miércoles, 15 de enero de 2014

SOBRAN LAS PALABRAS: LO ÚLTIMO DE "TONY SOPRANO"


Para mi James Gandolfini siempre ha sido un gran actor (más de papeles secundarios), pero indudablemente el éxito y el reconocimiento mundial le llegó con la serie para la tv "Los Sopranos". La primera vez que lo vi fue como Virgil (un matón de poca monta) en "True Romance" (Tony Scott, 1993), después vinieron (entre otras) películas como "Marea Roja" (Tonny Scott, 1995), "Get Shorty" (con John Travolta, 1995), "Perdita Durango" (Álex de la Iglesia, 1997), "Fallen" (con Denzel Washintong, 1998), "The Mexican" (con Brad Pitt y Julia Roberts y sin duda lo mejor de la película, 2001), "El hombre que nunca estuvo allí" (Los hermanos Coen, 2001) y hasta compartió reparto con Robert Redford en "The Last Castle" (2001), además de ponerle voz a Carol en "Dónde viven los monstruos" (Spike Jonze, 2009).


Sé que en su momento no le hicimos un hueco a James Gandolfini, en parte por que como su papel más importante siempre fue el de Tony Soprano para la tv (y no solemos hablar mucho de series televisivas), además que también pensé que a veces La Taberna de San Kukas se parece a un "cementerio de elefantes" a dónde van a morar los ya muertos y tampoco quiero eso. Aunque siempre sea en forma de "homenaje".


El caso es que los otros días vi la última película de James Gandolfini, "Sobran las Palabras" y puede que no sea uno de sus mejores trabajos, pero sí uno de los más interesantes, después de la mayoría de papeles a los que nos tenía acostumbrado. A parte de James Gandolfini, "Sobran las Palabras" es una comedia de esas que se agradecen hoy en día (por lo menos yo, que ya no soy un adolescente), ya que la mayoría de "comedias" (el cine en general) va dirigido al público adolescente. Sin embargo "Sobran las Palabras" es una comedia "light" dirigida para el público más adulto. No termina de ser una película "redonda", pero si es bastante disfrutable, con un guión ingenioso y bien estructurado (que decae un poco hacia el final) y con una buenas actuaciones con actrices como Julia Louis-Dreyfus, Toni Collette y Catherine Keener. Por cierto, Julia Louis-Dreyfus estuvo nominada para los "Globos de Oro".



"Sobran las Palabras" nos cuenta la simple historia de una "mujer de las cuatro décadas", que divorciada y sin pareja, tiene que afrontar que su hija se irá de la casa para estudiar en la universidad. Es masajista y trabaja visitando a sus clientes. Tiene una amiga (Tony Collette) que junto con su esposo la invistan a una fiesta, dónde en la misma noche conoce a una cliente (Catherine Keener) con la que entablará una especie de amistad y a un hombre (James Gandolfini) con la que entablará una reelección sentimental. Es el inicio de una historia que aborda las relaciones sentimentales de dos personas "solitarias", más allá de los problemas matrimoniales, los divorcios y la difícil relación de los padres con sus hijos adolescentes que ya empiezan a dejar de serlo. Todo con dosis de afecto, cariño, amistad y hasta celos. Puede resultar predecible, pero aún así tiene situaciones "graciosas" que te harán sonreír inocentemente. Además sinceramente la pareja formada por Julia Louis-Dreyfus y James Gandolfini es bastante creíble y hasta disfrutable desde el otro lado de la pantalla. Un James Gandolfini tranquilo, común, algo gracioso y tierno, por lo que hace que su actuación sea recomendable para ver y salir del "tópico" de Tony Soprano. Es un personaje que va más allá, un registro algo diferente, que bien le podía haber servido para volver a enfocar su carrera en otro tipo de personajes.


No es la mejor película (o el mejor trabajo) de James Gandolfini (aunque está realmente bien). Puede que después de verla, uno piense que tampoco es la mejor forma de decir "adiós" e inclusive te quedes con ganas de más. "Sobran las Palabras" no es un peliculón, pero si es una buena opción para aquellos que ya pasan de los 35, se acercan a los 40 o los superan. Historias comunes, aunque ambientadas en "high society" y con buenas actuaciones. Para los más fans de Julia Louis-Dreyfus y sobre todo de James Gandolfini, ya que podrán ver lo último de Tony Soprano, aunque no sea exactamente lo mismo, pero si igual de placentero. Los buenos actores tienen ese don.

No hay comentarios:

Publicar un comentario