martes, 22 de abril de 2014

LA CHAMPIONS "ECLIPSA" LA LIGA


Después de la Final de la Copa del Rey y la posterior "resaca" madridista (aunque aún sigo recibiendo críticas que me califican de "anti"), pasó la Jornada 34 de La Liga, en la que el Real Madrid no tuvo que jugar, supuestamente para poder "preparar" mejor su duelo de Champions contra el Bayern de Munich. Vaya por delante que si la postergación del partido Valladolid vs Real Madrid (correspondiente a la Jornada 34) sirve para que el Real Madrid obtenga la clasificación a la Final de Champions, bienvenido sea. Pero algo me dice que la victoria sobre el Bayern de Munich poco tendrá que ver con el no haber jugado ese partido. Es más, cuidado si no les perjudica (por excesivo descanso). Yo la verdad es que no lo termino de entender, en principio ya se sabía que tanto Real Madrid como Barcelona verían sus partidos postergados si lograban llegar a las "semifinales" de Champions, pero cosas de la vida el Barcelona se vio fuera, mientras que el Atlético de Madrid fue el que llegó junto con el Real Madrid. En principio la excusa no era realmente la Champions, más bien era la Final de Copa del Rey disputada entre Barcelona y Real Madrid, y por esa razón el Barcelona terminó jugando su partido el domingo, mientras que el Atlético de Madrid jugó el viernes, para que tuviera más días de descanso antes de su partido contra el Chelsea. Digo que no lo entiendo, por que en un principio la Final de Copa se jugaría cercana al fin de semana, primero se habló de "viernes santo", después del jueves y finalmente se adelantó al miércoles, lo que para un equipo como el Real Madrid, acostumbrado y formado para jugar partidos los fines de semana y entre semana, bien podrían haber jugado el sábado su partido de Liga, lo digo de verdad y con todo el convencimiento. Lo que pasa es que en esta Liga en la que la mayoría de los equipos se juegan algo, el aplazamiento me parece desvirtuar la competición. Está bien que la FEF quiera agradar a sus equipos, pero no era tampoco tan necesario. Lo que está claro es que se quería agradar al Barcelona y al Real Madrid, pero la eliminación del Barça por parte del Atlético de Madrid, trastocaron los planes, lo que hicieron también querer tener un "guiño" con el equipo de Simeone, pero bien se podrían quejar por no tener los mismos días de "descanso" que el Real Madrid para preparar su partido de Champions. ¿por qué no decidieron también aplazarlo? o si la razón era que el Atlético no jugaba el miércoles la Final de Copa del Rey, ¿por que no adelantar aún más el partido del viernes? El caso es que desde el viernes a hoy martes, el Atlético de Madrid ha tenido tres días de "descanso", los mismos que hubiese tenido el Real Madrid de haber jugado el sábado contra el Valladolid (con dos días  entre el miércoles de la Final y el sábado). No olvidemos que este año, todos los equipos que han jugado en Champions, han jugado la jornada anterior en sábado (sin importar si el partido era martes o miércoles). Vamos, que yo no entiendo por que han tenido que "desvirtuar" la competencia liguera.


Pero bueno, esperemos que al final no tenga mayores consecuencias. para el Real Madrid significa que ahora está a 6 puntos del Atlético de Madrid y a 2 del Barcelona, que lo aventaja en la tabla, pero con un partido menos. Mientras que el Valladolid ve más cerca el descenso con el Getafe (que cierra el descenso) empatado a puntos y el Almería con dos menos. Tiene el alivio de que tiene un partido menos, pero la incertidumbre de que es contra uno de los tres primeros y el "todopoderoso" Real Madrid. Muchos entienden que son tres puntos que ya están repartidos, pero los partidos hay que jugarlos y de aquí a que se juegue ese partido aplazado habrán pasado dos jornadas más, con 6 puntos en juegos, que bien pueden cambiar muchas cosas, tanto por arriba como por abajo. Trataré de quedarme por ahora con los partidos que si se jugaron, dónde el Atlético sumó tres puntos más y resto un partido menos de cara a poder ganar La Liga. Lo hizo con un 2-0 ante el Elche, dónde no hubo mayores dudas. El que regresó a la senda de la victoria con más "dudas" fue el Barcelona, que jugaba en casa, ante el escrutinio de su propia afición. Hubo momentos que el aficionado azulgrana se esperaba lo peor, cuando Aduriz logró adelantar al Athletic de Bilbao y el Barcelona parecía no tener forma de reaccionar. Hubo pitos, principalmente para Pinto, que deja claro que no es portero para suplir la baja de Víctor Valdés (aunque tiene paradas de mérito). También pitos a Alves, que sin duda es de los más señalados del partido de la Final, fue brasileño el que perdió el balón ante Isco en el primer gol del Real Madrid y no estaba cubriendo la su banda derecha, cuando Bale apareció en el segundo gol. Pitos para Cecs y lógicamente para Martino, sin embargo Messi (que ha estado muy por debajo de su nivel) salió impune por parte del aficionado. Merecidamente tal vez, pero tampoco fue el jugador de años atrás, aunque su gol de falta directa le diera el triunfo al Barcelona. Pedro, que debería de ser titular, marcó el del empate. Creo que pocos echaron de menos a Neymar y eso que el Barcelona no fue el equipo que muchos esperaban de vuelta. Fue un bonito partido, con un Athletic que salió a jugarle al Barcelona, con un Aduriz que bien podría ser de las "sorpresas" (si es que las hay) de la lista de Del Bosque para el Mundial. Valverde sorprendió al no sacar a Mikel Rico de inicio y tampoco apostó por un esquema "defensivo" (nada de dos líneas de 4) y sólo le faltó mayor fortuna de cara a gol, como en la preciosa chilena de Aduriz que se estrelló en el palo. Después en un partido bastante disputado, en dónde el Barcelona mantenía más el balón y trataba de llegar a la portería de Gorka, pero en muchas ocasiones sin ideas y en otras eran desbaratadas por Iraizoz. Finalmente una vitoria sobre el 4º clasificado, que aún les da opciones matemáticas de poder ganar La Liga, pero que no creo que haya disipado muchas dudas, que puede que aparezcan cuando entre semana vean tanto al Real Madrid y Atlético de Madrid jugar en Champions.


Pero antes de entrar en los partidos de Champions, La Liga también nos dejó en un Betis vs Rayo, a unos prácticamente descendidos (con la triste imagen de Paulao, que fue decisivo en los dos primeros goles del Rayo y pidió el cambio cabizbajo) y a los otros casi con la salvación lograda. El Betis aún puede salvarse, pero para eso, tendría que ganar los cuatro partidos que les quedan y que el Valladolid (por ejemplo, sin contar Getafe y Almería) perdiese los 5 partidos que les quedan (incluido el aplazado contra el Real Madrid, que si se hubiese jugado y ganado el Valladolid, supongamos, el Betis ya estaría matemáticamente descendido). En la misma situación que el Rayo, se encuentra el Málaga de Schuster que ha ganado al Villarreal que pierde fuelle y se puede quedar incluso sin Europa League. La diferencia es que mientras que Paco Jémez es elogiado por muchos, Schuster es criticado en Málaga y él les recuerda que tiene una cláusula en el contrato que se amplia un año más de quedar entre los 10 primeros. Ahora es 10º. El Sevilla le metió un repaso al Granada por 4-0 y le mete presión al Athletic por el 4º puesto de Champions, poniéndose a sólo un partido y jugando la próxima jornada entre ellos en San Mamés. Pero antes tendrá el jueves que enfrentar en Europa League a un Valencia que empató contra el Osasuna. Por su parte la Real Sociedad logró imponerse al Espanyol por 2-1 y siguen aún con opciones de estar en Europa la temporada que viene. Ya sólo quedan cuatro jornadas y un partido postergado, antes de que todos estemos esperando el Mundial.


Y brevemente, hoy el Atlético de Madrid recibe al Chelsea de Fernando Torres (que no será titular, salvo sorpresa), un equipo muy parecido a lo que viene mostrando Simeone. Creo que será un partido muy disputado y en dónde las tácticas defensivas serán protagonistas. En las delanteras, creo que el Atlético de Madrid cuenta con ventaja con Diego Costa, ya que en el Chelsea, su propio entrenador se ha encargado de "destrozar" a sus propios delanteros. Algo que no es para nada nuevo. Aún así, me voy arriesgar y apuesto por un resultado amplio para los de Simeone. Les doy la confianza de un 3-0 a favor. Mientras que por su parte, no creo que el Real Madrid lo vaya atener tan fácil, aunque también abogo por la victoria. Es difícil pensar que el Bayern no marque gol, pero también confío en que Casillas mantendrá la portería a 0 y que el Real Madrid viajará a Alemania con un resultado favorable de 1-0. No he visto los partidos del Bayern en su liga, pero si en la Champions y a mi, aunque es un gran equipo, no me termina de convencer. Después de saber su cruce contra el Real Madrid sí vi los partidos contra el Borussia Dortmund y el del fin de semana contra el colista. Tampoco me convencieron y por lo que dicen los de Guardiola están en una "baja forma". Yo aún así no me confío demasiado. Ya veremos que pasa y como se presentan los partidos de "vuelta".

No hay comentarios:

Publicar un comentario