miércoles, 29 de enero de 2014

LA PELÍCULA: GRABBERS


Creo que las películas de "sci-fi" que más me han sorprendido en los últimos años, provienen de las islas británicas. Después de la muy grata "sorpresa" de Attack The Block", ahora "descubro" una película irlandesa llamada "Grabbers" (John Wright, 2012) que sinceramente me llamó la atención por su "sinopsis": "Un idílico pueblecito pesquero irlandés está siendo invadido por monstruos de gigantescos tentáculos que vienen desde las profundidades del mar. Pronto descubrirán que a las criaturas no les gusta el sabor que les da a las personas el alcohol con lo que para enfrentarse a ellas y sobrevivir deberán pasarse el mayor tiempo borrachos". Tal cual. Y claro, más allá de terroríficos monstruos marinos con largos tentáculos, lo que me llamó la atención fue el detalle de que la mejor forma de vencer a las extrañas criaturas era estar borracho. Lo que mi imaginación me hizo pensar en las posibilidades de dicha idea, fue la que me hizo decir: "Me apunto".


Así que las otras noches me decidí a verla. Eso sí, antes le dije a mi chica "cuidado, que tiene pinta que puede tener lo suyo", aduciendo que aunque me había llamado la atención el argumento, parecía que su calidad no fuera la más deseable. Así que tampoco esperaba mucho y creo que eso benefició en su visión. "Grabbers" empieza muy bien, con tensión, terror, sangre y gritos a bordo de un barco pesquero. Rápidamente la película te sitúa en lo que vamos a ver, con un inicio ágil e impactante. Después tiene todos los elementos clásicos de este tipo de películas, pero con la añadidura que visualmente está al nivel de las mejores producciones de Hollywood, con unos efectos especiales muy buenos. Dentro de esos "clichés" propios de este tipo de películas, tenemos al "héroe" (siempre con atributos de "antihéroe") que en este caso es un policía dado al alcohol, también tenemos a la chica de turno, muy mona y conquista del "héroe" y una serie de secundarios que pasan por el científico (un poco "pallá"), el médico del pueblo, el tabernero (lógico en una película que tiene en el alcohol un "personaje" importante) y el viejo (borracho) inútil que prácticamente descubre todo el tinglado. Todo muy ambientado en un pequeño pueblo pesquero irlandés (en realidad es una pequeña isla irlandesa). El caso, es que después de que empiezan a ocurrir las muertes extrañas, es cuando este grupo de "variopintos" personajes tiene que enfrentar el problema de que con la llegada de una tormenta, no hay posibilidad de desalojar la isla o que lleguen a rescatarlos, por lo que entonces deciden "emborrachar" a todo el pueblo durante la noche, para que estén fuera del peligro del ataque de los "monstruos marinos".


Basicamente es así, con detalles dentro del guión, que si bien su único propósito es entretener, suele ser bastante "inteligente" en darle explicación a sucesos "increíbles" dentro de la realidad. Es verdad, que si bien en principio me espera una película de "mala calidad" y conforme fui viendo "Grabbers" me fue agradando notablemente, tampoco puedo negar que no es una "buena" película. Vamos, cumple su cometido de entretener, si estás en disposición de dejarte entretener. También dependerá de los gustos y definitivamente, aunque tiene grandes dosis de humor (muy inglés, eso también hay que decirlo), es precisamente cuando llega el momento de la "borrachera colectiva", en dónde la película pierde "fuelle". Tal vez, es que yo esperaba algo más "disparatado", más "borrachera" cómica llegado a ese punto, pero es muy "light" en ese sentido, no hay "desmadre", algo que le hubiese vendió bien, en mi humilde opinión. Pero aún así, funciona y funciona por que "Grabbers" no deja de ser una típica película de "terror" dentro de la "ciencia ficción". Y vuelvo e insisto, los efectos especiales son los suficientemente buenos, como para hacer que todo lo que ves sea perfectamente "creíble". Además las actuaciones no están mal y también ayuda mucho el paisaje irlandés. Lo menos que se nota, dentro de la historia, es precisamente el alcohol, aunque si nos deja varios momentos "graciosos".


Si traigo "Grabbers" a La Taberna, no es por que sea una gran película (dependerá mucho de los gustos del espectador). Tal vez si fuera una película "hollywood", no me hubiese llamad la atención, pero es una película irlandesa y pocas veces estamos acostumbrados a ver este tipo de películas en los cines (es más está la tuve que ver en el sofá de mi casa). Son películas que son menos "accesibles" al público en general y también es bueno que se den a conocer (aunque no gocen de una gran calidad argumental) y que además tiene todos los elementos necesarios para convertirse en una película con muchos seguidores dentro del género. No en vano ha tenido bastante buena recepción. Yo en verdad, que pasé una divertida hora y media viendo "Grabbers" y hasta consiguió algo que no me suele suceder cuando veo este tipo de películas (de "terror", que no me suelen apasionar) y es el que diera un "brinco" de sobresalto en una de sus escenas (me pilló totalmente desprevenido, cuando suelen ser muy predecibles). Creo que "Grabbers" es una buena opción para una fría tarde-noche de sofá con manta, abrazado a tu pareja (o a tu oso de peluche, si no tienes pareja) y por que no, un café o chocolate  caliente, eso sí con un poquito de alcohol, ya que "Grabbers" en ese aspecto te deja con las ganas. Una grata sorpresa para una noche fría de invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario