martes, 27 de mayo de 2014

ANCELOTTI Y NADA MÁS!!!


He sido muy crítico con el Real Madrid (en los últimos años) y seguramente lo seguiré siendo por el resto de mi vida (o mientras siga sintiendo "pasión" por ese escudo). Yo fui uno de los que creía de verdad que Florentino Pérez (en su primera etapa de Presidente) era un "Ser Superior" con la llegada de jugadores como Figo, Ronaldo, Beckham y sobre todo Zidane (al que siempre admiraré como jugador), pero aquello terminó de muy mala forma y deportivamente tampoco supuso una gran éxito si se tiene en cuenta los millones invertidos. Aquella primera etapa de Florentino se fue al traste con sólo (en títulos digamos que "mayores") dos Ligas y una Champions (La Novena) y fueron conseguidos por Vicente Del Bosque, al que se le echó de mala gana conjuntamente con el que era el capitán, Fernando Hierro. En aquella primera etapa, uno de los grandes fichajes (y el único español) de Florentino fue Sergio Ramos, que llegó mediante pago de cláusula y en su tiempo muchos entendían que era mucho dinero para un defensa y además lateral derecho. Sin embargo otros tantos veían en el sevillano el sustituto perfecto (incluso con mejor proyección) de Michel Salgado. Heredó el número 4 que dejaba vacante Fernando Hierro y el tiempo ha querido que ha día de hoy sea tan importante como el capitán y central malagueño, además en la posición de defensa central. No suelo esconderme en cuento a mi preferencia por Ramos, a mi siempre me ha gustado más de lateral que de central. Siempre he pensado que tenía mucha más llegada y mejor desempeño defensivo en el lateral derecho. Está claro que esta temporada bajo el mando de Ancelotti, Sergio Ramos, sin abandonar su posición de central he encontrado aquella llegada que había "perdido" en los últimos años. Pero aún así, me parece exagerado que ahora todos hablen de que Sergio Ramos merece el próximo "Balón de Oro". Lo que sí tengo claro es que Carlo Ancelotti nos ha dejado disfrutar de la mejor versión del sevillano.


Pero regresando a Florentino, que me tenía "obnubilado" en su primera etapa, cuando llegó en su segunda, prometió que "no volvería a cometer los mismos errores" y aunque ahora todos sonríen con "La Décima" yo sigo pensando que sí está cometiendo los mismos "errores". Hasta la fecha, después de 5 temporadas y muchos millones de por medio, puede presumir de una Liga, una Champions (que sí, que es "La Décima") y dos Copas del Rey (algo que no se conseguía desde hace mucho). Yo era de los que pensaba que esta segunda etapa terminaría como aquella primera. Incluso llegué a leer, días después que el Real Madrid "regalase" La Liga, que Florentino había dicho en su círculo más cercano, que si no se ganaba "La Décima" dejaba la presidencia. No sé cuan cierto fuera, pero si creo que de no haberla ganado, hubiese sido un fracaso. Sergio Ramos (su primer fichaje español) hizo que todo lo demás fuera posible. Con esto quiero decir que uno puede ser partícipe de la alegría desbordada por conseguir la Champions, pero creo que esa alegría no debe de "obnubilar" que el Real Madrid de Florentino estuvo a escasos 2 minutos del "fracaso" deportivo. Algo que no pasó en parte por que Ancelotti fue coherente en sus cambios (si bien pudo haberse equivocado en su planteamiento inicial) e hizo que el Real Madrid en términos generales fuera mejor. No fue el gol de CR7 de penalty el que logró "La Décima".


Y es en la figura de Ancelotti (más allá de en la de Sergio Ramos) en la que me quiero centrar como clave del éxito, aunque también haya sido crítico con el italiano. Incluso llegué a decir, cuando perdían la oportunidad de ganar La Liga de forma incomprensible, que tenía que ser destituido inmediatamente. No me retracto de ello, por lo memos digo las cosas como las pienso en el momento (en caliente), no después cuando todo es mucho más bonito. Y es que viendo el "cariño" que la plantilla le ha profesado al entrenador italiano y su manera de perder el ridículo cantando una canción dedicada al Real Madrid, ha hecho que, como decía Luis Aragonés, Ancelotti haya terminado por "encandilarme". Puedo decir que para beneficio de Ancelotti, mi relación con su trabajo ha sido de "amor" y "odio", aunque siempre me ha caído bien como persona. No tengo ninguna duda (como se pudo ver) que esto no hubiese pasado con otro en el banquillo. No al menos con Mou y hasta en eso me alegro que se haya hecho justicia. El portugués no merecía ganar una Champions con el Real Madrid (mucho menos una tan importante como "La Décima"), sin embargo sí puedo decir lo contrario respecto a Carlo Ancelotti. El fútbol (con sus cosas buenas y malas) necesita entrenadores como Aneclotti o Del Bosque para que siga manteniendo sus "bases". Puede que se equivoquen en ocasiones, pero al final serán reconocidos por sus triunfos y la Champions es un gran triunfo de Ancelotti, más que de sus jugadores, que no dudaron de interrumpirle en la rueda de prensa posterior a la Final con cánticos, dejando claro quién es el gran artífice de esta victoria. Y digo lo de sus jugadores, por que sinceramente hay alguno que otro en esta plantilla que a mi entender no merecen tales elogios. Pero sí recuerdo que, aunque lo haya criticado, una vez dije y con todo el convencimiento, que Ancelotti era lo mejor que el había pasado al Real Madrid en esta segunda etapa de Florentino, más aún cuando llegaba después de tres años muy convulsos y difíciles. Espero que Florentino haya aprendido la lección y trate de retener a Ancelotti, aunque el año que viene no se gane la Champions, pero sí La Liga. Siendo claro, antes que salir del entrenador italiano, prefiero salir de Cristiano Ronaldo (pero eso ya es otro debate).


Ancelotti llegó para suplir y hacer olvidar a Mourinho (que ya lo mejoró en el Chelsea) y aunque yo lo mencione, creo que está claro que ya pocos de los que lo defendían, pueden seguir teniendo motivos. Con el mismo equipo, sólo la inclusión de Bale y sin Özil, ha logrado en su primer año un "doblete" con "La Décima" incluida. Por cierto, aún no he escuchado al italiano hablar de que ha conseguido su tercera Champions como entrenador, cuando el portugués lo anunciaba incluso antes de ganarla. Ya por eso Ancelotti merece mis respetos. No me ha gustado la suplencia de Casillas en La Liga, pero he de reconocer que ha sabido manejar con gran soltura un inmenso "marrón" que le habían dejado. Muchos (casi mayoría) de los llamados "madridistas" (que más bien eran "mourinhistas") querían al Capitán fuera del club por que supuestamente era "el topo" y culpable de que Mou decidiera no continuar, entre otras cosas más. Ancelotti sabía que tenía dos frentes abiertos con la afición, así que decidió manejar primero a la facción más radical (y lo que estaba más reciente en el tiempo) dándole la titularidad a Diego López, para después conformar a los que estaban en el ostracismo, pero que valoraban la historia y los iconos del club para reafirmar a Casillas en Champions y Copa. Poco a poco el debate se fue olvidando y sólo salía a flote cuando alguno de los dos fallaba (pero muy levemente. Ancelotti nunca hizo aspavientos ni malas caras). El beneficio es que logró al final que ambas aficiones divididas estúpidamente por un portugués, volvieran a estar unidas. Luego estuvo lo de Di María, que gustos aparte (a mi no me gusta el jugador argentino) también tuvo su polémica. El club (y Ancelotti mediante) prefirió al argentino sobre Özil y en invierno reclamaba su salida si no le daban más minutos, con un feo gesto a la grada del Bernabéu. Ancelotti siguió fiel a su estilo y pensamiento y al final el argentino le devolvió la confianza que se puso en él. Insisto que a mi no me gusta Di María, pero he de reconocer que Ancelotti no se equivocó con el argentino, como se puede decir que no se a equivocado con ningún jugador. Hasta a Coentrão le hemos visto sus mejores partidos vestido de blanco. Puede que haya sido algo injusto con Isco, que empezó muy bien la temporada y se vio perjudicado con la entrada de Bale. Yo por ejemplo hubiese preferido a Isco antes que a Di María, pero está claro que el esquema y el sistema no hubiese sido el mismo. Insisto, Ancelotti puede tener decisiones que gusten más o menos, que sean mejores o peores, pero al final cuando toca hacer balance, el italiano sale ganando. Me pasa como con Del Bosque, al que siempre hay detalles con España que no me gustan (como la llamada de Torres para el amistoso contra Bolivia), pero al final (y esperemos que así sea para el Mundial) termina acertando y nunca con grandes aspavientos, siempre desde la mesura y lo correcto. Como Ancelotti, que sólo perdió los "papeles" cantando en el Bernabéu.


Me sabe mal lo de La Liga, porque hubiese sido perfecto, pero pasada ya la temporada, creo que el italiano fue víctima de las "obsesiones" y "urgencias" del propio club. ¿Se imaginan que el Real Madrid hubiese ganado La Liga pero perdido la Champions? La alegría no hubiese sido la misma y seguramente aún con un "doblete", se hablaría de fracaso. Este Real Madrid de Florentino ha sido "construido" para "La Décima", ahora que se logró, espero eso conlleve que se puedan "arreglar" ciertos aspectos deportivos, pero deberán de venir de la mano de Ancelotti. No creo que esos "arreglos" pasen por fichar a Luis Suárez (por ejemplo), para mi esos cambios empiezan por tratar de mostrar algo más en el terreno de juego y construir un equipo que no gire alrededor de un sólo jugador (por que se nota demasiado). También pasa por no gastar tantos millones (mucho más en los tiempos que corren) y sinceramente, acercar más al club a la gente normal. Bajar un poco de esa nube de "prepotencia" en la que se ha instalado y que tan bien refleja su "estrella" CR7 (aunque del portugués ya hablaré en otra ocasión). Después de unos años "peleado" con mi afición al Real Madrid, hoy puedo decir que con Ancelotti y "La Décima" vuelvo a empezar la "reconciliación". Aún hay cosas que no me gustan y lo digo claro, pero espero que vayan desapareciendo con el tiempo, por ahora mi "romance" con el Real Madrid pasa por Ancelotti, Ancelotti, Ancelotti y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario