domingo, 15 de diciembre de 2013

SERGIO RAMOS NO ES LA VÍCTIMA, ES EL CULPABLE


Es por la actitud de Sergio Ramos en partidos como ayer en el Reyno de Navarra que no me gusta y que mucho menos le veo a la altura de ser un digno capitán. Hace falta muy poco para que ciertos jugadores del Real Madrid pierdan los "papeles", los nervios y las formas. Entre ellos Ramos, Pepe o Marcelo. Los tres pudieron ser expulsados en Navarra, pero sólo fue Sergio Ramos el que vio la roja por doble amarilla. Pero aún así, lo más fácil es mirar al árbitro y rápidamente decir o insinuar que el Real Madrid perdió dos puntos ante el Osasuna, por que el árbitro le perjudico y además quieren hacer ver que el agravio de Elche ya está pagado. Esto no se trata de "pagar cuantas pendientes", se trata de que si el Real Madrid mereció ganar o no al Osasuna, más allá de la actuación del árbitro en Navarra o de el árbitro en Barcelona.


A mi me gustó el partido en el Reyno y creo que el Real Madrid tuvo fases del partido en que fue superior y hasta hizo un juego que rozaba la excelencia. Eso fue en los primeros 15 minutos, en dónde CR7 falló un gol cantado, justo antes de que el Osasuna marcara el primer gol, después el Real Madrid se ocupó más de la "pelea" se olvidó del fútbol y termino entregando el partido al Osasuna que atacaba más e inclusive consiguió el segundo. Y así, el Real Madrid (algunos de sus jugadores) seguían preocupados más por el "choque" de cuerpos con el contrario, que en lograr recuperar el juego que habían realizado en los primeros 15 minutos. Marcelo fue uno de ellos, que en una falta recibida por Cejudo, cae de forma "sospechosa" clavando los tacos en el abdomen del contrario. Clos Gómez pitó falta a favor del Real Madrid y tarjeta amarilla a Cejudo por la falta. Para mi, era lo correcto, aún cuando sigo pensando que Marcelo busca el contacto posterior a la falta con algo de "mala leche", pero sin mayores consecuencias (Cejudo también le echó cuento). Pero si tan predispuesto hubiese estado el árbitro en perjudicar al Real Madrid, bien podría haberse mostrado más "represivo" con Marcelo, al igual que bien podría haberle mostrado la roja directa a Pepe por saltar e impactar en el rostro del contrario (no recuerdo bien quién) con el codo. Clos Gómez decidió entonces mostrar sólo la amarilla, cuando bien podría haber sido de roja. Puede que haya perjudicado el penalty no pitado, más que por el penalty, por que de haberlo pitado, Arribas hubiese visto la segunda amarilla. Sé que me caerán insultos, pero a mi no me pareció penalty claro. Modric hizo un gran partido y unos primeros 15 minutos casi inmejorables, pero creo que se equivoca en la jugada del penalty, venía de una buena y bonita jugada personal, con regate casi imposible incluido, pero después de ver las repeticiones, sigo pensando que hace más Modric por caerse que Arribas por derribarlo. Es verdad que el defensa mete la pierna, como en todas las jugadas, pero claramente se ve que aunque hay contacto, no se produce en el centro de apoyo de Modric, que viene en el regate ya dejándose caer. Pero lo digo siempre en jugadas como la de Modric, ya sea jugador del Real Madrid o sea Messi o Neymar de Barcelona. Muchos no estarán de acuerdo conmigo, pero el Real Madrid no puede estar siempre dependiendo en que si te pitan un penalty o no y además quejándose de que el árbitro condicionó el partido y además decir que al Barcelona sí le pitan un penalty "dudoso", cuando se ve claramente que el defensa del Villarreal toca el balón con la mano. Ni "pollas" si es voluntaria o involuntaria, esa mano no debe de estar ahí, sino pegada al cuerpo. Pero creo que mucha gente quiere mirar más al penalty a lo que de verdad condicionó el partido, que fue la expulsión de Sergio Ramos y hay incluso gente (lo más absurdo es que el Real Madrid vaya a recurrir la expulsión) que dice y piensa que la expulsión es injusta. Pero por favor, no se puede ser tan "fanático" y ver que Sergio Ramos no fue la víctima. Sergio Ramos fue el culpable. Está bien que Clos Gómez pita una falta inexistente por indicación de su asistente, pero la tarjeta amarilla no es por la falta (que es verdad que no existió), si no por la forma en la que Sergio Ramos casi "se come" al "juez de línea". Es que eso no lo puede (ni debe) de hacer ningún jugador, mucho menos uno que lleva puesto el brazalete de capitán. Sergio Ramos se ganó a pulso esa primera amarilla y por una inmadurez, de las que ya tantas veces nos tiene acostumbrados. A partir de ahí Ramos ya jugaba "condicionado" por su estupidez y parece que no se quedó satisfecho, porque la segunda amarilla, es de roja directa. El sabe que tiene al jugador contrario a sus espaldas y abre  y mueve el brazo con la intención de "pegar". Es agresión y por consecuencia, debió de haber sido roja directa, así que no sé de dónde sacan que el árbitro condicionó el partido. Dejen de estar llorando a cada partido que se pierde o se empata, por que la verdad es que ya da grima y vergüenza.


Yo de ayer me quedó con lo mejor. Con un Real Madrid que hizo unos muy buenos 15 minutos y otros 20 al final de encuentro, que yo tenía fe y confianza en que se podía remontar (incluso cuando iban 2-0), pero este Real Madrid tiene jugadores que pierden muy fácilmente la cabeza y otros que en situaciones complicadas desaparecen. Suerte, que tras la expulsión de Ramos, Isco logró marcar y reducir diferencias y suerte también que el "Gato" Silva cometió el error de ver dos tarjetas amarillas, que podía haber evitado (sobre todo la segunda). El Real Madrid volvió a marcar después de una expulsión y fue lo que le dio para empatar el partido. Repito, no creo que el Real Madrid hiciera un mal partido, salvo "inmadurez" de algún que otro jugador y ausencia de otros. El caso es que el Reyno siempre es un campo difícil y además, esta vez el Osasuna hizo un gran partido, jugando con su recursos y le bastó para empatar a un Madrid, que muchos habíamos visto como mejoraba en las últimas semanas. Si uno de los dos equipos debía ganar, ese debió de ser el Osasuna, no por que el Real Madrid fuera un desastre, si no por que hizo mayores merecimientos. Claro, que si el Osasuna hace más merecimientos para ganar que el Real Madrid, es por que algo falló y no todo fue perfecto. A mi me sigue fallando la defensa, sobre todo la pareja de centrales Pepe-Ramos. Carvajal y Marcelo se muestran mejor en tareas ofensivas que defensivas, pero sigo insistiendo que los problemas en la defensa del Real Madrid (que viene de la temporada pasada) está en que la pareja Pepe-Ramos no funciona y punto. El otro punto en contra, fue que CR7 no tuvo su noche, se fue sin marcar y fallando de cara a gol, pero aunque no considere que es el "Mejor del Mundo", partidos así se le pueden perdonar, por que además se entrega y lucha, no como otros como Benzema, que se creen que con 15 minutos bien jugados ya ha hecho suficiente. Bale no apareció y Di María tampoco cuando entró por el galés. Lo mejor, los jugadores que le dan sentido al juego y con ellos tres, si los que le rodean están acertados, este Madrid puede hacer grandes cosas. Xabi Alonso, demuestra cada día que es el "Mejor Jugador" del Real Madrid (por encima de CR7), Modric que puede ser su complemento perfecto y cada vez está más confiado e Isco, es el enlace ideal, esa media punta que bien te puede meter un centro exquisito (como en el gol de Pepe) o marcar gol desde la frontal del área (como el primer gol). El Madrid no fue un desastre, sería injusto también decir eso por un empate, simplemente hoy se notaron ciertas carencias. Justo cuando Ancelotti decía que Falcao no es necesario para el Real Madrid (yo pienso lo mismo), hemos vuelto a ver a la peor versión de Benzema, vago y pasota en gran parte de juego. No sé si el Real Madrid necesita otro delantero centro, que pienso que no, pero si necesita urgentemente que alguien espabilé al francés. Lo de Bale, fue peor que lo de Benzema, el galés casi se quedó en Madrid y no viajó a Osasuna. Pero aún así el equipo funcionaba, aunque el partido se le hizo cuesta arriba con los dos goles en contra, pero sobre todo con la soberana estupidez de Sergio Ramos de "autoexpulsarse".


Ahora, el Real Madrid está a cinco puntos del Barcelona y a la espera de lo que haga el Atlético de Madrid vs Valencia hoy domingo. El Madrid tendrá que visitar la semana que viene en Mestalla al Valencia, sin Pepe, ni Ramos. No habrá la pareja de centrales que tan poco me gusta. Pero ante la también ausencia de Varane (por lesión), el Real Madrid tendrá que sufrir. Dicen que el fútbol son goles y siempre gana el equipo que más marca. Es verdad que este Madrid sufre mucho en defensa y que además Diego López, que tiene paradas de mérito, también tuvo en Navarra par de salidas en falso que bien pudieron costar algún gol más (o que dieron pie a ellos). Puede que si al Real Madrid le meten dos goles como ayer, estemos acostumbrados a que el Real Madrid meta 5 (tres de ellos, CR7), pero ¿qué pasa cuando no esté CR7 o Bale (el jugador más parecido al portugués) para marcar los goles? ¿Dónde está el "delantero centro" del Real Madrid? Muchos hemos criticado el "falso 9" de España (por que lo había impuesto Guardiola en el Barça), pero no nos damos cuenta que el Real Madrid hace meses que juega sin "9". Le hace falta un "delantero centro" que sea capaz de meter goles, que sea también determinante, un "9" como Ronaldo (el gordito), como Van Nistelrooy, como Zamorano (por poner algunos ejemplos). Benzema prometía mucho, pero está cumpliendo mas bien poco y no vale la excusa de que CR7 "acapara" todos los goles. Y eso, que el francés no es culpable del empate del Real Madrid vs Osasuna. Tampoco es el árbitro, pero yo en lugar de quejarme del árbitro, prefiero quejarme de lo que veo que no funciona en mi equipo, aunque sea el niño mimado de "Tito Floren" y Zidane. Por cierto, si fuera por culpables, hoy toda la culpa ha sido del "capitán" Sergio Ramos, que ha dejado al equipo casi en la derriba, sin él el equipo ha sido capaz de empatar. Es una pena que Casillas tenga que seguir viendo todo esto desde el banquillo, cuando él debería de ser el capitán en el terreno de juego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario