miércoles, 23 de abril de 2014

LA ASOMBROSA TELARAÑA DE MARC WEBB


Aunque soy mucho de "cómics" y de "superhéroes", siempre he dicho que "Spider-Man" no es precisamente mi personaje favorito. Recuerdo muchos cómics de "Spider-Man" en mi casa de pequeño, para los años 80. La mayoría eran de mis hermanos mayores, también había de "Dardevil", "X-Men" (mis favoritos) y "Excalibur" (me encantaban y ojalá algún día hagan la película, a ver si se animan). Todos ellos tienen el factor común de que son de Marvel. Ya cuando yo era más mayor (adolescente) me aficioné a "Batman" y "Supermán" y era la época en la que pensaba que DC superaba a Marvel, algo que hoy en día cuestiono bastante (al menos con sus películas). Pero en fin el punto es que "Spider-Man" estuvo presente en mi niñez como en la de la mayoría de niños de los 70-80 y siempre me resultaron más atractivos personajes como "El Duende Verde" o "Dr. Octopus" (mi favorito), por eso es que cuando después del éxito de la primera película de "X-Men" (2000), se estrenó "Spider-Man" (2002) de la mano de Sam Raimi (un director que me llamaba mucho la atención, pero que terminó por decepcionarme) esperaba lo "mejor". Siempre he dicho que en general, la "trilogía" de "Spider-Man" dirigida por San Raimi nunca me terminó de convencer (y eso que está dentro de mi "filmoteca"). No se pueden decir que sean "malas" y no hay duda de que fueron un gran éxito de taquilla, pero siempre hubieron elementos que no me gustaron, como la decisión de tener a un Williem Dafoe como "Duende Verde" y ponerle una máscara chafa que hizo que la película se semejara más a la estética de los "Power Rangers". Las escenas entre "Spider-Man" y "Duende Verde" me resultaron ridículas e irrisorias. Siempre que veo esa película, sigo pensando lo mismo, se desaprovechó a un gran actor, metido dentro de una máscara que no ayudó para nada. Aún así la película no estaba mal, lo que hizo que cuando me enteré que venía una segunda y con el villano "Dr. Octopus" interpretado por Alfred Molina, me emocionara aún más, pero al mismo tiempo la decepción fue mayor. Ya sé que para muchos es la mejor de las tres de Raimi, pero a mi también me decepcionó tanto el personaje de "Dr. Octopus" (y su historia), que no me parece que sea la "mejor". Decían que la película sería mucho más "oscura" (no sé por que la mayoría de la gente asocia ese adjetivo con "calidad"), pero yo encontré un villano muy parecido al despropósito de Schwarzenegger com o "Mr. Freeze" en "Batman & Robin". Vamos que con "Spider-Man 2" finalmente desistí en darle un voto más de confianza a Sam Raimi, ya que las dos películas no terminaron de agradarme del todo, eso sin contar que nunca me gustó Tobey Maguire como Peter Parker y nuca me ha gustado James Franco. La única que de verdad me hacía prestar mis ojos a visualizar "Spider-Man" era Kristen Dunst y eso que tampoco puedo decir que sea la gran maravilla. Ya cuando salió "Spider-Man 3" en los cines, no fui a verla y eso que salía "Venom". Menos mal que no pagué por ir al cine a verla, por que sin duda es un gran despropósito y conllevó a que se suspendiera la realización de una cuarta película.


Tampoco fui a ver al cine el "reboot" de Marc Webb con "The Amizing Spider-Man" al cine. Pensé que era muy temprano para "relanzar" una franquicia que estaba aún muy fresca. Tenía el inconveniente, de que teniendo la "trilogía" de Sam Raimi tan presente, los más "fanáticos" del director de "The Evil Dead" siempre (pasará lo que pasará) nunca aceptarían que otro director pudiese hacerlo mejor y para aquellos que no les terminó de gustar la "trilogía" anterior de "Spider-Man" (como a mi) se abstendrían de ir al cine a ver la nueva, pues aún tenían muy reciente en la memoria el "fracaso" (no tanto de taquilla) de "Spider-Man 3". Ya Marc Webb lleva dos películas del "Asombroso Hombre-Araña" y en cuestiones de taquillas no llegan a tener el éxito de las películas de Raimi, pero su segunda película está siendo considerada por muchos "fans" de "Spider-Man" la mejor de todas la películas del "superhéroe arácnido". Yo reconozco que cuando finalmente vi la primera película de "The Amizing Spider-Man" en la tranquilidad de mi casa, no me sorprendió para nada. Prácticamente repetía la misma fórmula usada por San Raimi (con un "Spider-Man" algo "oscuro", con sus "ojos" negros), la diferencia es que la historia regresaba en el tiempo y volvían a contarnos la historia de cómo Peter Parker se convierte en "Spider-Man". En este caso, he de decir que es menos efectiva que la anterior, posiblemente por el hecho de que la historia ya estaba presente en la memoria de la mayoría de los espectadores, decidieron no entrar en mayores detalles (para mi un error, ya que no siempre tienes que pensar que todos ya tienen información adicional a lo que ven). Sí es verdad que a diferencia, aquí se centran en el pasado de los padres de Peter. Son pocas las escenas en las que salen, pero es el nexo de unión entre Peter Parker y el Dr Connors, es decir entre "Spider-Man" y "Lagarto". "The Amazing Spider-Man" no es una gran película, es más bien una película más del montón, pero bastante correcta en su cometido y al menos no terminó por decepcionarme como si lo habían hecho las tres anteriores de Raimi. Andrew Garfield le da una nueva dimensión al personaje, algo más "extrovertido" y hay mucha más química entre él y su contraparte femenina Emma Stone (siempre está fabulosa) como Gwen Stacy y eso también gana enteros. Además, me parece que Rhys Ifans está mejor utilizado que por ejemplo Alfred Molina o Williem Dafoe. Además tenemos a un Denis Leary que como jefe de policía y padre de Gwen, le da mucha importancia, no solo a la película, si no a lo que vendrá después.


Y lo que viene después es "The Amazing Spider-Man 2", una acierto casi en su totalidad y que supera con creces a su antecesora y mejora notablemente lo realizado por Sam Raimi (lo siento, pero la comparación es obligada). Aquí, eso de "segundas partes nunca fueron buenas"se va al traste y es que "Spider-Man" logra enganchar en su conjunto, pero especialmente en la relación entre Peter Parker y Gwen Stacy (ya poco se acordarán de Mary Jane, aunque volverá). No soy seguidor de Marc Webb, que tomó notoriedad con su primer filme (y único antes de "Spider-Man") "500 Days of Summer" (que para muchos es de "culto") y que a mi no me resultó la "gran" cosa, después de escuchar tanto de ella. Lo que sí está claro que Marc Webb se le da muy bien filmar escenas de "amor adolescentes" (de esas ñoñas e intrascendentes) y tengo que aceptar que me gusta mucho la historia de amor entre "Spider-Man" y Gwen. Pero dejando eso a un lado, creo que "Electro" (Jamie Foxx) es el "mejor" villano hasta la fecha, el que mejor está trabajado y el que más satisfecho puede dejar al espectador. Parece mentira que se pueda decir esto en un tipo de película como "Spider-Man", pero Jamie Foxx hace un gran trabajo interpretativo. Algo más desaprovechado está Paul Giamatti como "Rhino" (decepciona bastante su apariencia, quién sabe si lo arreglen), aunque tiene el "honor" de "abrir" y "cerrar" la película, dejándonos claro que volverá en una futura película. Otro acierto es el personaje de Harry Osborn (aunque muchos echaran de menos al primer "Duende Verde") que también aporta gran interés en su personaje y su futuro en la saga, al igual que su asistente Felicia Hardy. Hay muchos personajes del "mundo" de "Spider-Man" que dejan claro que habrá mucho más y además nos deja con ganas de verlo. Eso sin contar la importancia que cobran los padres de Peter Parker, aún mayor que en la primera película, con una primera escena que puede llevar a muchos en pensar que los padres de Peter Parker pueden tener mayor repercusión en el futuro. Yo reconozco que fui a ver la película al cine (en "viernes santo" y después de un tremendo temblor en México) por que no había otra cosa que me llamase más la atención y cuando salí de la sala de cine, salí más que satisfecho y sorprendido de lo que mucho que me había gustado esta segunda parte. Será otra vez cuestión de las expectativas con las que vayas a ver una película. Mis expectativas eran "bajas", pero he de decir que "The Amazing Spider-Man 2: Rise of Electro" es la película de "Spider-Man" que más me ha gustado, con grandes dosis de acción, humor, romance y drama... hasta sus momentos "tristes" tiene. Y lo más importante, efectiva casi al 100% y además logra hacer que su antecesora gane enteros en forma de unidad y correlación (la vi otra vez después de haber visto la segunda y me pareció algo mejor, creo que su cercanía con "Spider-Man 3" no le ayudó mucho).



Para el espectador "común" (la mayoría, como yo), "The Amazing Spider-Man" les hará pasar un buen rato y seguramente se divertirán con un "Spider-Man" más parecido (estéticamente, recupera sus "ojos" blancos) al del "cómic" y mucho más "vacilón". Para el ya aficionado a la "tira cómica" y que sabe todo (o casi todo) del "mundo" de Spiderman, encontraran que esta película se asemeja más a lo que ya conocemos (aunque siempre he dicho que en una película no se puede "copiar" exactamente todo lo del "cómic"). Verán personajes que si bien en esta película no tienen mayor presencia, si te anuncian de que lo que viene y si logran seguir el camino que ahora han decidido seguir, puede que "Spider-Man" al final tenga las películas que de verdad se merece. Tal vez no sea de la "mejores" dentro del género, pero sí se les acerca bastante.



No hay comentarios:

Publicar un comentario