jueves, 30 de enero de 2014

CASILLAS "BATE" A BUYO Y SIMEONE A SAN MAMÉS


Al final la eliminatoria de cuartos entre el Atlético de Madrid y el Athletic de Bilbao, ha tenido el partido de "vuelta" que se esperaba. Un escenario como San Mamés (dónde el Athletic no había perdido), con mucha lluvia y un Athletic de Bilbao que ha apretado hasta el último momento y que mereció mejor suerte (tan sólo con que el arbitraje fuera algo más justo). Aún así, los esfuerzos no fueron suficientes y además de no poder clasificar a semifinales de Copa del Rey, también terminó perdiendo su invicto en la nueva Catedral. Nadie puede culpar categóricamente al arbitraje, pero si se pueden tener en cuenta "detalles" en ambos partidos, que finalmente han perjudicado más a los "leones".  Cada vez que veo al Atlético de Madrid sigo teniendo la misma impresión: Los árbitros le permiten de más a los jugadores rojiblancos. Mateu Lahoz debió de haber mostrado alguna tarjeta más a jugadores como Gabi o el Cebolla (por ejemplo). Simeone es el claro "heredero" de Mouirinho en cuanto a sistema de juego se refiere, con el resultado a favor de la "ida", salió claramente a mantener el empate a 0, dejando al Athletic de Bilbao (que tenía la necesidad de marcar, al menos uno) llevar todo el peso del partido y poner el único fútbol que se vio en San Mamés. No tan sólo le "copia" a Mou su estilo "ramplón", con una organizada defensa, con jugadores de ataque (como Cebolla y Adrián) en labores puramente defensivas y además como mayor virtud de poder "competir" contra equipos que se muestran mejor, el uso continuo de faltas, corte de juego y además "provocaciones" que afean mucho más lo que debería de ser el fútbol. Así se mantiene arriba "compitiendo" con el Barça y el Real Madrid. Por lo menos, en el Bernabéu ya no hay que sufrir de ese "anti-fútbol" y lo mejor, es que aunque aún no termina de "agradar" del todo, sigue aspirando a ganar todo. Eso sí, en cuanto al Real Madrid, aún soy de los que piensa que tiene que demostrar que está preparado para competir con equipos mucho más "fuertes" que la inmensa mayoría de los equipos de La Liga. Tendrá su primera "oportunidad" en las semifinales contra precisamente el Atlético de Madrid de Simeone. No me gustará para nada cómo juega el Atléti, pero eso no quita de que ha día de hoy es un rival a tener muy en cuenta y es una semifinal que se presenta muy interesante y muy "dura".



Si el Atlético de Madrid puede presumir de estar dónde está y competir como compite, más allá de su trabajo defensivo y el bloque que ha creado Simeone en los terrenos de su área, es que tiene un porterazo como Courtois, que ayer otra vez volvió a "salvar" a su equipo. La primera parte se podría haber ido con un posible 3-1 (si también contamos la oportunidad de Diego Costa al inicio) o más, pero el portero belga estuvo otra vez sublime. La importancia de tener a un gran portero bajo palos. Todo lo demás se presta a "objeciones" según los colores. Desde Bilbao se habla de que antes del gol del empate hay una falta de Miranda (en la jugada anterior) que Mateu Lahoz no pita (además de un posible penalty a Aduriz en la primera parte). Para mi Mateu Lahoz es de lo peor que hay en los campos de fútbol, por que soy consciente de que no es que sea "malo", es que es un "hijodeputa" de mucho cuidado, pues sabe muy bien lo que pita y lo que deja de pitar. Sigue queriendo hacer amigos en Madrid y después de Mou, le toca Simeone. Es el árbitro perfecto para este tipo de entrenadores y de equipos, con la excusa de que es un árbitro que deja jugar, premiando el fútbol por delante de otras "triquiñuelas". Yo entiendo que es al revés, con Mateu Lahoz siempre terminan por primar más las "triquiñuelas" que el fútbol y hace un gran daño. Aún así, el Atlético de Madrid se ha logrado meter en semifinales como aquel Chelsea de Di Matteo que logró meterse en la Final de Champions contra el Barcelona. Todo lo que hizo fue "legal" (dentro de las reglas del juego), pero no todo lo que hizo fue "bonito". Lo bueno del Atlético de Madrid, más allá de su portero, Koke y Luis García. Del Bosque debería de estar tomando nota y de verdad olvidarse de un Diego Costa (que metió su primer gol en el 2014) para la Selección de España, ya que dudo que haya alguien que lo "quiera" (que no sean aficionados "colchoneros") y parece que hay muchos que lo "odian" (su mejor baza para estar en Brasil, lo odiado que es también en su propio país). El Bilbao "se queda sin la soga y sin la cabra" al perder en San Mamés y también los cuartos de final que lo apean de la Copa del Rey, ahora toca centrarse en La Liga y consolidarse en ese cuarto puesto que le permitiría estar en Champions la temporada que viene. Para empezar (o continuar) ese camino, este domingo tendrá que recibir a Real Madrid en San Mamés... que ya no está invicto.


