sus carencias argumentales, aunque esté bien realizada. Sandra Bullock está "ok", sin más y sin menos y puede que muchos inclusive le den más mérito a su momento Teniente Ripley (Sigourney Weaver) en poca ropa (y en una mezcla visual con el feto de "2001: Una odisea en el espacio"), que muestran a una Sandra Bullock como pocas veces la hemos visto. George Clooney como siempre hace de George Clooney, pero para los que nos gusta, no nos importará.



Creo en Alfonso Cuarón, creo en su honestidad y de seguro que "Gravity" es lo más honesta que ha podido realizarla, pero no puede querer vender la mística de una película "profunda", cuando en realidad es bastante superficial. Los "Gremlins" la hicieron pensando en una película de "terror" y al final les salió una "comedia". Y ahí está, un éxito y un clásico de los años 80. Así que no hay nada de malo por aceptar que en vez de una película muy "humana", te ha salido una película de "suspense" en toda regla, sigue siendo igual de buena. Pero ojo, que Cuarón nos ha gustado a muchos con sus anteriores películas, algo que lo hace ser uno de los grandes directores en la actualidad, pero no por eso y por que "Gravity" venga acompañada por Alfonso Cuarón hay que elevarla más allá de la estratosfera cinematográfica. No es película de "oscars", al menos no fuera de los apartados técnicos. Bien por Cuarón, que ha realizado una película arriesgada con mucha artesanía (tecnológica). Mal por los que ponen a "Gravity" más allá de lo que le corresponde, hacen que la película de Cuarón pierda toda su "Gravedad", dejándola flotando en el "limbo" cinematográfico. Yo aún así creo que la iré a ver en 3D, no quiero perderme esa experiencia visual, que seguro que vale la pena.

1 comentario:

  1. Alegorías vida/muerte y sobre el orígen de la vida que se han visto ya incontables veces en otras obras más trascendentes que este mega churro que sólo destaca en lo visual. Guión totalmente vacío y absurdo (al igual que la trama en general). 0% originalidad y 0% contenido que trascienda y que la haga merecedora de título de obra maestra. Como dije visualmente buena y hasta ahí (aunque en realidad el mérito lo tiene el estudio que realizó el CGI), lo peor del 2013 considerando las críticas que le han dado, creo que el cine va en decadencia al igual que la sociedad. En serio vean más películas y no sigan a la borregada, cualquiera que haya jugado un videojuego del espacio o visto un documental no se sorprende en lo más mínimo con esta película.

    ResponderEliminar