lunes, 24 de febrero de 2014

EN BUSCA DEL MARSUPILAMI


A diferencia de con "Astérix y Obélix", mi contacto con el "Marsupilami" es algo más lejana. Siempre me gustó el personaje que había visto en algún que otro cómic (más bien pocos) de "Spirou y Fantasio" que pasaban por mis manos (recuerdo más bien, que aparecían en la antigua revista "El Pequeño País" para niños que acompañaba el periódico de los domingos). Después tengo alguna vaga referencia de una serie animada, que ahora investigando me doy cuenta que era realizada por Disney (hasta allí llegó el éxito del Marsupilami), así que dicho personaje, más allá de su creador original el ilustrador André Franquin, ha vivido ya varias adaptaciones (también hay una serie animada francesa) y la última llega de mano del mismo director de "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra" (para mi gusto la mejor de las 4 que ya llevan, la últimas dos bastante pesadas de ver). Entendiendo que la primera "Astérix y Obélix" me gustó bastante (por mi fanatismo al cómic y personajes), le faltaba dentro de un gran acierto de adaptación, algo más de humor y que fuera mucho más "ágil", lo que si se logra en "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra", aunque habrá muchos que ciertas "parodias" les parezca que es alejarse del producto original. Siempre éste tipo de películas, viene acompañado de la etiqueta "adaptación", lo que claramente nos dice que no es 100% fiel al "original". En fin, que seguramente "En busca del Marsupilami" no sea del todo fiel al "original", pero si lo suficiente como para que el fan de la extraña especie animal y su "mundo" de historieta, salga satisfecho. También es posible que aquel que no conoce nada anterior o simplemente el niño que vea la película, se divierta entre tanto humor "disparatado" (muy en la línea de su director). Me resultó más "floja" que "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra", pero además de ser una adaptación al cine del personaje del cómic, repite básicamente la misma fórmula que la citada anteriormente, inclusive con los elementos de "números musicales". Puede que haya tan sólo una escena, que a mi juicio entendí que no era apropiada para niños, con un chihuahua (mi perrita se llama Idéfix) de protagonista, pero todo lo demás en su guión sigue los parámetros que le funcionaron a Alain Chabat en su adaptación de "Astérix y Obélix". Así que si te gustó la adaptación de los "galos contra los romanos en Egipto", seguramente te gustará esta de una rara especie animal perdido en la selva amazónica.


Ya que vivo actualmente en México, un detalle a notar es que gran parte de la película está rodada en el país mexicano, en dónde se ambienta la "República de Palombia". Visualmente la adaptación del cómic es muy buena. Todo lo recreado en la película, más allá de nuevos personajes y algún que otro elemento, se puede identificar en la película. Todo el entorno selvático que es el hábitat del Marsupilami es muy fiel al cómic, lo que hace que sea más "disfrutable" a la vista, para aquel que está más acostumbrado al mundo de Franquin. Por su parte Alan Chabat vuelve a contar con Jamel Debbouze (Numerobis en "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra") como "Pablito" y se deja para sí mismo el personaje de el periodista Dan Geraldo (ya hizo de Julio César en "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra"). El guión no es lo mejor de la película, pero sí hace que sea una media hora fácil de digerir. Sencillamente es una película muy "infantil" (con algún que otro detalle extravagante) que se recuesta de un humor un tanto absurdo y en algunos casos surrealista. Puede que si no se trataste de la adaptación al cine (live action) de un personaje tan popular y conocido, hubiese tenido menos repercusión (la película francesa con mayor recaudación en Francia del 2012) y eso que yo me vine a enterar de esta película por casualidad. Vi el póster y me pareció reconocer el personaje del Marsupilami y fue lo que me llamó la atención.


Puede también, que en este caso, mi afición por el personaje creado por André Franquin, me haga no ser del todo objetivo. Me entretuvo "En Busca del Marsupilami", creo que en cuanto a la producción y efectos especiales, no tiene nada que envidiar a otra grande producciones americanas. Me gusta el humor "absurdo e irreverente" de Chabat, pero reconozco que me quedé con ganas de un producto algo mejor. Es como si al "repetir" la fórmula ya usada anteriormente, ya te asegurase el éxito (que también). Algo menos "original" que "Astérix y Obélix: Misión Cleopatra", pero los momentos en los que sale el Marsupilami en acción (con compañía incluida) merece la pena. Será la "nostalgia" en estado puro de recordar (vagamente) mis días de infancia. No es lo mismo, pues está muy actualizado a los días que corren, pero si se acerca bastante. Yo, si tuviera un hijo, además de enseñarle los cómics de "Spirou y Fantasio" (aunque "Marsupilami" tiene una colección propia de 18 números y una enciclopedia) entre otros, también me sentaría con él en mi sofá a ver "En Busca del Marsupilami", que no deja de ser una adaptación al cine de un personaje para niños y en definitiva una película "infantil". Nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario