lunes, 31 de marzo de 2014

SAVING MR. BANKS: AMABLE PERO ENGAÑOSA...


Empezaré por decir que esta es una de esas típicas películas que la traducción de su título original en inglés al español (de España o de Latinoamérica) no le hace ningún favor. En España se tradujo como "Al Encuentro de Mr. Banks", que se asemeja en algo al título original (en lo de "Mr. Banks"), mientras que en Latinoamérica (al menos en México) su traducción fue "El Sueño de Walt Disney", que no puede estar peor escogido, buscando obviamente la popularidad de Walt Disney para atraer al público. La traducción literal del título original en inglés sería "Salvando al Sr. Banks" (algo como "Salvar al Soldado Ryan"), pero tal vez la similitud con una película "bélica" pudiera "espantar" a los espectadores. Digo lo del título, por que en verdad la película se trata de eso, de la supuesta "salvación" de "Mr. Banks" ¿Y quién coños es Mr Banks? Todos sabemos quién es Walt Disney, muchos menos sabemos quién es la creadora de "Mary Poppins", así como para poder saber a ciencia cierta quién es "Mr. Banks" (los más fanáticos de "Mary Poppins" de seguro que lo saben). En realidad, aunque la película es producida por "Disney" (la compañía, ya también todos sabemos que Walt Disney está congelado, esperando a que puedan "revivirlo", tal vez en compañía de Michael Jackson), no trata sobre la vida o la obra de Walt Disney. Trata de P. L. Travers (la escritora de "Mary Poppins"), de su niñez y su relación con el tal "Mr. Banks", que claro tiene gran importancia en la obra literaria de "Mary Poppins". Lo de Walt Disney y el proceso de creación de la película que a día de hoy todos conocemos, es el edulcorante, lo que pretende dar colorido a una historia "triste" y "gris" (aunque la película está llena de color y vida).


Disney (como compañía de productos audiovisuales) tiene mucho que ser criticado (y lo haré en la semana), pero también sigue siendo en otros aspectos, sinónimo de "calidad". Por lo menos de hacer las cosas bien hechas. Seguramente el mayor de sus problemas es la "idealización" de que todo lo que sale o produce "Disney" es paradigma de la "felicidad absoluta" y seguramente también ese sea el mayor problema de "Saving Mr. Banks" (prefiero quedarme con el título original). Una compañía que "idealiza" por encima de todas las cosas a su "creador" Walt Disney, no podía ser retratado de otra forma que de un tipo "amable", "sin defectos", "buen jefe", "cándido", "comprensible" y un largo etc. que se podrá uno encontrar en la encarnación de Walt Disney por parte de Tom Hanks. Sinceramente es su mayor escollo y lo que posiblemente haya lastrado a esta película a no tener mayor éxito. Está claro que todo el mundo "admira" a Walt Disney, como fue capaz de levantar un imperio con un simple ratón (y aún existen los rumores de que fue "robado"), pero a mi no se me escapa de que dentro de la industria, también hay muchos que aún pueden recordar quién era en realidad Walt Disney, más allá de sus apariciones en televisión, etc. Y puede que esa visualización algo apartada de la realidad, como si se tratase de Morgan Freeman haciendo de "Dios" en " Bruce Almighty", hayan sido factores para que "Saving Mr. Banks" no haya corrido mejor suerte de cara a los "Oscars" (por ejemplo) en dónde sólo estuvo nominada en el apartado de "Mejor Música". En los BAFTA por ejemplo tuvo mejor suerte en las nominaciones, pero bueno, tampoco me voy a centrar en eso demasiado, porque tampoco es un "pecado". "Saving Mr. Banks" me pareció una muy buena película, que se queda un escalón por debajo de la excelencia, algo que podía haber sucedido si la misma historia no fuese contada por la propia "Disney". Lo que si me parece un "PECADO" de letras mayúsculas es que no incluyeran a Emma Thompson en las nominaciones de "Mejor Actriz" y sí lo estuviera Sandra Bullock  por "Gravity". Es de las actuaciones femeninas que he visto, la que más me ha hecho pensar que tal vez Cate Blanchett sí tenía "competidoras". Seguramente, al igual que con "Blue Jasmine", "Saving Mr. Banks" no sería igual de buena, si no hubiese tenido a la magistral Emma Thompson, que no suele defraudar.



Así que más allá de la interpretación de Emma Thompson como P. L. Travers, autora de "Mary Poppins", la película tiene otros alicientes. Siguiendo con las actuaciones, se puede decir que Tom Hanks no está mal y el resto no desentona, pero sí se puede destacar también una muy agradecida interpretación de Paul Giamatti como el chofer de la Sra. Travers en Los Ángeles. Además tiene una muy buena ambientación de Los Ángeles de los años 60 y al que le guste toda esa parafernalia de los "parques de atracciones" Disney y sus peluches de personajes animados, pues también lo disfrutará (yo lo disfruté). Como detalle (y error cronológico) está que entre los numerosos peluches que la Sra. Travers encuentra en su habitación de hotel en Los Ángeles, hay un peluche de Winnie the Pooh, algo que no podía ser posible, ya que Disney compró los derechos del osito en 1966, dos años después de que se realizara la película de Mary Poppins. Pero detalles (sin importancia) aparte, "Saving Mr. Banks" es una película bien realizada y con una trama interesante. Trata de acercarnos, no a la figura de Walt Disney (espero que algún día haya un "biopic" y que no sea de "Disney", algo menos probable), si no a la de la autora de "Mary Poppins". Está claro que mucha de la trama la ocupa ese proceso "tortuoso" (para Disney) en conseguir que P. L. Travers finalmente accediera a ceder los derechos de su obra literaria (el primer libro de "Mary Poppins"). Dentro de ese proceso, está todo bien "sazonado" con la música y algunas tonadas de las canciones que hicieron de el musical "Mary Poppins" la gran película que es. Resulta tan interesante (aunque también muy "maquillado") dicho proceso, en el que presentan a la Sra. Travers casi como una "arpía" y sobre todo es tan "capturante" la interpretación de Emma Thompson, que seguramente en muchos momentos, preferirías que no fuese constantemente interrumpido con los "flashbacks" de su infancia. Unos recuerdos que son de suma importancia para entender la película y también el trasfondo de la personalidad de la Sra. Travers y el sentido de su obra y por que no quería que fuese un musical y que no fuera animada. Seguramente dichos recuerdos, entorpecen en ocasiones el "ritmo" de la película, además de que Colin Farrell no es un actor para este tipo de personajes ni de películas (hasta que me demuestre lo contrario). Aunque empieza dejando en muy mal lugar el personaje de P. L. Travers, luego lo suavizan algo, mostrando "fragilidad" y "ternura". El cambio propicia también su cambio de opinión respecto a los derechos y finalmente todo parece resolverse de forma "amable", pero deja mucho para entender que la visión que "Disney" nos quiere dar es engañosa. Interesante es que al final, durante los créditos, hacen uso del audio de las grabaciones originales que se grabaron, a petición de la Sra. Travers, de las sesiones de lectura de guión y proceso de creación de "Mary Poppins", como queriendo reafirmar la "personalidad" de la Sra. Travers.


Está claro que "Disney" nos quiere vender su visión de los hechos. Tengo claro que seguramente P. L. Travers era una persona de carácter difícil, como lo retratan en la película, pero también tengo claro que Walt Disney no era tan amable como lo hacen ver y que después de estar 20 años detrás de la Sra. Travers para que le cediera los derechos, su humor (de negociador y empresario) debería de ser "de perro". Las atenciones para tratar de convencer a la autora de "Mary Poppins" de seguro que se dieron, pero no creo que entre los dos no haya habido ninguna situación que requiriera, digamos de un tono más alto o dramático. Posiblemente ese sea un grave error de "Saving Mr. Banks", que es muy lineal en ese aspecto, sin altos ni bajos y hace parecer que hacer una película como "Mary Poppins" es tan fácil como preparar el desayuno, casi como "miel sobre hojuelas". Un Walt Disney que no quisieron retratar como ávido fumador (por cuestiones de imagen) y hacen una leve referencia. Un Walt Disney que en dónde único se puede decir que sale mal parado en toda la película, es cuando no invita a la Sra. Travers a la "premier" de "Mary Poppins". Tampoco lo hacen ver como el "cretino" que seguramente era en muchas ocasiones. Al final todo se resuelve como si de una película "Disney" se tratase, haciendo ver que todo fue "idílico" y que el único que sufrió por 20 años fue Walt Disney para conseguir su objetivo. Creo, después de haber visto "Saving Mr. Banks" (y sin dejarme engañar, sabiendo que es de la propia "Disney"), que la razón de que P. L. Travers vendiera sus derechos a Walt Disney fue por el dinero, como bien se refleja al principio de la película. Que aunque nunca quiso que fuera un musical y que aparecieran pingüinos animados bailando, tuvo que "claudicar" ante todo ello, por que seguramente necesitaba el dinero. Detalle, que posteriormente escribió más libros de "Mary Poppins" y no conforme con su adaptación llevada al cine por Walt Disney, no volvió a venderle los derechos de su obra posterior. No voy a entrar en la valoración de quién estuvo "bien" o "mal", a mi personalmente me encanta la película de "Mary Poppins" y no he leído ninguno de sus libros, pero entiendo ese sentimiento como autor, de dejar que tu "obra" sea "manipulada" por otras manos.


Me quedo, con el trasfondo de la película, aunque posiblemente también esté "manipulado". Me gustó mucho "Saving Mr. Banks", me pareció que más allá de "engaños" para preservar la imagen de su "dios", Disney realizó una buena película, amable, sencilla y entretenida y que tiene además de la música, la ambientación de los años 60 y otros detalles, una gran actuación de Emma Thompson (imperdible). "Saving Mr. Banks" seguramente siendo un "biopic" tiene más de ficción que de realidad (¿pero qué película "basada en hechos reales" no la "transforman" para hacerla más atractiva de cara al espectador?). Insisto, me hubiese gustado que "Saving Mr. Banks" no hubiese venido acompañada del logo "Disney", pero si obviamos ese detalle, también podemos disfrutar de una muy buena película. En muchas listas está catalogada entre las 10 Mejores películas del 2013, sin embargo no estuvo entre las 10 nominadas para "Mejor Película" de los Oscars. Puede que muchos de los académicos aún recuerden o sepan muy bien quién era Walt Disney, el único error de "Saving Mr. Banks". Ahhhh... por cierto, que después de criticar las traducciones del título original al español, no he dicho quién es "Mr Banks". Bueno, pues el que no lo sepa, le diré como a mi chica cuando empezamos a ver la película: "Ve la película y te enterarás. Tampoco lo sé todo, de seguro que nos lo dicen".

No hay comentarios:

Publicar un comentario