sábado, 8 de marzo de 2014

DISCOS IMPRESCINDIBLES: SURFACING - SARAH MCLACHLAN


No soy mucho de celebrar días como el de hoy, pero sin que valga de precedente, en estos últimos días he tenido de vuelta en mi cabeza (escuchándolo una y otra vez) un disco que hacía mucho que no escuchaba y la verdad es que sigue siendo uno de mis favoritos. Digo lo anterior por que casualmente el disco pertenece a una artista canadiense que ha hecho mucho por la música interpretada por mujeres alrededor del mundo, con una festival de música en el que sólo participaban mujeres. Aquello creo que duró como tres años (del 1997 al 1999) en Canadá y se llamó "Lilith Fair" y contó con las representaciones más famosas de la música femenina. Justo cuando la música canadiense en la mujeres estaba de auge y éxito internacional, con intérpretes como Alanis Morissette, Shania Twain, Céline Dion, K. D. Lang y Diana Krall, Sarah McLachlan sacó su cuarto álbum de estudio "Surfacing" que la catapultó al éxito y la confirmó como música a nivel internacional. Logró ser 8º "Disco de Platino", llegando a ser nº 2 en las listas de los USA. Precisamente la fecha del lanzamiento de "Surfacing" en el 1997, coincidió con el primer evento de "Lilith Fair". Fue un éxito rotundo, con canciones como "Adia" (su mayor éxito), "Sweet Surrender", "Bulding a Mistery" o "Angel".


Con un sonido que entra en el catalogado "easy listening", encontramos canciones de dulce melodías que en alguna que otra canción "rompe" con sonidos distorsionados y desgarradores de cuerdas. Presencia también importante del sonido del piano, algo nostálgico y melancólico y sin duda, lo más melodioso y que le da gran parte de fuerza y éxito a los temas de "Surfacing" es la voz cálida y afinada de Sarah McLahlan. De más está decir que es de por sí una de mis cantautoras favoritas. Viví (y aún sigo) enamorado de la voz y las melodías al piano de "Surfacing", para mi uno de los discos, que más allá del "rock" o el "rap" que tanto se oían en la radio y en la tv. Me trae recuerdos (inacabados) de una noche cálida en la penumbra de las luces de unas velas, después de una agradable cena (pasta y vino), tumbado en el sofá y en el suelo templado de una noche riopiedrense, con la compañía de la anfitriona y su cámara de fotos. Seguramente lo que hacen (para cada uno) que ciertos discos sean "imprescindibles" es el acompañamiento de tantos recuerdos y las sensaciones de muchas emociones. "Surfacing" es un buen disco para escuchar en cualquier momento, pero mucho mejor si andas de buena compañía y en una buena noche para disfrutarlo. Espero que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario