lunes, 21 de abril de 2014

LA PELÍCULA: LOS NIÑOS LOBOS


Como me suele pasar muchas veces, "Los niños lobos" es una película de esas que casualmente me encontré por internet. Me llamó la atención de que trataba el tema de la "licantropía" y era una película "anime". Pensé que si a mi chica desde siempre le han gustado los "hombres lobos" y a mi la animación japonesa (aunque también compartamos los gustos), sería una excelente película para ver juntos. Ya luego (también por internet) me fui enterando de que su director es Hosada y que supuestamente está llamado a ser el relevo de Myazaki, además de que fue elegida la mejor película de animación japonesa en el 2012, por la misma Academia de Cine de Japón y también obtuvo similar premiación en el Festival de Sitges en 2012. Hace ya dos años de eso y yo me vengo a enterar ahora y después de haber visto la película. Normalmente prefiero ver las películas sin tener demasiada información sobre ella (algo que definitivamente hace que tu juicio de valor varíe para bien o para mal, cuando decides al final verla). Así que vimos "Los niños lobos" sin tener mayor información de que trataba de eso que decía el título, de unos "niños-lobos" y que la animación se veía increíble.


Pues empezaré por decir, que es otra "joyita" de esas inesperadas. Una película que se disfruta de principio a fin y que te deja con la muy buena sensación de haber visto algo más que una simple película de "animación" y "hombres lobos". Esta película es "imprescindible" para todos aquellos que gusten del "anime" y también para aquellos que se sientan fascinados con el "mundo" de la "licantropía", aunque su visión oriental diste bastante de la tan acostumbrada visión occidental sobre los "hombres lobos". Si bien empieza un poco "atropellada" y con un ritmo algo lento (es una seña de identidad de la animación japonesa en muchas de sus películas o series), una vez que entra de lleno en lo que te quiere contar, la forma en que te lo cuenta termina por capturarte y cautivarte. Para no alargarme mucho (y sin querer entrar tampoco en detalles), todo inicia con una joven universitaria que conoce de un extraño joven. Se enamoran y él le cuenta su "secreto", a ella no le importa y fruto de su amor nacen dos niños, una hembra (Yuki) que es la que cuenta la historia y un varón (Ame), su hermano pequeño. Este es el inicio que bien puede causar "pereza" en muchos espectadores, pero si decides verla y eres uno de ellos, no desesperes, lo mejor está por venir y verás que el inicio es más que necesario, pero para nada lo importante dentro de la fábula que nos quiere contar Hosada.


Lo que Hosada nos quiere contar es cómo crecen y se desarrollan unos "niños lobos" en un "mundo" de seres humanos. Todas sus complicaciones, sus "miedos", el estar "escondidos" ante el temor de ser descubiertos y sobre todo su "lucha" interna entre ser "lobos" o "humanos". Todo esto nos lo presenta bajo una narrativa, que si bien muchos entienden que puede ser lenta (no esperen escenas de grandes acciones y movimiento frenético, para eso están las películas "Marvel") es efectiva al 100%, haciendo más hincapié en lo "psicológico" y lo "natural", que centrándose en lo que siempre hemos visto de los "hombres lobos"... la transformación (aquí es muy sutil y hasta imperceptible), lo animal y bestial (se trata de una forma más amable y se puede decir que ecológica) y el "terror" que crean en los humanos (algo que no se toca ni se percibe en ningún momento). "Los niños lobos" no deja de ser una "fábula", de esas en las que los animales "interactuan" de una forma natural con los humanos, con mucha naturaleza alrededor, lo que hace que la película al mismo tiempo esté dotada de una gran belleza "natural". Pero lo que realmente resalta de dicha fábula, es como los dos "niños lobos" afrontan sus destino y deciden marcar su propio camino, algo que no les será fácil y también les traerá conflictos entre la propia "manada" (aunque sean solo dos). No quiero abundar más sobre la historia, por que creo que sería estropear la "sorpresa" que supone el que te vayas metiendo en la historia, queriendo saber más y hacían dónde se dirigen y como concluirá. Habrá de todo y para todos los gustos. No creo que nadie quede decepcionado ante el desenlace y incluso muchos entenderán la "moraleja" tan clásica (y necesaria) de este tipo de "fábulas". A mi me encantan, desde que de pequeño uno de mis libros favoritos eran las "Fábulas de Samaniego" (me gustaban muchos sus ilustraciones). Así que "Los niños lobos" a pesar de un inicio un tanto "dudoso" (hasta con algo de "zoofilia") es una gran película para adultos y que también es ideal para los niños, que con cierta edad pueden, si no sacar sus propias conclusiones, hacerse cuestionamientos acerca de lo que sucede. Para mi una gran sorpresa y una de la mejores películas de animación que he visto en los últimos años. Tienen escenas verdaderamente fabulosas y que nada tienen que envidiar a esas otras películas que tan acostumbrados estamos a ver en los cines o en los "premios". "Los niños lobos" es un "peliculón" (al menos en mi opinión) que se merece un "Aaauuuuuuuu!!!" en toda regla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario