miércoles, 13 de noviembre de 2013

CINE ESTRENO: THOR - UN MUNDO OSCURO


Finalmente pude ir a ver la segunda película de "Thor", aunque ya llevaba dos semanas en cartelera. Le tenía muchas ganas, ya que además de reconocer que toda la "maquinaria" creada por Disney/Marvel de "Vengadores" es bastante efectiva, siempre "el dios vikingo del trueno", ha sido uno de mis favoritos. También hay que tener en cuenta que Thor es personaje principal y fundamental en todo el origen de "Los Vengadores". Y así también se deja claro en la escena "post-créditos" de "Un Mundo Oscuro", donde dejará a muchos con ganas de ver la próxima película Marvel de "Los Guardianes de la Galaxia". Para mi, Marvel estás sabiendo llevar muy bien sus adaptaciones de personajes y comics al cine, haciendo lo mismo que hacía en papel, en celuloide (si se puede seguir llamando así), uniendo series de personajes con otros y uniéndolos en una serie "independiente". Todas pueden ser seguidas individualmente, pero al mismo tiempo te dan aliciente para que al mimso tiempo sigas el resto de historias y personajes. Después de la "decepción" que personalmente me supuso "Iron Man 3", tenía ganas de ver si "Thor 2" podía mejorar lo anterior. Muchas veces es difícil hacer que una segunda película sea mejor que su predecesora. "Iron Man 2" también dejó un perfil bajo en este sentido, pero sinceramente "Thor: Un Mundo Oscuro" supera en algunos aspectos a su predecesora, mejorando lo bueno de la primera, pero también careciendo de lo mismo que la anterior. Ahora mismo se me haría difícil poder decir si "Thor 2" es mejor que "Thor", pero lo que si es seguro es que al fan de Thor le dejará más que satisfecho y con la sensación de que la secuela no desmerece para nada. Entiendo que el trabajo original de Kenneth Branagh era el apropiado para "Thor", con todo su desarrollo "shakespeariano" que le iba ni que pintado para presentar a personajes del reino de Asgard como Thor, Loki u Odin. Sin embargo Alan Taylor logra hacer un buen trabajo, dándole a "Thor: Un Mundo Oscuro" más acción y más humor de ese que ya había dejado su predecesor. Alan Taylor hace un buen trabajo respetando las pautas dejadas, pero al mismo tiempo llevándolas más allá. Eso sí, no podemos olvidar que "Thor 2" no deja de ser un producto más de cine de entretenimiento, no podemos esperar un "peliculón" de Oscar. Tiene actuaciones correctas, visualmente es muy atractiva, sentido del humor y no cae en el aburrimiento de querer hacer todo tan "real" y dotar a la historia de una trascendencia humana, que de por sí, tratándose de una ficción de comic de superhéroe es innecesaria y muchas veces inútil.




"Thor: Un Mundo Oscuro" tiene sus fallos, empezando probablemente en una historia muy "predecible" en general, pero con momentos algo "inesperados". Sigue los cánones que marcan el éxito de una producción de este tipo. Chris Hemsworth se consolidad como Thor, ya no hay duda, hace el personaje suyo (después de tres películas es lo lógico) y Tom Hiddleston sigue siendo la "estrella", el actor con el carisma suficiente como para que Loki (lo mejor de la película) capture la atención cada vez que sale en pantalla. Se puede decir que Loki "se come" a Thor y por eso sigue siendo uno de los personajes favoritos, aunque sea un villano. En "Thor 2" es verdad que no es el "villano principal", más bien por que la historia tampoco se lo permite, pero aún así el villano Malekith (jefe de los elfos oscuros) no logra tener la presencia requerida, como para hacerle frente a Loki como "villano". De todas formas no molesta, es simplemente un "pretexto" para que el resto de acompañantes se luzcan, incluida una Rene Russo (yo me la disfruté) como madre de Thor, que en esta segunda entrega será algo más que una "cariñosa" madre. Anthony Hopkins es Anthony Hopkins y la que sí se puede decir que se esperaba algo más de ella, es de Natalie Portman, pero siendo justos con ella, la historia tampoco le ayuda mucho y su relación (la de Jane Foster) con Thor sigue siendo "acartonada". Sin embargo Kat Dennings es el mayor contrapunto humoristico de toda la película, que tiene numerosos "chascarrillos" en las casi dos horas que dura "Thor 2". Dentro de ese humor (muchas veces cínico) destaca la relación entre los dos hermanastros Thor y Loki, que protagonizan una escena, dónde Loki, haciendo honor a sus poderes, juega al engaño y el truco y que nos deja un cameo "vengador" bastante gracioso y que a más de alguno emocionará (a los más "freaks"). "Thor: Un Mundo Oscuro" convence ya que se muestra desde un principio como una película de acción, aunque puede que muchas escenas de peleas no satisfagan del todo, pero si es verdad que Thor hace buen uso de su martillo, su "poder". Tiene "sorpresas", momentos inesperados y un gran despliegue de efectos especiales, que como ya es costumbre en este tipo de películas terminan en la destrucción de algún lugar irónico del platean Tierra. Esta vez le toca a Greenwich en Londres, pero sin ser "sobrecargado", aunque sí es verdad que toda la secuencia final del enfrentamiento de Thor contra Malekith, con portales entre mundos, hace que sea un poco "atropellado", pero que el director sabe resolver con gran acierto con (insistimos) dosis de humor. Después de la acción de "Thor 2", el humor es su mejor aliciente. Lo peor, la poca química que siguen "despertando" Thor y Jane Foster y la poca aparición de personajes secundarios, como los cuatro "compañeros" de Thor en Asgard, que tuvieron más presencia en la primera. Aquí tienen su "momento", pero quedan bastante relegados a un segundo plano. Sin embargo si adquiere una cierta importancia Idris Elba en su personaje de Heimdall. Aún así todo tiene su justa medida en un conjunto que en poco menos de dos horas hace que uno quede satisfecho, sobre todo para aquellos que tras la primera película, se quedaron con las ganas de que Asgard tuviera más escenas. "Thor 2" transcurre mayormente en Asgard y otros mundos, lo que también la hace enriquecerse visualmente.



Me ha gustado mucho "Thor: Un Mundo Oscuro". Casi más que la original, pero después de tener ya una sólida película de presentación de personajes, Alan Taylor sólo tenía que ir un poco más allá, resaltando aquello que mejor funcionó. Y aquello es Thor y Loki (su relación "amor-odio" supera con creces la "sosa" con Jane Foster y no decepcionará a nadie), la acción y el humor. Asgard y todo lo que pueda tener relación con los "Vengadores" (guiños incluidos a S.H.I.E.L.D.). No me ha dado la impresión de que "Thor 2" ya esté "acabado" o "manido" como sí me pasó con "Iron Man 3". Aún hay mucho que se puede explotar de Thor y todos los mundos que lo rodean, algo que sin duda sabremos dentro de poco (en el 2014) con la secuela del Capitán América y "Los Guardianes de la Galaxia" con Benicio del Toro. Por cierto, hay dos escenas post-créditos en "Thor 2", una después de unos créditos "principales" con ilustraciones y seguramente la más emocionante para los más fieles seguidores de Marvel y una posterior a los créditos finales, que entra más bien en la escena que no dice nada más allá de un epílogo a la historia vista anteriormente. "Thor: Un Mundo Oscuro" deja claro que Disney/Marvel están haciendo las cosas bien en esta "fase 2", aunque a veces hayan tropiezos como "Iron Man 3". Menos mal que "el dios del trueno" está para resolverlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario