jueves, 29 de mayo de 2014

CINE ESTRENO: X-MEN: DÍAS DEL FUTURO PASADO


Antes de que llegaran "Los Vengadores" al cine, antes de "Iron Man", "Thor", "Hulk" y "Capitan América", inclusive antes de la primera película de "Spider-Man" (de Sam Raimi) los primeros en llegar al cine y ocasionar toda esta oleada de películas de "superhéroes" y en específico de personajes "Marvel" fueron los "X-Men". Incluso el "Batman" de Nolan llegó cinco años más tarde que el estreno de la primera película de "X-Men" dirigida por Bryan Singer, que sinceramente nos demostró que se podían hacer películas de superhéroes que fueran "serias" y con unos personajes no tan "superficiales". Claro que el "universo" de los cómics de "X-Men" también se prestaba mucho para poder explorar más allá de los poderes mutantes, en los conflictos humanos que esos mismos poderes generaban, no sólo en los mutantes, también en los que los rodeaban. "X-Men" funcionó por que la historia que se presentó era una muy sólida, con personajes atractivos y que aunque poseían poderes de diversos tipos, siempre lo que llamó la atención fue sus propios conflictos, tantos personales como entre ellos mismos, centrándose en la relación entre el Profesor X y Magneto (más en este último). Ya la primera película te engancha con una de los mejores "openings" en este tipo de películas, con una escena en un campo de concentración nazi y un niño que puede mover los metales, como si de un imán se tratase. Ya con eso, capturas la atención del espectador para el resto de la película. Muchos rumores hubieron antes de la filmación con respecto a los actores y ese fue otro gran acierto. Bryan Singer apostó casi en su totalidad por actores pocos reconocidos, no al menos pertenecían al "mainsteram" cinematográfico. Patrick Stewart tenía mucha popularidad por los espectadores de televisión, más en concreto por los que seguían la serie de "Star Trek: La Nueva Generación", pero muy poco en el cine, mientras que Ian McKellen aún no estrenaba (lo haría al año siguiente) "El Señor de los Anillos" como Gandalf, hasta el momento era un actor reputado en círculos más cerrados y su casi momento de gloria le llegó con la nominación al Oscar a "Mejor Actor Secundario" por la magnifica película "Dioses y Monstruos" (1998). Otra que aún no entraba en las actrices más solicitas y mejor pagadas, era Halle Berry que ganaría su Oscar por "Monster Ball" al año siguiente de estrenar "X-Men", pero que sí ya había trabajado para directores como Spike Lee o Tony Scott y compartido reparto con nombres ligados al éxito taquillero como Bruce Willis o Kurt Russell en "blockbusters de acción", eso sin contar su participación en "Los Picapiedras" y que fuera la chica elegida por Warren Beatty para su película "Bullworth", así que se puede decir que Tormenta era la que venía con un cartel más conocido por el público en general. Aún así, las dudas estaban puestas en Lobezno, que en un principio hasta se rumoreó que iba a ser interpretado por Robert de Niro, ¿se imaginan? Pues yo, que soy fan incondicional de De Niro, he de decir que la mejor elección fue la de Hugh Jackman. No creo que haya Lobezno mejor que el actor australiano, que para aquel entonces era un completo desconocido y ya lleva 7 películas interpretando al mutante Logan y dice que quiere seguir haciéndolo. Así que "X- Men" llegó a los cines con la repercusión de que se trataba de uno de los cómics más famosos de todos los tiempos, pero con la incertidumbre de cómo funcionaria en la gran pantalla. Tal fue su éxito que inmediatamente se anunciaron dos películas más que cerrarían una trilogía. Aunque si bien las dos siguientes mantienen el nivel, la tercera "X-Men: La Batalla Final" supuso una decepción para muchos (yo incluido, pero la he vuelto a ver en estos días y no me resultó tan mala). Posiblemente el hecho fue que Bryan Singer puso el listón bastante alto en sus dos primeras películas y abandonó la tercera para realizar "Supermans Returns" (que no le fue muy bien) y muchos notaron su ausencia. Tanto fue así, que aunque la tercera película cerraba un "ciclo", también optaron por dejar a los mutantes un tiempo fuera de los cines. Tan sólo el éxito logrado con Hugh Jackman como Lobezno hizo que hicieran un "spin-off" de su personaje. "X-Men Orígenes: Lobezno" fue un desastre, mucho peor que "X-Men 3", pero suerte que "X-Men: Primera Generación" supuso que la franquicia volviera adquirir interés en el público y también calidad. Parte de este "inesperado" éxito, también se lo debemos a Bryan Singer, que regresó a la producción, pero no a la dirección. Y con este nuevo éxito y basándose en los cómics fue que decidieron aprovechar el nuevo tirón y tratar de arreglar lo que hicieron mal en la tercera entrega de los "X-Men".



Para muchos "X-Men: Días del Futuro Pasado" es la mejor película "X-Men" hasta la fecha. Yo le tengo mucho "cariño" a las dos primeras y como dije, sin esas dos películas no estaríamos hablando hoy de "Días del Futuro Pasado" ni nada que atañe al "universo" Marvel, aunque sus últimos éxitos vengan de la mano de su colaboración con Disney. "X-Men" por cierto llega de la mano de 20th Century Fox, lo que nos demuestra que no sólo Disney parece que hace bien las películas de superhéroes. Aún así, como he dicho muchas veces, en el cine es muy complicado hacer una adaptación completamente fiel al original, ya sea libro o cómic, pero en esta nueva entrega creo que los aficionados al cómic se sentirán satisfechos (al menos que sean demasiado puristas). La historia está modificada y es lógico que Lobezno tenga mucho más tirón para el público en general que Kitty Pryde, pero en líneas generales hay mucho del cómic en la película. Para mi no llega a ser tampoco perfecta, lógicamente cuando juegas con los viajes temporales y ya has realizado anteriormente otras tres películas (cuando no tenías ni idea de que ibas a realizar esta historia) pues lógico que haya fisuras, pero son mínimas y casi imperceptibles. Nos quedaremos con lo que de verdad importa y eso es la historia, que transcurre casi en su totalidad en los años 70, con un trasfondo político y bélico marcado por la guerra de Vietman. Siendo su mayoría en el "pasado", es lógico que sus protagonistas sean los actores que "renovaron" la serie con "La Primera Generación", actores que como los originales, en su momento no gozaban tampoco de una gran popularidad, algo que han ido ganado con el paso de los años. Pocos sabían de Michael Fassbender, que hasta su primera aparición como el joven Magneto, sólo había tenido un pequeño papel en "Malditos Bastardos" de Quentin Tarantino, como la película más ligada a la popularidad. Con James McAvoy pasaba algo similar, ya que después de que se le reconociera por la genial "El Último Rey de Escocia" realizó un "blockbuster" con Angelina Jolie que creo que ya pocos recuerdan el nombre del fracaso que supuso y admitamos, que "Expiación, más allá de la pasión" es un "peliculón", pero no de esas películas de gran popularidad. Ni siquiera Jennifer Lawrence era la chica popular que es ahora, después de ser la protagonista de "Los Juegos del Hambre" y su Oscar a "Mejor Actriz" que la han hecho una de las actrices más cotizadas. Se puede decir que en aquella "Primera Generación" el nombre más famos era el del "villano" Kevin Bacon.


Pero siguiendo con "Días del Futuro Pasado", como funcionó el conflicto de los misiles en Cuba para lograr un trasfondo real, aquí continúan con la guerra de Vietnam y en parte el asesinato de Kennedy, para ubicar a los mutantes en una realidad histórica que puede hacer que todo sea más "creíble". Más allá de eso, la historia se desarrolla como una película de "espías" (similar a la última del Capitán América), en dónde sabiendo desde el futuro lo que pasa en el pasado, Lobezno y compañía tendrán que cambiar los sucesos para que el futuro no sea el mismo. Todo esto con unos personajes que después del evento de Cuba se han separado y hasta se han "olvidado" de sus poderes. Conflictos personales, conflictos entre "amigos", traición, dudas, arrepentimiento y hasta un Lobezno que no poseerá sus garras de adamantium, lo que indudablemente te hace ya ver que "X-Men: Días del Futuro Pasado" le dará algo más de importancia a la historia y a los conflictos de los personajes que a sus poderes. Algo que es un acierto, aunque puede que algunos se queden con ganas de más. Yo creo que es más que suficiente. A Lobezno ya lo hemos visto en 7 películas y es hora de otros mutantes, en dónde destacan por encima de los demás Mystique y Magneto (sigue siendo el mejor personaje, ya sea con Ian McKellen o Michael Fassbender) que no defraudará para el final de la película y su estadio de baseball. No quiero contar mucho más de la película, no vaya a ser que diga algo que no deba y perjudique a los que aún no la han visto. Tan sólo diré que en mi opinión, aunque la película es buena, esperaba algo más del "futuro". Tiene su inicio en el futuro con nuevos y viejos personajes, pero uno se queda con ganas de más para al final. Claro está que ya sabemos que habrá una siguiente película llamada "Apocalypse" (los más frikis deberán quedarse a ver la escena post-créditos, si no, la pueden obviar) y puede que veamos algo más de los nuevos personajes. Pero aunque podamos quedarnos con ganas de ver ese futuro apocalíptico, todo lo demás resulta tan interesante y está tan bien realizado que no se puede reprochar nada a la película, ni si quiera que el personaje de Quicksilver salga poco, por que lo poco que sale, puede que sea una de las mejores escenas de la película. No por meter muchos personajes y de forma exagerada y muchos efectos, la película te va a funcionar mejor. El acierto está en conseguir un balance en todo y una gran armonía, como se demuestra en dicha escena. Por ahora con "X-Men: Días del Futuro Pasado", Marvel sigue demostrando que son los que mandan, ya sea por medio de Disney, Sony o 20th Century Fox. Ahhh... y aún tienen que estrenar "Los Guardianes de la Galaxia".

No hay comentarios:

Publicar un comentario