martes, 4 de marzo de 2014

DALLAS BUYERS CLUB: AL OSCAR LE GUSTA EL "SIDA"


Pues con esta película de Jean-Marc Vallée (director de "C.R.A.Z.Y.") cerramos el "periplo" Oscars. Como comenté en "Nebraska", la había visto ante de la entrega de premios (al igual que "Capitan Phillips"), pero preferí dejarla para después, por que 1º. No la encontré tan buena y 2º. Los únicos premios que tenía verdaderas opciones de ganar eran las de los actores, como así ha sido. La verdad, es que a final de cuentas (al contrario de lo que me pasó con "Los Goyas") he podido ver todas aquellas que finalmente han sido "ganadoras" y dentro de los premios, pues tampoco estaba muy desencaminado. Dentro de la gran "avalancha" de premios de "Gravity", estaba casi seguro lo de la "Fotografía" de Lubezki y siempre aposté por la "Música" de Steven Price. "Blue Jasmine" (tres nominaciones) tenía la certeza de que Cate Blanchett ganaría como "Mejor Actriz" y el resto, algo muy similar.


En cuanto a "Dallas Buyers Club" he de decir que es una película interesante, pero que después de un prometedor inicio, con una "introducción" al estilo de otras películas como "El Luchador", que claramente te meten dentro de la película y del personaje, durante en todo el proceso que enfrenta el protagonista contras las leyes y las fuerzas de poder del Gobierno, se diluye muy fácilmente y se queda en muy poco. A finales de cuenta, "Dallas Buyers Club" sobrevive por la labor de sus actores, principalmente de Matthew McConaughey, al que siempre he considerado un buen actor, pero que decidió antes de hacer "buenas películas", hacer "buenos billetes". Por cierto, eso no quita de que realmente siempre me ha caído mal, creo que va de "sobrado" y con el "speech" del Oscar, me confirmó en mi idea. Pero en fin, creo que el Oscar a "Mejor Actor" como el de "Mejor Actriz" están más que justificados. El problema, que puede empañar un poco la labor de Matthew McConaughey, es la "manía" y lo mucho que le gusta premiar a la Academia a personajes enfermos de "sida" o inclusive a aquellos actores o actrices que sufren una transformación radical física. Por mucho que alabe la actuación de McConaughey, sigo pensando que gran parte de su mérito es su entrega física con el personaje.


Al igual que "Blue Jasmine", "Dallas Buyers Club" es una película de actores, con un guión "bueno" (pero con fisuras), que necesitaba mucho de "grandes" actuaciones, más que de una genial dirección. Así, que haciendo esta comparación, está de más decir, que tampoco hubiese puesto a "Dallas Buyers Club" entre las nominadas a la "Mejor Película". Pero es que de las 9, seguiré pensando que sobran 4 o 5 (deberían de ser entre 4 y 5 nominadas para "Mejor Película"). Así que "Dallas Buyers Club" es una buena película, con unas muy buenas actuaciones, pero no mucho más. Lo interesante de la historia es saber que es algo que pasó en la realidad. De no haber sido así, hubiese carecido de interés y es que el mismo guión no le hace mucho favor a lo que se quiere contar, ya que en ocasiones muestra cosas de una forma que invitan a la desorientación y la inverosimilitud de lo que sucede. No es sólida en ese aspecto, dejando algunas "lagunas".


Sin embargo, mientras que es merecido el premio de McConaughey, no lo siento igual para Jared Leto, aunque está muy bien en su papel de "travesti" enfermo de "sida". Sigo pensando que Michael Fassbender estaba mejor, pero "no vamos hacer leña del árbol caído". Si nos ponemos un poco "perversos" y aunque se trata de un enfermo de "sida", con lo que significa que en muchos "fotogramas" la imagen de Jared Leto (como la de McConaughey) es muy demacrada, se me antoja que Jared Leto es una "travesti" realmente "atractiva" (ya me volvió a salir lo de "mariconazo"). Gran mérito del maquillaje, no tanto por hacer de Jared Leto una "guapa mujer", si no por que además de la transformación física de los actores, el maquillaje juega un papel importantísimo para retratar la enfermedad que sufren. Así que sin objeciones. Pero en general, me pareció una película más, casi del montón y que no llega a la altura de "Philadelphia", que tenía una gran historia, unas grandes actuaciones, una gran dirección y también una gran música. "Dallas Buyers Club" sólo se queda con grandes actuaciones. Merece la pena verla por ver a un Matthew McConaughey en su mejor papel hasta el momento, aunque sinceramente creo que este actor da para mucho más... claro, si dios le ayuda y le acompaña y no se mete a predicador (no es por meterme con la religión, pero su "sermón" en los Oscars estuvo de más). Por lo demás, si no fuera por el "cowboy sidoso", hubiese pasado con más pena que gloria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario