sábado, 8 de febrero de 2014

LA GRAN "ÑOÑADA" ESPAÑOLA


Pues le tenía bastantes ganas a la última película de Daniel Sánchez Arévalo y pensaba (desde la distancia) que era una buena opción para los "Goyas". Digo "desde la distancia", porque aunque aquí a México suelen llegar muchas películas españolas, dependiendo de su dierctor o repercusión, llegan más temprano o un poco con retraso. Puede ser que "La Gran Familia Española" termine por llegar, pero creo que mucho dependerá de cómo le vaya en los Premios Goya de este próximo domingo. El caso, es que he podido verla antes de la premiación y así también poder hacerme una idea de "por dónde irán los tiros". Después de verla, me quedo con dos sensaciones. La primera es que me vuelvo a llevar otra decepción y la segunda, es que por mucho que querramos criticar a Wert, el pasado 2013 me parece que ha sido un mal año (en general) para el cine español. Después de haber visto "15 años y 1 día", "Las Brujas de Zugarramurdi" y "La Gran Familia Española" (todas de las grandes favoritas), a mi personalmente me parecen que no tienen todo lo necesario para ser una buena película para optar por un gran número de premios, pero es mi opinión.


Anoche llegó mi chica de trabajar y yo andaba ya con la película en la mano para sentarnos en el sofá a verla, después de cenar. Había otras opciones, pero entre mi entusiasmo y que era "dis que" una comedia, pues nos decantamos por la de Sánchez Arévalo (un tío que me cae bien, la verdad. Aunque mejor me cae su padre José Ramón Sánchez, ilustrador con el que me críe viéndolo en TVE), pero conforme iba pasando la película la decepción se fue haciendo mayor. Llegó un punto en que mi chica me dijo: "¿No se supone que es una comedia?" y después, algo más tarde: "Como no mejore en los próximos minutos, mejor me duermo...". Me lo decía como esperando mi reacción, quería saber si a mi me estaba gustando, pero la verdad es que estaba de acuerdo con ella, no me estaba gustando, no me hacía gracia y además me estaba aburriendo. Aún así la terminamos de ver.


Empezaré por decir qué fue lo que me pareció lo mejor (en verdad poquito). La actuación de "tonto" de Roberto Álamo (nominado) y la utilización al principio y al final de imágenes del clásico musical "7 Novias para 7 Hermanos" (me imagino que Sánchez Arévalo, de mi generación, también estuvo acostumbrado a verla en TVE en los 80, en casi todas las navidades que la emitian. Era un clásico de las navidades). Poco más, una música (canciones) agradables, pero tampoco para destacar mucho. Eso es lo poco bueno que saco.


Lo malo, empezando por un guión bastante flojo, que no logra engancharte por ninguno de los personajes. Todos se quedan muy distantes y no llegas a empatizar con ninguno de ellos. Todos (incluido el "tonto") son poco creíbles. Y aunque está Antonio de la Torre (también nominado), ni por asomo nos deja una gran actuación, simplemente es un gran actor en un papel muy simplón. El mayor "engaño" (por que sé que fue reclamo para llevar a la gente al cine) es el transfondo de la Final del Mundial de Sudáfrica 2010 que ganó España. Ya sé que se puede intuir un "paralelismo" o "metáfora" entre el fútbol y la vida, pero uno que es muy futbolero, me parece una auténtica "pamplina". No hacía falta para nada el trasfondo futbolero y se vió que Daniel Sánchez Arévalo tiró de Iniesta y compañía para llamar la atención de un guión y una película muy floja. Ya he dicho que para ser comedia, me hizo muy poco gracia, no vale que me pongas a un Raúl Arévalo en par de escenas haciendo alguna tontería para tratar de hacerme reir. Es una película con muy poca gracia y exesivamente "ñoña". Aunque trate de abordar el tema del sexo de una manera algo irreverente, casi sin tabús, sigue teniendolos y hasta se me hacen absurdos. Empezando por que una niña le diga a su padre que cree que es lesbiana, porque a diferencia de sus amigas, ella no quiere "tirarse" a Casillas, ella quiere meterle un gol. Eso sin contar, que después de un ágil montaje en dónde los dos "novios" responden a sus respectivos familiares y terminan confesando que son vírgenes, con la reacción de risa por parte de todos me pareció estúpida y buscando la risa complice de la estupidez. No soy defensor de la virginidad, pero tampoco creo que sea algo como para que cause risa. La verdad, es que no entendí esa parte y como esa, otras como el supuesto "trio virginal". Todo está repleto de absurdeces, en una familia adinerada, con una finca, pero que el joven de 18 años se comporta como un auténtico "cani" de la "periferia". Sé que muchos alaban el trabajo de Sánchez Arévalo por su reflejo de la sociedad y sobre todo de la juventud, pero para mi, ha patinado por completo (se me ha hecho como un capítulo largo de cualquier serie como "Física o Química"). No me sirve (y menos me gusta) que me adorne una boda de jóvenes como si fuera uno de esos videos "chorras" que suben ahora en "YouTube" (puede que el problema sea que no me gustan ese tipo de "chorradas") y así cosas por el estilo, además de un final que trata de sorprender, pero como todo lo anterior nunca te ha llevado a que sientas nada en especial por los personajes, te da más bien igual quién sea la madre de los hermanos y si era una "puta" o no. Un cúmulo de absurdeces, que si al menos resultasen cómicas, hubiesen dado para una buena comedia, pero ni eso. Otra película más para la "lista negra".


Creo que lo más que me molesta (más allá de las muchas nominaciones que me hicieron esperar mucho más), es que se tomen ciertos "temas" (ya sean de moda) que se sabe que atraerá público. Yo que soy un fanático del fútbol, me molesta sobre manera que se use como reclamo para hacer que el espectador vaya a ver una película. No me molesta que la película no trate de fútbol (sabía que no era así), pero por lo visto en los "trailers" la idea me daba para mucho más. No era necesario ese trasfondo y el usar las imágenes con narración incluida. Es más, creo que inclusive "afea" la película, con algo totalmente innecesario que no viene a cuento. Vamos que "La Gran Familia Española" para mi "hace aguas" por todas partes y eso no lo salva ni el gol de Iniesta que nos dió el Mundial, como el fútbol tampoco tiene la capacidad (ni la necesidad) se salvar al cine español.


No hay comentarios:

Publicar un comentario