miércoles, 26 de marzo de 2014

DOBLE SESIÓN: "TRÁIGANME LA CABEZA DE LA MUJER METRALLETA" Y "HERMANOS DE SANGRE"





Mucho fútbol en los días pasados con la Champions, el sorteo y el "clásico" y ya con otra jornada de Liga encima, así que quiero aprovechar para no saturar mucho y traer algo de cine (aunque sigo sin pisar una sala de cine en este 2014), pero esta vez alejándome de lo saturado de Hollywood y tampoco trayendo lo más "conocido" internacionalmente de otros países. Es más, hoy os propongo una "Doble Sesión: Grindhouse" (como ya se le viene conociendo desde que Robert Rodriguez y Quentin Tarantino se unieran en un proyecto "doble") pero de películas latinoamericanas. Mejor dicho, del "cono sur", con una película chilena y otra argentina. Vaya por delante que son películas que se acercan a la "serie B", ya no sabría decir si ese era su cometido desde el principio o simplemente el resultado final fue el que lo acerca a las películas de "baja calidad". Ahora, después de "Grindhouse" se ha puesto muy de moda, hacer este tipo de películas. Bien por que eres un "fanático" y "admirador" de la "serie B" o del "subgénero Z" o bien por que el presupuesto no te daba para más y decides sacarle el mayor rendimiento, aparentando hacer una buena película de "serie B". Las dos opciones son válidas, mientras que el resultado final sea al menos satisfactorio. Teniendo en cuenta que son películas cercanas a la "serie B", pues con esa premisa principal, tampoco le vamos a pedir demasiado a "Tráiganme la cabeza de la Mujer Metralleta" (chilena) y "Hermanos de Sangre" (argentina), ambas del 2012.


Empezaremos por la película chilena, que tiene una estética que a muchos les recordará a "El Mariachi", aunque aquí el personaje que más llama la atención es una "sexy" asesina a sueldo, que viste ligera y de cuero y que sencillamente cumple el cometido para hacer la delicias "sexuales" del espectador varón. Aunque es el nombre de la "Mujer Metralleta" la que aparece en el título, no es ella realmente la protagonista, que viene a ser un joven "dj" que "pincha discos" en la "tanguería" de un mafioso argentino, que precisamente anda mandando a "sicarios" de todo tipo a que le traigan la cabeza de la mujer metralleta. Así que de plano tenemos al protagonista un chico "común", la chica "sexy" y armada y al mafioso de turno. Todo esto rodeado de otros singulares personajes (en su mayoría "sicarios") que resultan ser muy "regionales", dándole ese toque especial (como el del "chinchinero") que además no hace hacer similitudes con el Mariachi. Lo interesante de "Tráiganme la cabeza de la Mujer Metralleta" es que viene "envuelta" de "humor" (tal vez muy a la chilena) y que todo su apariencia (además de los clásicos filtros de película vieja y rayada de "serie B") se va desarrollando como si de un videojuego se tratase, con misiones que superar y letreros que presentan a los personajes y su valor en dinero, según sean más o menos difíciles de "matar". La trama por lo demás es de lo más sencilla, un joven  "dj" que por casualidad se ve envuelto tontamente en la búsqueda de la "Mujer Metralleta", lo que pondrá en gran peligro su vida y la de su familia. Tiene, "humor", las típicas escenas de coche en las calles de la ciudad (como en "GTA"), tiene (además de la "Mujer Metralleta") chicas con las tetas al aire, alguna pequeña escena de sexo (nada explícito), sangre, tiros, muertes y todo lo necesario para pasar 75 minutos entretenido que lo acerca al "blaxploitation" (como bien ellos define como "latinXploitation"). Un metraje corto que le viene perfecto a este tipo de película, pues hacerlo más larga sería ya "aburrida". Insisto en que es una película de "bajo presupuesto" y que su intención seguramente se acerca indudablemente a la "serie B", así que no esperemos grandes actuaciones (es más la mayoría de los actores "sobreactúan") ni una historia que nos haga pensar o que rebose "originalidad" (algún que otro detalle tiene que merezca la pena). Lo que si podremos encontrar es mucha sangre (con buenos efectos de maquillaje) y una Fernanda Urrejola que atrae irremediablemente la mirada como "Mujer Metralleta". Además si tenemos en cuenta de que es cine chileno, pues también es otra razón para echarle un vistazo, aunque después bien podamos "guardarla en el cajón de los olvidos".


La segunda película, llega de Argentina con el título de "Hermanos de Sangre". Con ésta tengo más problema para catalogarla como "serie B", pues me da la impresión de que cuenta con un mayor presupuesto y algo me hace pensar que no estaba realizada con ese propósito, aunque indudablemente su trama y sus escenas la acerquen bastante. Digamos que tiene mucho de "gore", con mucha sangre y mucho sadismo. Aquí también nos presenta a un protagonista "común", pero con la premisa de que es un chico gordo y que no triunfa en ninguno de los aspectos de su vida. Vive enamorada de una compañera del trabajo, que no termina por hacerle caso y además todos a su alrededor lo "putean". Una noche en un "pub" se cruza con un extraño personaje que resultará ser un antiguo compañero del colegio (o eso dice asegurar) y llega a su vida para cambiar todo aquello que le rodea y que le molesta. Dice ser su único y mejor amigo, pero se verá envuelto en una serie de muertes y asesinatos (también habrá tetas de por medio, pero nada de sexo), de los que le será muy difícil escapar. "Hermanos de Sangre" se presenta interesante en su primera parte, y la verdad que el personaje de Nicolás (Sergio Boris en un personaje con similitudes al "Sr. Lobo" de "Pulp Fiction" de Tarantino), el extraño "amigo", es lo mejor de la película. Llega a un punto en dónde (no sé si es que los mismos guionistas no supieron desenlazar o si estuvo así pensando desde el principio) no creo que haya sido el mejor desenlace posible. Es por eso, que entendiendo que a pesar de la mucha sangre que "adorna" la película, en un principio mostraba detalles que la hacían más "seria" de lo que en principio podía aparentar, aunque también tiene sus dosis de "humor" (muy argentino). El problema es que llegado a un punto de inflexión (que en mi opinión resuelven acertadamente), todo lo posterior se vuelve un poco "chorrada", en dónde la hace ver poco creíble y hasta creo que desaprovecha mucho de la naturaleza de los tres personajes, el "gordo" Matías, Nicolás y Belén (una misteriosa adolescente que acompaña a Nicolás). Así que "Hermanos de Sangre" creo que pudo haber dado para mucho más, pero lo dejaremos en que es una buena (ganadora a "Mejor Película Argentina en el Festival Mar del Plata") y entretenida película argentina de "serie B", que sólo "cojea" en su final. Tampoco es para alarmarse mucho, ya que su duración de 83 minutos, también hace que sea de fácil digestión. Es un poco más "rara" que la "Mujer Metralleta", con situaciones un poco más esperpénticas y absurdas (puede que por eso se acerque algo más al "gore"), pero no deja de ser en su contenido algo más "seria", aunque es una película interesante, no da para más que pasar el rato.



Así que una entretenida "doble sesión" de "serie B" y además de películas en español y latinas. Es bueno (aunque no sean de la más alta calidad) encontrarse de vez en cuando con películas así, que también nos sirve para salirnos un poco de la saturación de Hollywood o de los premios "Oscars", "Goyas" o los que sean. También de vez en cuando hay que "bajarse" del "olimpo" cinematográfico y ver cosas, digamos que más "terrenales".

No hay comentarios:

Publicar un comentario