El Real Madrid por su parte se volvió a conformar con un 1-0 para pasar plácidamente a semifinales (con una gran actuación de Kiko Casilla en el Espanyol). El Espanyol nunca fue rival y en ningún momento dio la impresión de que pudieran ganarle al Real Madrid la clasificación. Ancelotti volvió a darle minutos a los menos habituales, destacando a Jesé e Isco. El andaluz estuvo algo "espeso" en una posición que no es suya. Llegó a dar algún que otro pase entre líneas, pero no es el Isco que empezó como un tiro al principio de temporada. Por su parte Jesé volvió a aprovechar la oportunidad y marcó el único gol. Todo parece "alegría" para el canario, que después del gol fue un jugador más del Real Madrid. Otra vez se vio un equipo bastante "gris" (a pesar de las ocasiones). Mientras que Jesé encuentra esa "alegría" y se confirma como claro sustituto de Bale, Isco parece que se "entristece" cada vez más, desplazado de posición y viendo que Ancelotti sigue prefiriendo darle "confianza" a Di María, colocándole en la posición que bien podría ocupar él. A mi me sigue sin gustar Di María y tampoco veo que sea un valor "indiscutible" en esa zona (ni en ninguna otra). No sé que "razones" hacen que el argentino, entre tanta polémica, siempre termine por jugar por delante de otros. De todas formas, lo importante es que el partido fue malo, primero por que el Espanyol no fue rival y segundo por que el Real Madrid nunca "apretó" el acelerador. Esto contrarresta con el dato de que el Real Madrid no encaja gol en este 2014 (y es el único equipo en Copa imbatido, sin goles en contra). No sé hasta cuenco le durará al Real Madrid esta racha, una racha que yo veo que se debe más a que los equipos rivales no han llegado con la suficiente pólvora (Celta, Espanyol, Betis, Granada en Liga y Osasuna y Espanyol en Copa). Eso también le ha servido a Casillas para superar en minutos imbatido a Paco Buyo en el Real Madrid, al mismo tiempo que Ancelotti con la victoria ante el Espanyol iguala con 20 partidos sin perder a Mourinho. Si logra ganar o un empate en San Mamés contra el Athletic de Bilbao lo superará. Así que un aliciente más para un partido que además podría haber sido unas semifinales. Al final la semifinal será Atlético de Madrid vs Real Madrid.


La otra será entre el Barcelona (que ha vuelto al ganar ampliamente al Levante) vs Real Sociedad (con casi toda seguridad). Si el Espanyol fue "poca cosa" para el Madrid, el Levante ha sido un auténtico paseo para el Barça. La única diferencia es que el Barcelona, aprovecha estos partidos para mostrar una buena cara (al menos con muchos goles y sin Messi ni Neymar). A la espera en ver si hoy jueves se juegue o no el partido en Santander, lo más lógico es esperar que la Real Sociedad sea el cuarto semifinalista y el encargado en ponerle las cosas difíciles al Barcelona para llegar a la Final de Copa del Rey. Con unas semifinales que ya empezarán la semana que viene y terminarán la próxima. Así quedará todo decidido para la Final que será en Abril. Esto tiene muy buena pinta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario